Este website utiliza cookies propias y de terceros. Alguna de estas cookies sirven para realizar analíticas de visitas, otras para gestionar la publicidad y otras son necesarias para el correcto funcionamiento del sitio. Si continúa navegando o pulsa en aceptar, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies?
Síguenos
Lunes, 26 de junio de 2017. Madrid: 12:36 h
hechosdehoy.com

Síguenos:  Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter RSS

  Buscar
Suscríbete gratis
Especiales Tecnología  Redes   |   Tecnología personal   Especiales Ocio y Cultura  Viajes   |   Videojuegos   |   Madrid-Toledo-Barcelona + AVE
Especiales Salud  Innovación farmacéutica   |   Investigación médica   |   Psicología   |   Los retos del Alzheimer
Especiales Enfoques  Empresas y negocios   |   Golf   |   Recetas   |   Relatos
  Comunidad de blogueros
Myanmar: Misticismo en el país de las mil y una pagodas
Myanmar, la antigua Birmania, un destino interesante. (Foto: José Antonio Ruiz Díez)

Myanmar: Misticismo en el país de las mil y una pagodas

Muchos son los que buscan nuevos horizontes en Asia fuera de las rutas más turísticas. Lugares que les inviten a soñar y a sumergirse en culturas lejanas como la de la antigua Birmania.

OLORES, COLORES, SABORES
 / Actualizado 29 noviembre 2016 Ampliar el textoReducir el textoImprimir este artículoCorregir este artículoEnviar a un amigo
Muchos son los que buscan nuevos horizontes en Asia fuera de las rutas más turísticas. Lugares que les inviten a soñar y a sumergirse en culturas lejanas. Que no busquen más porque aquí está Myanmar para hacer sus delicias. Ya van varios lectores que me piden que escriba sobre Myanmar así que vamos a ello que es un país fantástico y muy especial.

Dejamos las Islas Salomón y Guadalcanal y nos vamos a ese país que todavía bastantes personas conocen como Birmania (sí, la de Tintín y su perro Milú). En primer lugar, ubiquémonos. Las fronteras más importantes de esta nación son India al Oeste, China al norte y Tailandia al Este más o menos. ¿Estamos todos en la misma página? Genial.



Proseguimos… Bien es cierto que en las últimas décadas ha habido guerras y otros conflictos políticos en Myanmar. Este motivo y un hermetismo a ultranza mantuvo durante mucho tiempo a la gran mayoría de visitantes fuera de sus límites geográficos. Una pena ¡pero ya no! Exceptuando algunas zonas fronterizas y algún que otro lugar, se puede visitar sin problemas y realmente merece la “pierna”.

Cuando uno quiere evitar otros países de Asia repletos de turistas, es una grandísima opción sin tener que meterse en sitios raros (como alguno que yo me sé…). Aunque tampoco nos llamemos a engaños, turistas hay pero menos que en Tailandia o en Vietnam, seguro.



Es de esos entornos en los que sabes que estás muy lejos. Los olores, los colores, los sabores, las gentes, la arquitectura… Todo cambia. Nada se parece a tu día a día y eso mola, ¿¿o no??

Yo fui con un gran amigo y, sinceramente, nos encantó. Disfrutamos de lo lindo entre paisajes, pagodas (templos de divinidades), caminos, compartiendo permanentemente con sus habitantes, con sus sonrisas y con su curiosidad. Como podéis ver en las fotos, hace ya unos años de ese viaje y eso se puede saber ¡solo! porque voy afeitado a tope (hace mucho tiempo que no lo hago. Ahora llevo barbita desenfadada que es más cool…)



Comenzamos nuestro viaje en Yangón (anteriormente Rangún) que, por cierto, no es la capital como probablemente alguno habrá pensado (aunque sí la ciudad más poblada). La verdad es que cualquiera que haya nacido en el milenio pasado (como yo pero estoy ahí, ahí…) lo podría pensar. La capital desde 2.005 es Naipyidó (Nay Pyi Taw). La famosa y renombrada Naipyidó…

Yangón es el centro neurálgico de la actividad del país, es algo bulliciosa y está llena de pagodas. Pagodas por aquí, pagodas por allá y pagodas por “acullá”. Algunas verdaderamente impresionantes. Da gusto sentarse cerca a observarlas con tranquilidad. La de Shwedagon, la de Chaukhtatgyi, la de Sule

También es un placer recorrer mercados como el de Bogyoke y conocer el barrio chino…



Pasamos allí unos días pateando de un lado para otro, respirando budismo, comiendo todo aquello que nos servían… hasta que llegó el momento de ir a Bagan y es que Bagan, es mucho Bagan… Jamás he visto en mi vida tantos templos juntos en un paisaje tan extenso. Mágico especialmente al atardecer.



Mi amigo y yo íbamos en plan místico a ver el lugar. Como para ponernos una música acorde a lo que íbamos a tener ante nuestros ojos y reflexionar un poco con los últimos rayos de sol. El momento llamaba, el ambiente se confabulaba para enriquecer las almas de los allí presentes… ¡Pues no se pudo! Porque mi “hermanasso” cerró la puerta del coche para ponernos en marcha y los auriculares quedaron fuera. Durante kilómetros y kilómetros fueron rebotando por la carretera hasta quedar dos cablecillos pelaos.



En cualquier caso, no iban a hacer falta porque lo que venía iba a ser todavía mejor. Cuando llegamos, subimos a un templo desde el que se podía ver buena parte de la extensión de templos. El misticismo rebosaba pero no estábamos solos. De repente, una horda de visitantes nos seguía (todos corriendo para coger un buen sitio). Al llegar a la picota encontramos a un individuo sentado mirando al horizonte, como meditando.



La gente se iba agolpando hasta el punto de empezar ya los roces de codos, piernas, alguno que aprovechaba para arrimar cebolleta… Y se empezaron a escuchar voces ansiosas y gritos (en español) de: “¡Vengaaaa, correeeed! ¡¡Que se pone el sol!!”. Ya teníamos al individuo totalmente acorralado e inmovilizado con medio cuerpo casi colgando de una pared bastante alta.

Parecía que iban a salir Bob Marley y Michael Jackson a cantar el No woman no cry a duo en breves instantes. En ese momento, el individuo se da la vuelta y dice a grito pelao: “¡Joder! ¡¡¡Me paso dos semanas por ríos y montañas para llegar aquí, para encontrarme a mi mismo, para disfrutar del silencio y la soledad!!! ¡¡¡Y me lo estais arruinando!!! Todo esto en español porque resultó ser de Cuenca.



A mí tampoco me emocionaba el hecho de estar rodeado de gente vociferando (y menos a mí que me gustan los sitios sin cabezas y cámaras colganderas) pero, oye, que el mundo es de todos… Y me salió un calmado pero irónico: “Mira, siddhartita, si lo que quieres es meditar y que nadie te moleste, camina 10 kilómetros en aquella dirección, ponte detrás de un árbol, mira para otro lado y allí ya te pones con tus chacras y tus movidas pero no des por saco que bastante tenemos ya…”.



En fin, cosas que pasan y espero que encontrara su lugar. Yo, para eso, me fui a Bután que es mejor opción. Al final, el atardecer llegó y todos lo disfrutamos. ¡Un espectáculo! Bagan nos ofreció muchas más sorpresas como el mercado de Nyaung U y más templos… Shwezigon, Ananda, Mingalarzedi… para después seguir ruta a otros destinos lejanos y no menos apasionantes. 



Si te gusta lo que lees, ¡compártelo!

Compartir en Facebook Compartir en Twitter Compartir en Google Compartir en Yahoo Compartir en Google Reader

Volver arribaVolver arriba


 Comentarios

Recuerde que las sugerencias pueden ser importantes para otros lectores.
Comentar
Comentario
Título (obligatorio)
Nombre (obligatorio)
E-mail (obligatorio)
Por favor rellene el siguiente campo con las letras y números que aparecen en la imagen inferior
     
Acepto la cláusula de privacidad
Normas de uso:

Esta es la opinión de los internautas, no de HechosdeHoy.com

No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes (tanto españolas como internacionales) o que sean injuriantes.

Reservado el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tono y de tema.
Noticias relacionadas:

Dajla, la Costa del Viento, donde el desierto besa al Atlántico

Salto a los Balcanes. Serbia, entre recuerdos de bombas y copas

Armenia, un país con más ciudadanos fuera que dentro del país

Aitutaki, Islas Cook, una de las playas más fabulosas del mundo

Publicidad
Publicidad
José Antonio Ruiz
TravelZungu
UNA ESCAPADA

Guernsey: mareas y estilo, playas bellísimas y paraíso fiscal

PUERTA AL PARAÍSO

Honolulu, el Los Ángeles de Hawái, surf en Waikiki, hula hula y mahi mahi

Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Lo más Leído
PRIMEROS DETALLES

Samsung Galaxy S9, dos versiones con el mismo procesador Exynos 9810

ALIADO DIARIO

Proteger el cerebro de la enfermedad de Alzheimer, el truco del aceite de oliva

TRES MEDALLAS DE ORO

España arrolló a Francia (71-51) en la final del Europeo de la República Checa

Publicidad
Lo más compartido


GOL DE DENIS SUÁREZ

Albert Celades siguió para España la hoja de ruta de Zinedine Zidane



MOMENTOS ESTELARES

San Juan, Lionel Messi, Riquelme, Ernesto Sábato y el oficio de vivir

Síguenos Síguenos en tu Smartphone Síguenos en Twitter Síguenos en Facebook
Blogs on fire
DESPUÉS DEL HAMBRE…

El argentino Andrés Romero (-17) vencedor brillante del BMW International Open

MOMENTOS ESTELARES

Ariana Grande, Allende, Víctimas de la Tortura y biografía de Abbado

COCINA INTERNACIONAL

Espárragos trigueros con salsa de gambas y un toque tailandés

HH Visual Las imágenes más vistas Lo más leído Los últimos blogs
Archivo general
JUNIO 2017
Guernsey: mareas y estilo, playas bellísimas y paraíso fiscal
Honolulu, el Los Ángeles de Hawái, surf en Waikiki, hula hula y mahi mahi
Azerbaiyán: Petróleo, fuego, petroglifos, lodo y Suzuki
MAYO 2017
Bakú: De las Flame Towers a callejuelas, bazares y palacios
Cataratas de Iguazú, accesibles, espectaculares e imponentes
República de Guinea, el Ébola y sólo faltó Dustin Hoffman
República de Guinea: ¡Ay Conakri de mis amores!
...ver posts de otros meses
 
Publicidad
Faq/Enlaces Mapa web El Tiempo en el Mundo El Tiempo en España El Tiempo en República Dominicana El Tiempo en EE.UU. Callejero Internacional El tráfico en España Traductor Diccionario
Publicidad
© 2017 Media, Marketing & Web S.L. Publicación controlada por Google Analytics Publicidad  |  Aviso Legal  |  Política de privacidad  |  Política de cookies