Este website utiliza cookies propias y de terceros. Alguna de estas cookies sirven para realizar analíticas de visitas, otras para gestionar la publicidad y otras son necesarias para el correcto funcionamiento del sitio. Si continúa navegando o pulsa en aceptar, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies?
Síguenos
Martes, 17 de enero de 2017. Madrid: 22:20 h
hechosdehoy.com

Síguenos:  Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter RSS

  Buscar
Suscríbete gratis
Especiales Tecnología  Redes   |   Tecnología personal   Especiales Ocio y Cultura  Viajes   |   Videojuegos   |   Madrid-Toledo-Barcelona + AVE
Especiales Salud  Innovación farmacéutica   |   Investigación médica   |   Psicología   |   Los retos del Alzheimer
Especiales Enfoques  Empresas y negocios   |   Golf   |   Recetas   |   Relatos
  Comunidad de blogueros
El inmenso poder de la derecha en República Dominicana
Danilo Medina en Palacio Nacional en Santo Domingo. (Foto: PresidenciaRD)

El inmenso poder de la derecha en República Dominicana

La izquierda de la década de 1960 fue aniquilada por Joaquín Balaguer, y víctima a la vez de sus propias divisiones. El PLD se convirtió en el gran heredero de la base social conservadora.

SIN ALTERNATIVA
 / Actualizado 8 diciembre 2016 Ampliar el textoReducir el textoImprimir este artículoCorregir este artículoEnviar a un amigo
 Relacionado con:
La reacción inmediata de algunos lectores a este artículo será que los términos derecha e izquierda son obsoletos, o que en la República Dominicana no hay diferencia ideológica porque todos los partidos giraron a la derecha. Es cierto, pero falta especificación.

El comunismo colapsó y la social democracia europea anda de capa caída; ambos sistemas fueron variantes de la izquierda. China ha impulsado una economía capitalista y no puede vanagloriarse de ser comunista más allá de usar el término para justificar el dominio político del Partido Comunista. Los países latinoamericanos del socialismo del Siglo XXI han devenido en regímenes caudillistas. Así, de la izquierda entendida como proyecto progresista de transformación social a favor de las mayorías oprimidas, queda poco en el mundo. Hasta Fidel murió.

El espacio que dejó la izquierda lo ha ido llenando la derecha. Europa occidental y oriental son muestra hoy del crecimiento de partidos de derecha xenófobos, y en Estados Unidos ganó el trumpismo.

En la República Dominicana, la izquierda de la década de 1960 fue aniquilada por Joaquín Balaguer, y por su propio divisionismo. Durante 12 años (1966-1978), Balaguer gobernó el país como le dio su gana. El clientelismo y la corrupción eran rampantes, y el límite lo imponía él mismo, supuestamente, en la puerta de su despacho. Se hablaba entonces de 300 ricos.

En el PRD, la social democracia consistió en posicionamientos y relaciones internacionales de José Francisco Peña Gómez. Los gobiernos perredeístas no impulsaron políticas socialdemócratas. Peña Gómez fue confinado a líder de masas que no hizo mucho por las masa. Su partido se constituyó en una garata y se impusieron las tendencias irreconciliables (Guzmán-Jorge Blanco, Jorge Blanco-Majluta, Hipólito-Miguel), hasta la división en el 2014.

El PLD llegó al poder de la mano de Balaguer. O sea, antes de llegar al Palacio Nacional, ya tenía hipoteca con la derecha. Las alianzas no son pura conveniencia de momento, transforman los proyectos políticos. El PLD es clara evidencia.

Por el apoyo de Balaguer, el PLD se convirtió en el gran heredero de la base social conservadora dominicana, y así se hizo partido mayoritario. Al clientelismo y la corrupción heredada, le agregó el asistencialismo; y esa potente combinación, sin una crisis económica de magnitud durante su mandato, explica su larga estadía en el poder.

A la gran coalición del PLD se unieron derechistas e izquierdistas. El llamado “Bloque Progresista” incluyó los principales partidos de la derecha dominicana: el Partido Reformista (PRSC), grupo a grupo, la Fuerza Nacional Progresista (FNP) y el Partido Quisqueyano Demócrata Cristiano (PQDC), entre otros. Esos partidos salieron de la coalición del PLD durante el primer gobierno de Danilo Medina por diversas razones.

Para las elecciones de 2016, el PRSC se alió al PRM, y ahí mismo murió la remota posibilidad de que el PRM se constituyera en alternativa progresista. Otros partidos de derecha (la FNP, el PQDC y el PUN) llevaron candidaturas propias.

Al final de la campaña electoral y después de las elecciones, estos grupos de derecha se han unido al PRM en la lucha por una supuesta institucionalidad que esos partidos nunca han representado ni impulsado. Por el contrario, siempre han bloqueado.

Más aún, en esa nueva alianza “pro-institucionalidad”, también están los llamados partidos alternativos, que pudieron haber forjado una alianza progresista en las pasadas elecciones y no lo hicieron. Ahora levantan la voz y la mano por la institucionalidad junto a la derecha rancia.

Sobran pues las muestras del inmenso poder de la derecha dominicana. Trastoca todo y siempre sale vencedora. Por eso no hay transformación en la República Dominicana.
 

- Ver también, Qué será de Cuba tras la muerte de Fidel sigue siendo una incógnita (Hechos de Hoy)
 

Compartir en Facebook Compartir en Twitter Compartir en Google Compartir en Yahoo Compartir en Google Reader

Volver arribaVolver arriba


 Comentarios

Recuerde que las sugerencias pueden ser importantes para otros lectores.
Comentar
Comentario
Título (obligatorio)
Nombre (obligatorio)
E-mail (obligatorio)
Por favor rellene el siguiente campo con las letras y números que aparecen en la imagen inferior
     
Acepto la cláusula de privacidad
Normas de uso:

Esta es la opinión de los internautas, no de HechosdeHoy.com

No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes (tanto españolas como internacionales) o que sean injuriantes.

Reservado el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tono y de tema.
Noticias relacionadas:

Qué será de Cuba tras la muerte de Fidel sigue siendo una incógnita

El PRM empantanado por la falta de unidad de Luis Abinader e Hipólito Mejía

Publicidad
Publicidad
Rosario Espinal
Ventanas en el espacio
REPÚBLICA DOMINICANA

¿Ley de Partidos? Comiencen por la electoral, es mejor algo que nada

2017 NO PINTA BONITO

Corrupción gubernamental, crimen organizado y delincuencia callejera

Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Lo más Leído
MEMORIA SELECTIVA

Rota y enterrada la asociación entre el dolor y las inclemencias del tiempo

REY DE LA FARÁNDULA

Repudio absoluto en Venezuela a la muerte de Arnaldo Albornoz

PLAN DE INVERSIÓN

BMW desafía a Donald Trump con su planta en San Luis de Potosí

Publicidad
Lo más compartido


MOMENTOS ESTELARES

Iñaki Urdangarin, Ana María Polvorosa, Marc Bartra y lo del gimnasio



GOLF ES LUCHA Y ESPERANZA

Surge Justin Thomas fuerte en el Sony Open Hawaii, donde el volcán llora

Síguenos Síguenos en tu Smartphone Síguenos en Twitter Síguenos en Facebook
Blogs on fire
MUY SANO

Tradicional guiso de habas con jamón, patatas, zanahoria y vino blanco

BAILOTEO EN LA PLAYA

El viaje al carnaval de Panamá que me salvó la vida

MOMENTOS ESTELARES

Michelle Obama, Daniel Diges, Arbeloa, Jim Carrey, y normal, light y zero

HH Visual Las imágenes más vistas Lo más leído Los últimos blogs
Archivo general
ENERO 2017
¿Ley de Partidos? Comiencen por la electoral, es mejor algo que nada
Corrupción gubernamental, crimen organizado y delincuencia callejera
DICIEMBRE 2016
El pueblo dominicano se ha acostumbrado a aceptar lo mal hecho
Danilo Medina observa el Código Penal por la penalización total del aborto
Donald Trump, el debate del giro xenófobo del Partido Republicano
El inmenso poder de la derecha en República Dominicana
...ver posts de otros meses
 
Publicidad
Faq/Enlaces Mapa web El Tiempo en el Mundo El Tiempo en España El Tiempo en República Dominicana El Tiempo en EE.UU. Callejero Internacional El tráfico en España Traductor Diccionario
Publicidad
© 2017 Media, Marketing & Web S.L. Publicación controlada por Google Analytics Publicidad  |  Aviso Legal  |  Política de privacidad