Este website utiliza cookies propias y de terceros. Alguna de estas cookies sirven para realizar analíticas de visitas, otras para gestionar la publicidad y otras son necesarias para el correcto funcionamiento del sitio. Si continúa navegando o pulsa en aceptar, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies?
Síguenos
Miércoles, 20 de febrero de 2019. Madrid: 17:33 h
hechosdehoy.com

Síguenos:  Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter RSS

  Buscar
Suscríbete gratis
Especiales Tecnología  Redes   |   Tecnología personal   Especiales Ocio y Cultura  Viajes   |   Videojuegos   |   Madrid-Toledo-Barcelona + AVE
Especiales Salud  Innovación farmacéutica   |   Investigación médica   |   Psicología   |   Los retos del Alzheimer
Especiales Enfoques  Empresas y negocios   |   Golf   |   Recetas   |   Relatos
  Comunidad de blogueros

Casa Celia un lugar para saborear los productos del mar gallego, incluido el centollo

El tesoro que guarda en su interior este animal marino es muy sabroso. Podemos saborear la carne blanca que alcanza hasta las patas. ¡Y qué decir de su jugo interior!

CENTOLLO ¿MACHO O HEMBRA?
 / Actualizado 18 enero 2014 Ampliar el textoReducir el textoImprimir este artículoCorregir este artículoEnviar a un amigo
Siempre se ha dicho que entre el macho y la hembra hay que optar por esta última. La centolla sería mejor que el centollo. Y así lo había leído y escuchado hasta este verano. En el puerto de Sanxenxo tiene su pequeña barca Toño "El parapeta", un pescador con años de experiencia que navega solo por la costa de la ría en busca de marisco, especialmente nécoras y centollo, respetando como nadie las épocas de veda.

Me contaba que el más sabroso es el macho, contra la teoría extendida que hace que todos se inclinen por la hembra. Ésta al ovular -me decía-, consume más proteína que el macho y en ese periodo se aletarga y se alimenta del plancton. El macho, por el contrario, no para de recorrer el fondo marino comiendo todo lo que encuentra a su paso con voracidad importante y selectiva. La hembra, por el contrario, se agarra con sus uñas a la roca y se queda hasta que estas se desgastan. El macho tiene mayor alimentación y también peso.

Según mi fuente marinera la hembra puede llegar a pesar hasta tres kilos, mientras el macho puede sobrepasar los siete. El centollo pequeño, al que en algunos puertos gallegos denominan bruño, paludo, pateiro cambia de piel tres o cuatro veces al año, mientras al llegar a adultos lo hacen una sola vez.


 
La carne de este animal marino es muy sabrosa. Podemos saborear la carne blanca que alcanza hasta las patas, componiendo su estructura interna. Es la más delicada de sabor. También ese jugo interior que se acumula, una vez abierto el bicho, en el interior del caparazón. Es de color marrón oscuro que la vista rechaza pero el paladar agradece. Su sabor es fuerte. La hembra, eso sí, puede añadir, el coral que son los huevos de ese color que alberga en su interior.

Álvaro Cunqueiro decía que la mejor manera de saborear el centollo es hervido. No le gustaba la forma de cocinarlo de los vascos: el famoso txangurro. Si bien dejó escrito que, durante algún tiempo, marineros gallegos que iban a la costera del bonito la adoptaron y no era difícil encontrarlo cocinado de esta manera en algunas tabernas del Berbés viguense.


Todo esto viene a cuento de la visita que con un buen amigo hemos hecho a Casa Celia, en los aledaños de La Coruña. Cuenta esta casa  con un largo historial familiar. Hoy es además de un restaurante conocido y muy frecuentado lugar de celebraciones, dada su amplitud de salones que no impide la intimidad de un comedor de diario, cuidado en su decoración y servicio de mesas. Nacida como taberna en 1936 hoy es un pujante negocio extendido en tres locales diferentes pero unidos.
 
Del centollo de marras hay que destacar la suavidad de su carne blanca, su textura sutil y ese gusto tan peculiar que tienen esos buenos crustáceos. En este caso la pieza valía la pena y puedo asegurar que es uno de los mejores centollos que he probado. 

Pero hay muchas más cosas en esta Casa Celia. Se practica una buena culinaria guisandera, culinaria de tradición casera. El marisco y el pescado fresco de lonja, que tienen es de primera calidad. La formas de cocinarlo son más bien tradicionales, lo que no es ningún desdoro. Que nadie pretenda ver vestigios de una culinaria de vanguardia, aquí la costumbre manda.
 
Hay en la carta todo tipo de mariscos, incluidos aquellos que bajo este nombre aparentan ser más prosaicos como son el pulpo o las navajas, que frescas  bien rendidas al fuego planchero se deshacen el boca.


Las ensaladas de todo admiten también el pescado. También la caza; así la de perdiz escabechada, tratamiento culinario este del escabeche que aquí preparan con tiento, acostumbrados como estamos a escabeches vinagreros.
El rape a la plancha con refrito de ajos esta correcto así como la lubina al horno o la de la casa con aderezos gallegos.

En carne abundan las ofertas entre ellas un abigarrado y barroco plato: aforcado de buey y ternera. Una enorme brocheta que aúna las dos carnes y que se presenta de manera original.



Para cierre unas filloas muy buenas de singular hechura.
Regamos el almuerzo con un albariño con Pazo Baion. Si el buen albariño, como decía Cunqueiro, es un excelente vino para tomar como aperitivo, comidas y para reflexionar orillamar es indicadísimo para mariscos y pescados. Éste, de color amarillo pajizo, posee un aroma delicado. En nariz aparecen tonos afrutados de cítricos y hierba verde. En boca se abre expresivo, suave y con un pasar extraordinario que refleja una buena selección de uvas y una vinificación muy bien hecha. Un vino muy recomendable.

FICHA
Casa Celia
A Cabana- Ancéis, 5. La Coruña
Tel:981674009
Abierto todos los días
Tarjetas: todas
Aparcamiento propio

Compartir en Facebook Compartir en Twitter Compartir en Google Compartir en Yahoo Compartir en Google Reader

Volver arribaVolver arriba


 Comentarios

Recuerde que las sugerencias pueden ser importantes para otros lectores.
Comentar
Comentario
Título (obligatorio)
Nombre (obligatorio)
E-mail (obligatorio)
Por favor rellene el siguiente campo con las letras y números que aparecen en la imagen inferior
     
Acepto la cláusula de privacidad
Normas de uso:

Esta es la opinión de los internautas, no de HechosdeHoy.com

No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes (tanto españolas como internacionales) o que sean injuriantes.

Reservado el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tono y de tema.
Centollo o centolla, el eterno dilema. (Foto: Casa Celia)
Pistas en la red:

Web de Casa Celia

Publicidad
Publicidad
LAHERA
A pedir de boca
PICOTEO INCLUIDO

La Vaquería Montañesa, la aparente sencillez de una buena cocina

CALIDAD Y BUENA MANO

A Solaina, la península del tesoro marisquero más sabroso

Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Lo más Leído
EL MÁS FRECUENTE

La combinación de inmunoterapia y cirugía en el tumor cerebral maligno

CHAMPIONS EN LYON

Ni Messi, ni Suárez, ni Dembelé, al FC Barcelona le falla el gol

ORDEN DIRECTA

Guaidó identifica a los jefes de las fronteras y les urge lealtad

Publicidad
Lo más compartido


CARIBE CANDENTE

Danilo Medina no quiere ser el 18 de la lista negra en América Latina



NO HAY FECHA

Meizu Note 9, la sorpresa de la cámara, el precio y el procesador

Síguenos Síguenos en tu Smartphone Síguenos en Twitter Síguenos en Facebook
Blogs on fire
NUEVA TRILOGÍA

La espeluznante relación entre Juego de Tronos y Star Wars

TRAMA POLICIAL

La Sala, la serie española de HBO con toques de Hannibal Lecter

BOMBAZO

Malú y Albert Rivera, la pareja sorpresa; y una ruptura muy fea

HH Visual Las imágenes más vistas Lo más leído Los últimos blogs
Archivo general
ENERO 2019
La Vaquería Montañesa, la aparente sencillez de una buena cocina
...ver posts de otros meses
 
Publicidad
© 2019 Media, Marketing & Web S.L. Publicación controlada por Google Analytics Publicidad  |  Aviso Legal  |  Política de privacidad  |  Política de cookies