hechosdehoy.com
Comunidad de blogueros

APAGÓN DE TWITTER Y FACEBOOK

Fiona Hill alerta de un "Russky Mir" y Friedman no descarta un golpe



Apagón de Twitter y Facebook en Rusia. Se confirma la muerte del general checheno Mogamed Tusháyev y del general ruso Andréi Sujovetski. Fiona Hill advierte del plan "Russky Mir" y Friedman no descarta la tercera hipótesis de golpe en el Kremlin.



Juan-Fernando Dorrego Tíktin  / Actualizado 5 marzo 2022

¿Qué futuro para Rusia?

¿Qué futuro para Ucrania?

¿Qué futuro para el mundo?

Fiona Hill
, especialista en asuntos exteriores, exfuncionaria del Consejo de Seguridad Nacional de Estados Unidos, y especializada en asuntos rusos y europeos, analizó en declaraciones al nativo digital Politico la gravedad de la invasión de Ucrania por Rusia.



Fiona Hill alertó de la extrema gravedad de la mayor guerra terrestre en Europa desde la II Guerra Mundial. De ahi que analistas denominen ya al conflicto en Ucrania como la III Guerra Europea.

Fiona Hill insstió en que no es demasiado tarde para hacer retroceder a Putin. Supone, aseveró, una tarea dramática para Ucrania en primer lugar pero también para la OTAN, para la Unión Europea y para las grandes empresas y corporacones. 

"Ucrania se ha convertido en la primera línea de una lucha, no solo entre democracias y autocracias, sino en una lucha por mantener un sistema basado en reglas en el que las cosas que quieren los países no se toman por la fuerza", insistió Fiona subrayando  que "todos los países del mundo deberían prestar mucha atención a esto".

Fiona Hill no ha ocultado a la vez el momento de peligro porque Putin está actuando cada vez más emocionalmente y es probable que use todas las armas a su disposición, incluidas las nucleares. 

Fiona Hill explicó la gran transformación de Putin al quedar recluido por la pandemia de la COVID-19. Literalmente atrapado durante días en los archivos del Kremlin revisando mapas y tratados antiguos y verificando todas las diferentes fronteras que Rusia ha tenido a lo largo de los siglos.

 De ahi su alucinante discurso contra exlíderes rusos y soviéticos, y su crítica al propio Lenin y a los comunistas porque en su opinión rompieron el imperio ruso y perdieron tierras rusas en la revolución. Y luego, con el hundimiento de la Unión Soviética, Putin reprochó que se perdió lo recuperado por Stalin como los Estados bálticos (los actuales Letonia, Lituania y Estonia).

Para Fiona Hill, Putin no busca sólo restaurar la Unión Soviética o el Imperio ruso de los zares sino lo que denomina como un Russky Mir o un Mundo Ruso. Supone romper todas las fronteras para volver a reunir a todos los rusohablantes en diferentes lugares que pertenecieron en algún momento al zarismo ruso.

Tres escenarios para Thomas L. Friedman




Thomas L. Friedman, experto y analistas en asuntos de política extertior y globalización y tecnología, dibujó tres escenarios en su análisis en The New York Times:

1. El desastre total.

Una impacable invasión para matar los civiles que sean necesarios y destruir toda la infraestructura de Ucrania para borrarle como Estado y cultura libre e independiente y acabar (encarcelando o fusilando) con todos sus dirigentes.

Un escenario de crímenes de guerra no contemplado en Europa desde el nazismo, el Holocausto y la locura de Hitler que acabó con su suicidio. En este escenario, Vladimir Putin y Rusia se convertirían en parias del mundo. 

Supondría el final de la reputación de un país con una masa terrestre que abarca 11 husos horarios, uno de los mayores proveedores de petróleo y gas del mundo., y en posesión  del mayor arsenal de cabezas nucleares de cualquier nación.

2. Un compromiso tras resistencia y sanciones.

El fracaso de la guerra relámpago y el peso de las sanciones obligarían a un compromiso, el llamado compromiso sucio, la segunda hipótesis.

A cambio de un alto el fuego y de la retirada de las tropas rusas, los enclaves del este de Ucrania que ahora están bajo control ruso de facto se cederían formalmente a Rusia.

Ucrania se comprometería explícitamente a no entrar nunca en la OTAN. Al mismo tiempo, Estados Unidos y sus aliados aceptarían levantar todas las sanciones económicas impuestas  a Rusia.

3. Derrocamiento de Putin y golpe en el Kremlin.

El tercer escenario apuntaría al derrocamiento de Vladimir Putin (o su muerte o su suicidio). Un movimiento de masas podría acabar finalmente con el reinado de Putin.

"Tengo la esperanza de que en este mismo momento haya algunos funcionarios de inteligencia y militares rusos de muy alto nivel, cercanos a Putin, que se estén reuniendo en algún armario del Kremlin y diciendo en voz alta lo que todos deben estar pensando: o bien Putin ha perdido un paso como estratega durante su aislamiento en la pandemia o está en profunda negación sobre lo mal que ha calculado la fuerza de los ucranianos, de Estados Unidos, de sus aliados y de la sociedad civil mundial en general", escribe Friedman.

Este tercer escenario sería el del triunfo de la segunda caída del Muro de Berlín (la primera fue en 1989). "Este vez triunfaría el sueño de una Europa entera y libre, desde las Islas Británicas hasta los Urales", sentencia Friedman.