hechosdehoy.com
Internacional

RETIRADA DE IRAK

Biden centra su atención en Asia Pacífico y el mar de China Meridional



Primero Afganistán y después Irak. Pacto en la Casa Blanca con el primer ministro iraquí, Mustafá al Kadhimi. Todas las tropas de combate estadounidenses estarán fuera de Irak a fines de este año 2021.



Hechos de Hoy / Arturo Vázquez / Actualizado 28 julio 2021



Pacto definitivo en la Casa Blanca del presidente de los Estados Unidos, Joe Biden, con el primer ministro de Irak, Mustafá al Kadhimi. Acuerdo para poner fin a las operaciones militares de combate de las fuerzas de Estados Unidos en Irak. Se trata de un hito después de dos décadas de operaciones militares.

Los analistas estratégicos no temen que este pacto (Acuerdo de Diálogo Estratégico) suponga el rearme e irrupción de un nuevo Estado Islámico (ISIS), las milicias terroristas que llevaron caos, destrucción y pánico a una gran parte de Oriente Medio



En la actualidad, concentrados en sólo tres bases, la actual misión militar supone una pequeña parte de la expedición de 160.000 efectivos que ocupó Irak después de la invasión. A partir de finales este año de 2021, los 2.500 soldados que permanezcan en Irak se dedicarán a tareas de observación y entrenamiento. Su objetivo seguirá sendo el mismo, ayudar a Irak para evitar que vuelva a sufrir una pesadilla de terrorismo fanático.

Joe Biden da este segundo paso después de la retirada de tropas de Afganistán. El presidente considera que Irak tiene ahora unas Fuerzas Armadas preparadas y organizadas para proteger un país con un inmenso territorio.



Mandos militares de Irak y Estados Unidos consideran que los entrenamientos han sido efectivos. Y que la misión, en sus objetivos esenciales, está cumplida. Estados Unidos aportará en adelante cooperación en materia de inteligencia, ayuda en entrenamiento y cobertura aérea siempre que sea necesaria. Es decir, seguimiento y observación con satélites para proteger y mantener la seguridad del país.

Joe Biden cierra así la larga etapa que se abrió tras los ataques terroristas del 11 de septiembre en Nueva York. El presidente de los Estados Unidos fue muy claro en la cumbre del G-7 y en la reunión de la OTAN en su gira europea.

"Estados unidos necesita luchar las batallas de los siguientes 20 años, no las de los últimos 20 años", apuntó el presidente destacando así la prioridad en amenazas como China y los ciberataques.