hechosdehoy.com
Radar latino

FUNCIONARIOS CORRUPTOS

Capador fue asesinado por conocer parte de la verdad en el magnicidio



Seria inquietud de la Administración Biden por las poderosas conexiones del narcotráfico y su infiltración en las élites políticas y judiciales en Nicaragua, Venezuela, Cuba y Haití.



Hechos de Hoy / Arturo Vázquez / Ignacio R. Ferreiro / Actualizado 21 julio 2021

El nuevo primer ministro de Haití, Ariel Henry, asumió la jefatura de Gobierno y pidió un castigo “ejemplar” para los implicados en el asesinato del presidente Jovenel Moïse.

“Todos los sospechosos de ser autores materiales o intelectuales deben ser identificados y llevados ante la Justicia. Nunca más tendremos que experimentar una tragedia así“, dijo Henry en la ceremonia de investidura del nuevo Gobierno.

Henry asumió el total liderazgo político después de que el primer ministro interino, Claude Joseph, renunciara al cargo en medio de presiones de la comunidad internacional para que cediera el poder.

El presidente Moïse nombró a Henry primer ministro el pasado 5 de julio, en el último decreto que firmó antes de su muerte, pero no llegó a ser investido en el cargo antes de que ocurriera el magnicidio, dos días después.
Nada sin embargo está cerrado en Puerto Príncipe. La investigación de Colombia y Estados Unidos ha destapado parte del iceberg. En Haití existe una seria infiltración del narcotráfico en el Poder Judicial, Poder Legslativo y Poder Ejecutivo. Hay hilos en la sombra y zonas que permanecen oscuras.

Por el momento, han sido detenidas 26 personas por su relación con el magnicidio, perpetrado el pasado 7 de julio, entre ellos 18 colombianos acusados de formar parte del comando que cometió el ataque contra la residencia de Moïse .

Además, siete policías han sido puestos “en aislamiento” por su implicación en el caso, aunque no están formalmente detenidos, lo que supone tres más que en el último balance oficial.

En los dos días posteriores al magnicidio murieron tres colombianos en tiroteos contra las fuerzas de seguridad, mientras que la Policía ha emitido órdenes de búsqueda y captura contra al menos otros 10 sospechosos.

Leon Charles, director de la Policía Nacional de Haiti, ha actuado con sospechosa celeridad desde la sede de  la Dirección General de la Policía Nacional. Primero apuntó a la pista colombiana, después informó que el autor del asesinato, Duberney Capador, fue abatido.

Pero ha sido escueto y parco en las pruebas logradas por Colombia y Estados Unidos de la implicación de los guardaespaldas en el magnicidio. Finalmente se ha confirmado en Puerto Principe que una persdona clave de la inteligencia de Haití está implicado en el magnicidio. Ha desaparecido del país y podría haberse fugadio a Venezuela.

La Policía Nacional de Haití ha confirmado por su parte  la detención de tres personas, entre ellos dos policías, implicados en el magnicidio. Los agentes detenidos fueron identificados como Bony Grégoire y Cliffton Hyppolite, anunció el director general de la Policía, Léon Charles.

El civil arrestado fue identificado como Dominick Cauvin, quien es sospechoso de haber participado “activamente” en las reuniones de planificación del asesinato, en especial en una que tuvo lugar en la casa de otro sospechoso, Reynaldo Corvington, quien también está bajo arresto.

Además, siete policías han sido puestos “en aislamiento” por su implicación en el caso, aunque no están formalmente detenidos, lo que supone tres más que en el último balance oficial.

En total, la Policía ha realizado 45 audiencias en el marco de la investigación interna para aclarar el papel de los agentes destinados a la seguridad de Moïse y ha tomado medidas cautelares contra 23 de ellos, según detalló Charles.

Anteriormente, la Policía había informado que se habían tomado medidas cautelares contra los 24 agentes que deberían de haber estado desplegados en la residencia de Moïse en la noche del ataque, pero el responsable de la Policía no explicó el cambio en las cifras.

En los dos días posteriores al magnicidio murieron tres colombianos en tiroteos contra las fuerzas de seguridad, mientras que la Policía ha emitido órdenes de búsqueda y captura contra al menos otros 10 sospechosos.

Entre los prófugos, la persona “más peligrosa” es Joseph Felix Badio, quien fue funcionario del Ministerio de Justicia y trabajó en la comisión de lucha contra la corrupción con el Servicio General de Inteligencia.

"La persona más peligrosa, que ha ejecutado, que siguió y comandó la operación es el famoso Badio Joseph Felix, a quien estamos buscando", dijo el jefe de la Policía. ¿Pudo haber matado Badio Joseph Felix a Duberney Capador tras haberle ordenado el magnicidio? ¿Le mató porque conocía demasiados datos de la trama y sus líderes.

Un gran escepticismo en Puerto Príncipe sobre hacia dónde va el país y quiénes gobiernan de verdad en la sombra y ordenador matar al hombre que quería cambiar la historia del país. ¿Alguien en República Dominicana sabe las claves que jan desencadenado el magnicidio?