hechosdehoy.com
Comunidad de blogueros

BRENT Y WEST TEXAS

El precio del petróleo se desploma un 6% por variante Delta y pacto OPEP+



Lunes 19 aciago en el mercado del petróleo. El barril de Brent cae hasta los 69 dólares y el de West Texas se cambió por 66 dólares. Reacción negativa al acuerdo pacto OPEP+ y a la expansión de la variante Delta.



José Vidal / Actualizado 19 julio 2021



El barril de Brent cae hasta los 69 dólares y el barril deWest Texas se cambia por 66 dólares. Lunes negro en los mercados del petróleo.

El precio del petróleo se desplomó un 6% por el temor a que el avance de la variante Delta de la COVID-19 frene la recuperación económica y tras el acuerdo de la OPEP+ para aumentar gradualmente la producción. Es la mayor caída en un día desde el mes de marzo,

La variante Delta surgió por primera vez en la India en octubre de 2020, y se ha extendido rápidamente a más de 80 países. Esta mutación de la COVID-19 es más transmisible que otras variantes. Supone un mayor riesgo de hospitalización y reinfección, así como mayor resistencia a las vacunas hasta ahora desarrolladas.

A la vez el mercado se ha mostrado escéptico y crítico a la decisión de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) de aumentar la producción de crudo a partir de agosto. La medida, anunciada el domingo, se ha traducido en una jornada de fuertes caídas que han llegado a superar el 7% y que la convierten en la peor sesión en general  desde junio de 2020.

Después de que a principios de mes, la OPEP y sus aliados (OPEP+) no llegaran a un acuerdo, el domingo en un gito total lo firmaron. Un pacto para reducir de manera paulatina los recortes de producción acometidos por los efectos de la pandemia y recuperar los niveles de 2019.

Entre agosto y diciembre se espera un incremento de 400.000 barriles diarios adicionales cada mes. Con ello, para septiembre de 2022 los productores se ponen el objetivo de haber recuperado 5,8 millones de barriles diarios, casi el 60% del volumen recortado, si el escenario económico lo permite.

El pacto afectó de manera muy negativa a los mercados, la evolución de futuros y la posición de los analistas.

El barril de Brent retrocedió un 7% y se situó al borde de los 68 dólares. El barril de  West Texas cedió alrededor de un 8% y se colocó por debajo de los 66 dólares por barril. Los dos en mínimos de mayo.

Los movimientos anunciados por la OPEP tienen como objetivo equiparar la oferta a la demanda, que se ha ido incrementando en los últimos meses con la disminución de las restricciones derivadas de la COVID-19, y que han disparado el precio del petróleo.

En lo que va de año, el barril de Brent sumó un 35% (tras caer un 21,5% en 2020) y el barril de Texas, un 40% (traer caer un 20,5% el año pasado). 

Según las estimaciones de la OPEP, la demanda petrolera global crecerá en el segundo semestre del año un 4,8% y otro 3,4% el año que viene, lo que elevaría la demanda diaria del mundo por primera vez por encima de los 100 millones de barriles diarios.

El mercado también acusa el aumento de los contagios de la COVID-19 por la propagación de la variante Delta y las posibles consecuencias que puede tener sobre la recuperación económica. Ya son varios los países que han impuesto nuevas restricciones que afectan de nuevo a la movilidad y por tanto, al petróleo.

La confianza en las vacunas se mantiene. Pero crecen a la vez las dudas sobre los escenarios que van emergiendo de inestabilidad y profundas diferencias económicas.