hechosdehoy.com
Deportes

LO MEJOR Y LO PEOR

Hamilton sienta el peor precedente con su juego sucio contra Verstappen



Se permitió el juego sucio contra Mad Max y los comisarios lo permitieron. Hamilton, con su salvaje agresividad, puso en peligro la vida de Verstappen. Se rozó el drama absoluto en Silverstone.



Hechos de Hoy / UN / Ep / Samuel Murphy / Actualizado 18 julio 2021

Atención a que todo será diferentes desde ahora en Fórmula 1. Se ha permitido el juego sucio. En el ambiente se masca no sólo la revancha sino incluso la venganza. Gran excitación entre Red Bull y Mercedes.

Emocion salvaje durante ocho curvas. Max Verstappen y Hamilton, los mejores, se rozaban pasándose de un lado al otro de la trazada.

Hamilton salió mejor que Verstappen, pero Max defendió su pole y mantuvo el liderato desde la primera curva.

En las gradas, un vocerío impresionante de la hinchada. 140.000 personas viendo en directo un espectáculo único, y quizás irrepetible. En juego, el éxito y también la vida.

Max defendía el exterior en la curva nueve, Copse, una de las más rápidas del circuito. Hamilton, en lugar de frenar y ceder, le tocó por el interior Rueda trasera derecha con delantera izquierda. Max estaba por delante por centímetros. Hamilton no lo respetó.

Le mandó directo al muro a muy alta velocidad, más de 300 kilómetros por hora, y el Red Bull golpeó con una violencia de 51G contra las protecciones. Bandera roja, piloto aturdido, trasladado al hospital aunque consciente y entero. Max pudo salvar su vida. Su particular ángel de la guarda le protegió.

Hamilton sacó de la carrera a Max Verstappen. Los comisarios callaron y miraron a otro lado. Sentaron el peor precedente. Desde ahora, la Fórmula 1 entra en la senda de la jungla, del todo vale y de la mafia en acción.

Choque de trenes

Fue choque de trenes en toda regla que eclipsaría todo lo que sucediera después en una nueva carrera, ya sin Verstappen en la pista. Hamilton ganó la carrera por delante de Leclerc y Bottas, y recortó de golpe 25 puntos a su máximo rival.

Peligroso precedente: la maniobra, algo más allá del límite, ha salido rentable en la clasificación.

Juego sucio

El piloto neerlandés Max Verstappen (Red Bull) sufrió un grave accidente, tras un toque con el británico Lewis Hamilton (Mercedes), en la primera vuelta del Gran Premio de Gran Bretaña de Fórmula 1 del que ha conseguido salir ileso.

Verstappen, poleman tras dominar la apasionante carrera al esprint del sábado, mantuvo una apasionante lucha con el vigente campeón del mundo durante las primeras curvas, muchas de ellas en paralelo, hasta que ambos llegaron a una de las curvas míticas del trazado inglés, Copse.

Con ambos rodando a casi 300 km/h, el piloto holandés, que entraba en la curva por el exterior, chocó con la rueda delantera izquierda del coche del británico. Verstappen perdió el control de su monoplaza, que perdió una de sus ruedas, y sufrió un brutal impacto contra las protecciones.

Tras varios segundos de incertidumbre y con bandera roja en pista, Verstappen pudo abandonar el vehículo ayudado por los comisarios, aparentemente sin heridas pero visiblemente aturdido y conmocionado. Por precaución, fue trasladado en ambulancia al centro hospitalario para someterse a un examen médico.

Se mete Ferrari

El piloto británico Lewis Hamilton (Mercedes) se impuso este domingo en el Gran Premio de Gran Bretaña de Fórmula 1, marcado por el grave accidente del poleman Max Verstappen (Red Bull) en la primera vuelta que costó 10 segundos de sanción al inglés, mientras que los españoles Carlos Sainz (Ferrari) y Fernando Alonso (Alpine) han finalizado sexto y séptimo, respectivamente.

A pesar de los 10 segundos de sanción con los que fue penalizado por Dirección de Carrera por su incidente con el líder del Mundial, que tuvo que abandonar la décima cita del campeonato, Hamilton consiguió vencer por octava vez en Silverstone, abarrotado por 140.000 aficionados.

Todo tras completar una espectacular remontada y superar a Charles Leclerc (Ferrari), entonces líder, a solo dos vueltas para el final, impidiendo la primera victoria de la Scuderia desde 2019. Así, suma su cuarto triunfo del año y recorta 25 puntos a Verstappen.

El propio Leclerc y el finlandés Valtteri Bottas (Mercedes) completaron el podio, mientras el británico Lando Norris (McLaren) y el australiano Daniel Ricciardo (McLaren) cerraron el 'Top 5'. Por su parte, Sainz se despidió de sus opciones de podio después tras una mala parada en boxes, mientras que Alonso pudo conservar su posición de salida conseguida tras su fantástica actuación en la carrera al esprint del sábado.

Todavía no se había cumplido el final de la primera vuelta en Silverstone cuando saltaron las alarmas. Verstappen, poleman tras dominar la apasionante carrera al esprint del sábado, mantuvo una apasionante lucha con el vigente campeón del mundo durante las primeras curvas, muchas de ellas en paralelo, hasta que ambos llegaron a una de las curvas míticas del trazado inglés, Copse.

Con ambos rodando a casi 300 km/h, el piloto holandés, que entraba en la curva por el exterior, chocó con la rueda delantera izquierda del coche del británico con la posición ganada; Verstappen perdió el control de su monoplaza, que perdió una de sus ruedas, y sufrió un brutal impacto contra las protecciones.

Tras varios segundos de incertidumbre y con bandera roja en pista, Verstappen pudo abandonar el vehículo ayudado por los comisarios, aparentemente sin heridas pero visiblemente aturdido y conmocionado. Por precaución, fue trasladado en ambulancia al centro hospitalario para someterse a un examen médico.

Dirección de Carrera decidió sancionar a Hamilton con 10 segundos de penalización, mientras la carrera se relanzaba desde la parrilla. El monegasco Charles Leclerc (Ferrari), el gran beneficiado del pique entre los dos primeros del campeonato, defendió su primera plaza para pasar a comandar la prueba.

Por detrás de Hamilton, el británico Lando Norris (McLaren) consiguió posicionarse tercero tras pasar al finlandés Valtteri Bottas (Mercedes), y Alonso se asentaba séptimo, con Sainz detrás. En el quinto giro al circuito inglés, el madrileño logró superarle.

Hamilton entró en boxes en la vuelta 28 para cumplir sanción, saliendo justo por detrás de Norris. Poco después era Sainz el que pasaba por garajes, pero una mala parada de 12 segundos lastró su carrera, en la que había conseguido situarse tercero; al incorporarse, se vio superado por el australiano Daniel Ricciardo (McLaren) y relegado a la cuarta posición.

Después de superar a Norris, Hamilton no encontró oposición en Bottas, a diez vueltas del final, para situarse segundo. Solo marchaba Leclerc por delante, y el monoplaza del inglés contaba con mucho más ritmo con el neumático duro; después de varias vueltas de persecución y de recortarle un segundo por vuelta, consiguió superarle a solo dos giros para el final entre el jaleo de la enloquecida grada de Silverstone. Con este resultado, recorta 25 puntos al todavía líder Max Verstappen, ahora a solo ocho puntos.