hechosdehoy.com
Ciencia y Tecnología

GRANDES MEJORAS

Avances tecnológicos que han cambiado la forma de entender el transporte



Cuando el mundo empieza a poner los ojos en los vehículos autónomos, es el momento de ver cómo los conductores de camiones han sabido adaptarse a los tiempos, acogiendo los avances con los brazos abiertos.



Hechos de Hoy / UN / ULY / Actualizado 8 julio 2021

Los avances tecnológicos que viene sufriendo la automoción están facilitando sobremanera la vida a conductores, pero, sobre todo, a los profesionales que se dedican al transporte de mercancías.

Cuando el mundo empieza a poner los ojos en los vehículos autónomos, es el momento de ver realmente cómo los conductores de camiones han sabido ir adaptándose a los tiempos, acogiendo las novedades y los avances con los brazos abiertos.

Mientras hace décadas ni siquiera se hablaba de las horas de descanso, actualmente la mayoría de camiones que transporta mercancías por las carreteras no solo nacionales sino internacionales disponen de dispositivos que no solo les permiten monitorizar el rendimiento del vehículo y las condiciones del mismo, sino que les permiten también adelantarse a la meteorología y condiciones de las carreteras para adaptar las rutas y conducción.

Pero, sobre todo, todo lo que viene a continuación garantiza la carga, evita la pérdida patrimonial no solo de las empresas de transporte sino de sus clientes y garantiza la correcta llegada de la mercancía.

“Desde que es posible monitorizar las rutas de las flotas, se ha avanzado mucho en términos de seguridad y calidad de trabajo. No solo se controla el estado del vehículo y carga, sino que se da prioridad al descanso y condiciones de trabajo del conductor, siendo éste el protagonista indiscutible para que la carga llegue a destino en perfectas condiciones” explican desde el sector.

Pero, ¿cuáles son los dispositivos más habituales?

Para empezar, no es raro ya monitorizar las flotas y tener sensores no solo de velocidad para garantizar que va a la adecuada dependiendo de la vía sino también, por ejemplo, de temperatura para saber que la carga lleva el refrigerado necesario y que en ningún momento, en caso de necesitarlo, rompe la cadena de frío.

A esto se suman las cámaras que, en cualquier momento, pueden visualizar y grabar lo que sucede tanto en el vehículo como alrededor de él. Esto ha sido muy positivo para evitar robos y para garantizar que el conductor está fuera de riesgo en situaciones comprometidas. De hecho, sirve también como garante para poder enviar ayuda o asistencia en caso de necesitarla.

Más allá de eso, la posibilidad del GPS permite a empresas y conductores decidir modificar las rutas de forma inmediata no solo para optimizar el viaje sino también para evitar cortes de carretera, atascos o incluso situaciones meteorológicas adversas.

Con toda esta tecnología, se sumó la anticolisión o ayuda a la conducción, algo que se llevaba reclamando mucho tiempo y que ha sido el gran aliado para las rutas más largas. Todo lo que sea ayudar a que las rutas y trayectos sean más seguros, son bienvenidos en el gremio y, sobre todo, en las empresas, que son capaces de garantizar a sus socios transportes en los que la mercancía llega en perfectas condiciones.

Se dice, además, que en breve comenzarán a desarrollarse con más rapidez las cabinas de corte eléctrico. Eso significa que poco a poco las carreteras no solo se convertirán en inteligentes sino también en mucho más sostenibles gracias al avance mecánico y en energías renovables que van a traer consigo los nuevos camiones a partir de mediados del siglo XXI.