hechosdehoy.com
Deportes

EMOCIÓN Y SUSPENSE

Un gran partido de España pero sin suerte ante Italia en los penaltis



Tres prórrogas después, en la segunda tanda de penaltis consecutiva, España se quedó a un paso de la final de la Eurocopa. Falló Olmo, que lo mandó por encima del larguero. Falló Morata, que lo tiró suave y poco colocado. Y no pudo hacer más milagros Unai Simón.



Hechos de Hoy / UN / Ep / Samuel Murphy / Actualizado 6 julio 2021

Ni Álvaro Morata, ni Gerard Moreno, la sorpresa en la alineación inicial de Luis Enrique. La selección española de fútbol busca este martes en el Estadio de Wembley el pase a la final de la Eurocopa 2020. Un billete que se presenta muy caro por tener enfrente a Italia, posiblemente el mejor equipo hasta el momento del torneo y que está inmerso en una racha muy positiva.

España afronta en la penúltima ronda el examen de mayor nivel al que se ha enfrentado hasta ahora en su recorrido por la competición. Italia ha sido el equipo más fiable y además ha ofrecido un fútbol valiente y atractivo como hacía mucho que no se veía, lo que aumenta las expectativas sobre la calidad del choque.

Los hombres de Luis Enrique Martínez se van a medir a una Italia que acumula ya 32 partidos sin perder desde que sufriese uno de los mayores disgustos de su historia moderna como fue quedarse fuera del Mundial de Rusia de 2018. Algo en lo que tuvo parte de culpa la Roja, que envió a la tetracampeona mundial, a la que goleó en el Bernabéu (3-0), a una repesca fatal ante Suecia.

Pero de esa pequeña travesía en el desierto, la selección italiana salió renacida de la mano de Roberto Mancini, que la ha colocado de nuevo a las puertas de un título que se la ha resistido históricamente y 15 años después de su último gran éxito, el Mundial de 2006. Pudo ser campeona continental por segunda vez en 2012, pero España le cerró el paso con contundencia en la final de Kiev (4-0) para firmar un triplete histórico.

Y desde entonces, la Roja también se alejó de la élite europea que había alcanzado gracias a su mejor generación de futbolistas, aquella que, entre otras cosas, se quitó complejos ante rivales como una Italia que ahora va a medir su madurez y su calidad futbolística. Italia es la que tiene la etiqueta de favorita y eso puede ser un plus para que la triple campeona de Europa pueda crecer algo más liberada para dar el gran salto que necesita para estar de nuevo un 11 de julio en una gran final.

Sin embargo, eso no cambiará en nada lo que intente este martes en un escenario de tanta historia y renombre como es Wembley, donde el equipo nacional quiere plasmar la misma filosofía que le ha llevado hasta estas semifinales, una ronda a la que ha llegado tras mucho sufrimiento tras sus duelos ante Croacia y Suiza, que necesitaron de una prórroga, y de penaltis en el caso de los suizos.

España superó a los de Vladimir Petkovic sin ofrecer su mejor partido y por ello debe recuperar su mejor fluidez para intentar dominar a una Italia con muchas armas y muy potente en todas sus líneas, a la que no se espera nada contemplativa como ya dejó claro en su semifinal ante otra clara candidata como Bélgica. Sólo Austria, en unos octavos decididos en el tiempo extra, ha podido inquietar a los de Mancini que tampoco han perdido un ápice de su fortaleza defensiva, respaldada por un portero de calidad como Donnarumma, y en este cruce recibieron su primer gol en sus últimos doce partidos.

Así, se espera una gran batalla tanto en la presión como, sobre todo, por tener la pelota entre dos equipos que apuestan por el 4-3-3 y con dos centros del campo destinados para ello. Busquets, Pedri y Koke ha sido el inamovible para Luis Enrique. Tienen que lidiar con otro de perfil muy parecido con Jorginho y los talentosos Barella y Verratti.

La Roja debe desconectar al futbolista del Inter y al del PSG para que el tridente ofensivo de Italia no amenace a una defensa que ha dejado alguna duda en los cruces y que debe rendir al cien por cien porque enfrente tiene a un goleador consumado como el veterano Inmobile. Aún dormido en este torneo, todo lo contrario que Insigne y Chiesa, que llevan mucho peligro y gol desde el costado.

Luis Enrique aún no ha repetido once y parece que tampoco lo hace en esta ocasión por los problemas musculares de Sarabia, que le impiden apostar por el trío atacante de los duelos ante Croacia y Suiza.

Oyarzabal peleará con los veteranos y curtidos Bonucci y Chiellini. Y Ferran Torres repetirá de nuevo, mientras que Dani Olmo, con más capacidad asociativa ayudará a los medios.

Atrás, Eric García busca ser el compañero de Laporte.

Por su parte, Mancini afronta el duelo con la importante baja de Leandro Spinazzola, uno de sus jugadores más destacados del torneo, pero que se lesionó de gravedad en el tendón de Aquiles en cuartos. Emerson apunta como su sustituto en el lateral izquierdo y Florenzi y Di Lorenzo son las opciones para jugar en el derecho.

Ficha técnica

- Dibujos iniciales:
ITALIA: Donnarumma; Florenzi, Bonucci, Chiellini, Emerson; Barella, Jorginho, Verratti; Chiesa, Immobile e Insigne.
ESPAÑA: Unai Simón; Azpilicueta, Laporte, Eric García, Jordi Alba; Busquets, Koke, Pedri; Dani Olmo, Ferran Torres y Oyarzabal.

- Árbitro: Felix Brych (ALE).

- Estadio: Wembley.

- Hora: 21.00/Telecinco.