hechosdehoy.com
Internacional

URGE OXÍGENO

Uttar Pradesh, el estado más poblado de India, devastado por la COVID-19



India, azotada por una espantosa segunda ola de la COVID-19. Una batalla titánica, y a la vez angustiosa, de muchos estados para intentar poner freno a la expansión. Urge el envío de oxígeno y medicamentos.



Hechos de Hoy / Mario M. García / María Céspedes / Actualizado 30 abril 2021

Uttar Pradesh, con 204 millones de habitantes, el estado más poblado del país, se encuentra entre los más afectados. La periodista de la BBC, Geeta Pandey, informó del sufrimiento y angustia.

Amaia Foces, médico de familia, está viviendo en primera persona el drama indio. Aportó por su parte las notas de un momento dramático.

"Es desgarrador, he llorado muchas veces, me pongo una coraza", pero la impotencia marca su día a día. Amaya recibe llamadas rogando una cama, oxígeno, la gente llega en ambulancias sin aliento. Desde su consulta telemática en un colegio de Nueva DelhiAmaia lleva semanas advirtiendo del repunte.

"Estaba programado el kumbh mela, que es la celebración del Ganges, la época de las bodas y el Gobierno en elecciones no quiso pararlo y se ha replicado".



Con un total de 851.620 infecciones y 9.830 muertes desde que comenzó la pandemia el año pasado, Uttar Pradesh no lo había hecho tan mal durante la primera ola que devastó a muchos otros estados indios. Pero la segunda ola lo ha llevado al borde del colapso.



Terribles imágenes de centros de pruebas abarrotados, hospitales que rechazan pacientes y piras funerarias ardiendo las 24 horas del día en los campos de cremación en la capital del estado, Lucknow, y otras ciudades importantes como Varanasi, Kanpur y Allahabad.

Uttar Pradesh es el estado más poblado de India.
Es hogar de uno de cada seis indios. Si fuera un país separado, sería el quinto más grande del mundo por población, solo por detrás de China, India, Estados Unidos e Indonesia.



Políticamente, el estado también es el más importante de India. Tiene la mayor cantidad de diputados (80) en el Parlamento, incluido el primer ministro Narendra Modi, quien, aunque es de otro estado, compite desde aquí.

Dramática expansión de contagios diarios

India registró este viernes un nuevo récord en las cifras de contagios diarios por coronavirus con más de 380.000 en las últimas 24 horas, mientras que el número de muertes experimentó un leve descenso con casi 3.500 fallecidos.



En concreto, el país notificó 386.452 nuevos contagios en las últimas 24 horas, elevando el total a más de 18,7 millones de casos desde el inicio de la pandemia, lo que mantiene a  India como la segunda nación más damnificada en términos absolutos solo por detrás de Estados Unidos.

El número de muertes por COVID-19 bajó, sin embargo, levemente hasta situarse en las 3.498, después de que ayer alcanzase un máximo histórico de más de 3.600 fallecidos en una jornada, según el parte diario que emite el Ministerio de Salud de India.

El país se ha situado en el epicentro global de una pandemia que avanza a pasos agigantados: en estos últimos siete días, la media de contagios diarios superó los 357.000, mientras que el promedio de muertes rebasó, por primera vez, el umbral de las 3.000.

Pese a que en la primera ola de la pandemia la tasa de recuperación de la India era una de las más altas del mundo, con el 97 % de los casos detectados, ahora es del 82,1 %.

La COVID-19 está golpeando con especial virulencia Nueva Delhi, que con 24.235 nuevos contagios en la última jornada, notificó 395 muertes, la mayor tasa de mortalidad que ha sufrido hasta el momento.

Por su parte, en la región de Maharashtra, la más castigada por la pandemia, los casos siguen al alza. En medio de esta crisis, la capital de esta región, Bombay, anunció anoche el cierre de su campaña de vacunación durante tres días por falta de dosis.

La ayuda internacional trata de aliviar la crisis de oxígeno y medicamentos con la llegada diaria de suministros procedentes de más de 40 países. Estados Unidos anunció el envío de cargamentos con suministros médicos por valor de más de 100 millones de dólares para hacer frente a la pandemia, y la primera de esas remesas llegó a India.