hechosdehoy.com
Internacional

ALARMA POR LA B.1.617

Situación aterradora en Nueva Delhi con colapso sanitario por COVID-19



India, con 1,300 millones de habitantes, se ha convertido en el principal foco de la pandemia de la COVID-19. La situación es particularmente grave en Nueva Delhi donde no quedan camas de unidad de cuidados intensivos (UCI).



Hechos de Hoy / Mario M. García / María Céspedes / Actualizado 29 abril 2021



India, con 1.300 millones de habitantes, se ha convertido en el principal foco de la pandemia del coronavirus, la COVID-19 que ha matado a más de tres millones de personas en todo el mundo desde que el virus se localizó por primera vez en China a fines de 2019.

Situación muy grave en Nueva Delhi

La situación es particularmente grave en Nueva Delhi donde no quedan camas de unidad de cuidados intensivos (UCI). Se vive una situación de pesadilla con el nuevo récord de 200.000 muertos por coronavirus



La explosión de casos se atribuye a la variante india y a las masivas manifestaciones políticas y religiosas de las últimas semanas. India superó el miércoles 28 los 200.000 muertos por COVID-19. La llamada variante india está causando estragos en el país y en su proyección internacional tras haberse detectado ya en al menos 17 países.

India (el cuarto país con más fallecidos por COVID-19 tras Estados Unidos, Brasil y México), superó el umbral de 200.000 muertos tras registrar más de 3.000 fallecidos en 24 horas por primera vez, según datos oficiales. La nación de 1.300 millones de habitantes, la segunda más poblada después de China, también señaló un importante número de contagios en un sólo día, unos 360.000.



 La comunidad internacional se movilizó para ayudar a India. El primer cargamento de ayuda médica británica, con 100 ventiladores y 95 concentradores de oxígeno, llegó el martes a Nueva Delhi. Francia, Canadá y Estados Unidos, entre otros, también anunciaron su asistencia.

La variante india suscita aún interrogantes. La Organización Mundial de la Salud (OMS) dijo desconocer todavía si el mayor índice de mortalidad se debe a una variante más agresiva, a la situación del sistema sanitario indio por la explosión de casos o a ambos. Esta variante, conocida científicamente como B.1.617, se ha detectado en más de 1.200 secuencias de genoma en "al menos 17 países", anunció la OMS, que citó por ejemplo el Reino Unido, Estados Unidos, Singapur. Bélgica, Suiza, Grecia e Italia.



"La B.1.617 tiene una tasa de crecimiento más alta que otras variantes que circulan en India, lo que sugiere que es más contagiosa", señaló la OMS.

Para evitar su propagación, varios países suspendieron o limitaron sus conexiones aéreas con India.

La presencia del virus preocupa en Europa, máxime cuando empieza a respirar de los largos meses de restricciones, como en Países Bajos, donde se levanta este miércoles el toque de queda. En Estados Unidos, por su parte, los ciudadanos vacunados ya no necesitarán llevar mascarilla al aire libre, salvo en caso de aglomeraciones.

Escenas aterradoras

"Nunca había visto una situación tan aterradora. No puedo creer que estemos en la capital de India", afirma Jayant Malhotra a la BBC. "Las personas no reciben oxígeno y mueren como animales", relató de forma dramática.

.¿Puede la terrible situación de India convertirse en un problema importante para el resto del mundo?

En este jueves 29, India registró un nuevo récord diario de muertos y de casos con 3.645 fallecimientos y casi 380.000 contagios en las últimas 24 horas. Solo en abril, notificó más de seis millones de nuevos casos, un tercio del total desde el inicio de la pandemia, atribuidos en parte a la nueva variante detectada en el país. El balance total de víctimas mortales es de 204.832.

Los hospitales continúan desbordados, se están quedando sin camas, sin medicamentos y sin oxígeno, mientras que la ayuda internacional prometida ha empezado a llegar. Este jueves está previsto que aterrice el primer avión militar estadounidense, con material sanitario que forma parte de un paquete de ayuda total de más de 100 millones de dólares.

"Así como la India envió ayuda a Estados Unidos cuando nuestros hospitales estaban sumergidos por la pandemia, Estados Unidos está decidido a ayudar a la India en este momento en que lo necesita", anunció la Casa Blanca.

Estados Unidos enviará una flota de aviones militares con oxígeno y material médico para producir más de 20 millones de dosis de vacunas. El Gobierno de Narendra Modi ha priorizado las importaciones de oxígeno, según ha explicado el Ministro de Exteriores, Harsh Vardhan Shringla, antes de destacar que 40 países se han comprometido a ayudar al país. 

En febrero, cuando las muertes por COVID-19 diarias eran de unos cientos y los casos nuevos por día oscilaban alrededor de 12.000, muchos en India tenían razones para creer de que el país había logrado escapar de lo peor de la pandemia.
Pero poco a poco comenzaron a ver cómo los contagios reportados aumentaban, llegando a superar los del punto más alto de la primera ola (93.000 por día).

Así se llegó a la crisis actual, tan fulminante que se pasó de 200.000 infecciones confirmadas a mediados de abril a más de 350.000 esta semana. Las muertes también se multiplicaron. Un promedio de 2.336 personas murieron diariamente en la semana que concluyó el 25 de abril, el doble de los fallecimientos en la peor parte de la primera ola.

Muchos hospitales están rechazando a nuevos pacientes y al menos en dos de ellos fallecieron personas internadas después de que se agotaran los suministros de oxígeno.
Los familiares de gente que contrajo el virus piden en redes sociales ayuda para conseguir espacio en hospitales, suministros de oxígeno y ventiladores. El panorama se complica más debido a que los laboratorios también están saturados.

La enorme población del país y los problemas logísticos hacen que sea realmente difícil realizar pruebas de COVID-19 masivas o registrar muertes con precisión, lo que vuelve mucho más difícil conocer la magnitud exacta de la crisis en India en comparación con las que atravesó Europa o Estados Unidos.

El tamaño de la población en India y el dramático aumento de casos y muertes lo que causa tanta preocupación.

Viajes aéreos y una economía globalizada

"Nunca habíamos visto una situación como esta, en la que el sistema de salud sea incapaz de hacer frente a la magnitud de las cifras en el contexto de un fuerte y continuo aumento de nuevos contagios", señala a la BBC el especialista Gautam Menon, profesor de Física y Biología y experto en el modelos de medición de enfermedades infecciosas.

Desde los primeros días, los científicos y los expertos en salud han rastreado cómo la infección se mueve de un país a otro, impulsada especialmente por los viajes aéreos y una economía mundial altamente globalizada.

Lo que sucede en India muy probablemente se extenderá por todo el mundo, especialmente porque el país tiene la diáspora más grande del planeta.

Los expertos señalan que el mundo necesita un aumento espectacular de la capacidad de lndia para vacunar a su población y prevenir la propagación del virus.A su favor el país tiene que es una potencia en lo que respecta a la fabricación de vacunas. Ejecuta un programa de inmunización masiva, produce el 60% de las vacunas del mundo y es el hogar de media docena de fabricantes importantes.

La campaña de vacunación de India, la más grande del mundo, comenzó el 16 de enero y tiene como objetivo alcanzar a 250 millones de personas hasta julio.
Se estima que alrededor de 118 millones de personas recibieron una primera dosis hasta abril y esto representa menos del 9% de la población.

Nadie está a salvo hasta que todos estén a salvo

Inicialmente limitado a los trabajadores de la salud y al personal de primera línea, el plan masivo se fue ampliando en etapas hasta llegar a los mayores de 45 años.

Pero la magnitud de la tarea de inmunizar a una población tan grande y los problemas logísticos y de infraestructura que plantea el país no dejan de complicar el despliegue.
Por todo ello se señala que la campaña de vacunación debe acelerarse mucho más para alcanzar sus objetivos.

Hasta que una población tan grande no se vacune con éxito, India representa un riesgo para todo el mundo. Nadie está a salvo hasta que todos estén a salvo. el grito de alarma y angustia lanzado desde India a toda la comunidad internacional.