hechosdehoy.com
Salud

AYUDA TEMPRANA

¿Cómo ha afectado el coronavirus a la salud mental y física?



La salud mental debe dejar de ser un tabú. Un psicólogo o psiquiatra ayudará a encontrar las herramientas para lidiar con la angustia, el miedo, la tristeza, la depresión o incluso, el duelo.



Hechos de Hoy / UN / AGC / Actualizado 12 abril 2021

A finales del año 2019 se registró el primer caso de Coronavirus, y no pasó mucho tiempo cuando él mismo empezó a manifestarse en diferentes partes del mundo y para marzo de 2020 ya había sido declarada una pandemia a causa del virus, que al principio muchos pensaban, no sería mayor problema. Hoy, a un año de ese suceso aún no podemos afirmar que hayamos vuelto a la normalidad, por el contrario, en muchos países del mundo la Covid-19 aun se sigue cobrando un número alarmante de vidas y aun se siguen aplicando medidas relacionadas al confinamiento, distancia, uso de mascarilla y prohibición de aglomeraciones.

A pesar del tiempo transcurrido, la población mundial está lejos de acostumbrarse y adaptarse a las medidas de prevención. En muchas ciudades se han registrado protestas en contra de muchas de ellas, irónicamente llamada a la aglomeración que puede empeorar el número de contagios.

Sin embargo, esto es consecuencia de algo además de la rebeldía y falta de comprensión de la gravedad de la situación, el coronavirus y todos las medidas que ha requerido han afectado la salud mental profundamente, siendo la ansiedad y depresión, algunas de las condiciones más comunes para el caso. Esto a su vez ha generado manifestaciones negativas en la salud física y sin duda, la desesperación de muchas personas.

Ante la llegada del virus se recomendó a la población encontrar maneras de sobrellevar la situación dentro de casa, buscando formas sanas de entretenimiento, ejercitándose y cuidando su salud a través de dietas saludables. Por esto se popularizaron muchas marcas de dietas para definir, mantener, o mejorar la composición corporal, y así mismo muchos entrenadores de distintas disciplinas ofrecieron paquetes de entrenamiento online para fomentar el ejercicio en casa, pero para saber cual de las compañías de alimentación o ejercicio es más efectiva es necesario chequear webs como Luminablog, en busca de reseñas.

Al principio muchos se tomaron la situación como unas pequeñas vacaciones, la mayoría de las empresas y negocios cerraron sus puertas como parte del confinamiento, por lo que quienes no fueran candidatos al teletrabajo, solo permanecieron en casa.

Pero esta tranquilidad duró poco, pues muchos pensaron que se trataría de una cuarentena de 1 mes, tal vez un poco más pero esta se fue prolongando y trayendo consigo dificultades económicas, el cierre definitivo de comercios que generó desempleo, el quiebre de distintos negocios, es decir, una serie de eventos que junto al miedo y ansiedad causada por el propio coronavirus y las posibilidades de contagio, hicieron estragos con la tranquilidad y estabilidad mental de muchos.

Lo que se ignora en muchos casos sobre la salud mental es que esta no se limita, literalmente, a la mente. El estrés y ansiedad, como la depresión y otras condiciones también cuentan con síntomas y consecuencias que afectan a la salud física, y son manifestaciones de estas condiciones con base en la salud mental, pero por supuesto debemos entender que en el cuerpo humano todo tiene conexión por lo que ambas van de la mano y cualquier alteración en una puede afectar a la otra.

Las situaciones de crisis, tales como una pandemia y todo lo que acarrea a nivel personal, laboral, familiar y económico, afectan tanto a la salud física como a la mental, incluso si la última suele ser menos tomada en cuenta por la mayoría. Las principales condiciones que se han visto en aumento han sido la ansiedad, depresión y estrés, por esta razón en muchos países muchas iniciativas han fomentado la búsqueda de ayuda profesional, pues estas condiciones deben ser tratadas con seriedad y de forma adecuada.

El personal de salud es sin duda de los grupos más afectados pues al ser la primera línea de atención frente al virus, deben lidiar con la atención del paciente, el cuidado personal, las posibilidades de contagio, el fallecimiento de múltiples pacientes y las situaciones fuera de control.

Para este punto no es un secreto que el personal de salud experimentó rechazo por parte de la población, acompañado de amenazas y agresiones, por miedo al contagio, un signo evidente de cómo ambos grupos poblacionales son afectados por el miedo y la angustia al contagio. Si bien son acciones injustificadas, son evidencia de que la salud mental se ha visto profundamente afectada durante esta pandemia.

Es importante entender que ante signos de ansiedad o depresión, es necesario buscar ayuda, la cual está disponible de forma gratuita por múltiples organizaciones mundiales. La salud mental debe dejar de ser un tabú para entender que estas no son condiciones con las que debamos lidiar solos o simplemente vivir con ellas, son tratables y con la ayuda adecuada mejoran de forma considerable. Un psicólogo o psiquiatra ayudará a encontrar las herramientas para lidiar con la angustia, el miedo, la tristeza, la depresión o incluso, el duelo.

La permanencia de estos estados prolongados de estrés o angustia pueden generar manifestaciones dermatológicas como la alopecia o pérdida de cabello, dermatitis, eczema y acné, y así mismo pueden generar ataques de pánico, palpitaciones, síntomas gastrointestinales como la acidez o dolor estomacal, y así la lista puede continuar.

Las personas que están atravesando esta situación por sí solas, quienes se acompañan de su familia, compañeros o amigos, todos deben poner especial cuidado en su salud no solo física, sino mental, y promover la búsqueda de ayuda temprana para encontrar herramientas para afrontar una situación que aún afecta de forma significativa al mundo.