hechosdehoy.com
Comunidad de blogueros

FIN DE LEGISLATURA

Iglesias y Sánchez en tromba en Madrid contra Isabel Díaz Ayuso



Sánchez asegura que agotará la legislatura pero prepara todo lo contrario. Presidente y vicepresidente, enfrentados pero a la vez aliados en el alud de noticias falsas, ataques y descalificaciones del fenómeno Ayuso.



Lola Paredes / Actualizado 21 marzo 2021

Pablo Iglesias -con su rol en activo de presidente, despacho, coche oficial y protección de Policía Nacional y Guardia Civil- no dudó en arremeter contra Isabel Díaz Ayuso mucho antes del comienzo de la campaña.



Desde Televsión Española (RTVE),  dijo que "es más que probable" que cuando se investigue "de verdad" a Isabel Díaz Ayuso "sea imputada y acabará en prisión". Lanzó su ataque sin prueba alguna con el ánimo de encender la campaña disparando en todas las direcciones.



Sobre Unidas Podemos, las encuestas están divididas. Podría quedar fuera de la Asamblea de Madrid. Esta en todo caso en lucha cerrada con la candidatura de Más Madrid. Iglesias, en pugna fratricida con Íñigo Errejón y Mónica García.

Precisamente la actriz Anabel Alonso fue puesta en un brete por Hilario Pino en el programa de La Sexta Noche en La Sexta. Desde el primer momento Iglesias dio por hecho la fusión de Unidas Podemos y Más Madrid y la retirada de Mónica García.

La opción de presentar una lista conjunt fue rechazada tajantemente por la propia Mónica García. "Las mujeres estamos cansadas de hacer el trabajo sucio para que en los momentos históricos no pidan que nos apartemos", explotó en su respuesta a Iglesias. Abrió a la vez un debate en las redes sobre si la actitud del líder de Unidas Podemos era una representación de machismo. 



Anabel Alonso fue preguntada por Hilario Pino sobre esta polémica. Anabel Alonso, incómoda, no consideró que la propuesta de Pablo IglesiasMónica García fuese un gesto machista. "Él lo propuso y ahí está Mónica para decir que no. Hace esa propuesta de una coalición de izquierdas y Mónica, con toda su sensatez, dice que no. Yo no lo considero que fuera una cuestión machista, sino que él como dirigente de Podemos se presenta, se propone".

Lo que sí reconoció  Anabel Alonso es que Iglesias debería haber hecho una especie de tanteo antes de hacer pública la propuesta, para determinar mejor su estrategia: "Igual tenía que haber tanteado un poco antes de decir: 'Hola, quiero hacer esto', pero yo no lo veo machismo".

El ataque de Sánchez



Por su parte el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, tomó el mando de las operaciones en Madrid. Presentó a Ángel Gabilondo -después de haber dudado de él- como el "candidato capaz de llegar a acuerdos". Y a la vez atacó con dureza a Isabel Díaz Ayuso por considerar que está "bloqueando" ayudas del Gobierno al haber adelantado las elecciones al 4 de mayo.

Isabel Díaz Ayuso contestó rápidamente en su cuenta de Twitter negando que la Comunidad de Madrid haya bloqueado ayudas del Gobierno por un importe de 600 millones de euros, afirmando que "es falso". Sánchez había subrayado que bloqueó ayudas por más de 600 millones de euros para pymes y autónomos que han sufrido las consecuencias de la pandemia.  Además acusó a Ayuso de "narcisismo" y de fuegos artificiales, y de provocar una crispación y división.

Para el consejero de Economía y Hacienda, Javier Fernández-Lasquetty, Sánchez ha empezado la campaña "con mentiras y con desprecio", ya que "no hay 600 millones de euros paralizados por la Comunidad de Madrid". Según Fernández-Lasquetty, es precisamente el Gobierno autonómico el que "ha salido a poner ayudas directas para aquellas empresas de los sectores que el Gobierno de Pedro Sánchez ha excluido como las peluquerías, los talleres u otros sectores comerciales".

Desde un primer momento lo que es la precampaña comenzó a ritmo frenético y con cuchillos afilados. Hay una lucha fratricida entre Unidas Podemos y Más Madrid. Pero a la vez las encuestas, como la de GAD3, han reflejago que Isabel Díaz Ayuso ha entrado en los caladeros de votantas tanto de PSOE como de PSOE. Es justo lo que verdaderamente alarma a Pedro Sánchez y su gurú de cabecera, Iván Redondo.