hechosdehoy.com
Ciencia y Tecnología

COMPLEJO ATERRIZAJE

Perseverance, un vehículo de última generación para buscar vida en Marte



Perseverance llegó con éxito a Marte en un aterrizaje complicado y con suspense. Por primera vez la NASA retransmitió en español el histórico momento. La colombiana Diana Trujillo, la mujer clave en una misión esencial.



Hechos de Hoy / Sonia Soto / Actualizado 18 febrero 2021



Hito de la NASA con su primera transmisión en español de un aterrizaje robótico en otro planeta. #JuntosPerseveramos quiere destacar el papel que los profesionales hispanos de la NASA han tenido en el éxito de @NASAPersevere

La llegada a Marte del Rover Perseverance, lanzado en julio del 2020, está prevista para este jueves 18 de febrero. La NASA comienza a transmitir a las 20.00 horas (hora peninsular de España) el programa Juntos perseveramos antes del descenso, previsto para las 21:30 horas.



Una retransmisión a través de la página web de la NASA y de sus canales en español de Facebook, Twitter y YouTube. Especial importancia tienen los llamados siete minutos de terror. Se trata del momento crítico de la misión. Un momento histórico. Rover Perseverance tiene que pasar de 20.000 km/h a 0 para que el aterrizaje robótico sea un éxito. El presidente Joe Biden, peniente de estos seis minutos claves para la NASA.



De la nave saldrá el robot Perseverance, similar al Curiosity que la NASA lanzó en 2011. Cuenta con seis ruedas, 23 cámaras y material científico para recoger muestras del Cráter Jezero, una zona rica en sedimentos, ideal para buscar bioseñales.

La misión Mars 2020 Perseverance tiene como objetivo rastrear la existencia de vida microbiana, además de obtener datos e imágenes de Marte. Se quiere profundizar además en el clima, el polvo y las condiciones ambientales de Marte, y si hay agua subterránea o si se puede producir oxígeno en la atmósfera para futuras expediciones.

A 130 km, la entrada en la atmósfera

Diez minutos antes de ingresar en la atmósfera de Marte, el Perseverance se separará de la etapa de crucero, que le suministró combustible durante el viaje.

Queda entonces conectado exclusivamente a la etapa de descenso, protegidos ambos por dos escudos; uno superior y otro inferior térmico.

A 130 km de la superficie de Marte, la misión entra en la atmósfera a una velocidad de 20.000 km/h. La fricción va a elevar la temperatura a 1.300 °C.  Un momento de un calor infernal.

A 11 km, la apertura del paracaídas

La atmósfera no es suficiente para ralentizar la nave que todavía avanzará a 1.500 km/h. A una altitud de unos 11 km, se despliega un paracaídas de 21 metros de diámetro, ubicado en el escudo superior. De esta manera se frena la misión a 300 km/h.

A 9 km, separación del escudo térmico

20 segundos después de abrir el paracaídas, se despega el escudo térmico. En ese momento, el vehículo queda expuesto a la atmósfera de Marte.

A partir de ese momento, comienza una tecnología totalmente nueva, Navegación Relativa al Terreno (TRN).

Las imágenes grabadas en directo se comparan con mapas grabados en su sistema. Se pueden definir las zonas peligrosas y tomar decisiones inmediatas para elegir el aterrizaje preciso.

A 2 km,  fase retropropulsada

A la altitud de 2 km, el vehículo de la NASA se desprende del escudo trasero y del paracaídas.

Con sus ocho motores habrá frenado el descenso. Después de realizar una maniobra para alejarse del paracaídas, termina descendiendo verticalmente al punto exacto del aterrizaje.

A 20 metros, separación del rover

A 20 metros del suelo, la velocidad pasa a 2,7 km/h. Es más lenta que el caminar de una persona.

Perseverance, (en español, Perseverancia), apodado Percy, el vehículo Mars rover diseñado y fabricado por el Laboratorio de Propulsión a Reacción, desciende suspendido por cables gracias a un sistema de poleas durante los últimos 15 segundos. Esta fase se llama skycrane.

El vehículo despliega entonces sus ruedas. Cuando toque suelo, los cables se cortan y la etapa de descenso se alejará para caer lo más lejos posible. Ante el retraso en la transmisión entre la Tierra y Marte, cuando la NASA confirme el aterrizaje, este, en realidad, habrá tenido lugar varios minutos antes.

Los secretos más sorprendentes de la NASA