hechosdehoy.com
Comunidad de blogueros

UN VISIONARIO

Pierre Cardin, pionero del prêt-à-porter, fallece a los 98 años



El nombre de Pierre Cardin ejerció un enorme peso en la alta costura francesa. Fue un mecenas, un hombre de negocios cuya moda futurista se hizo mundialmente famosa y "lista para llevar".



Olvido Rita Ferreiró / Actualizado 29 diciembre 2020

Pietro Costante Cardin, el séptimo hijo de un comerciante de vinos de Treviso (Italia), más conocido como Pierre Cardin, ha fallecido a los 98 años en un hospital de Neuilly, al oeste de París. Había nacido en 1922 en la pequeña localidad de Sant'Andrea di Barbarana, cerca de Venecia. Su familia emigró a Francia huyendo del fascismo y Pierre comenzó en la moda a los 14 años como aprendiz de sastre.

El diseñador fundó su propia casa de moda en 1950, y en las décadas siguientes construyó un imperio global logrando la fama como cofundador del futurismo en la moda. Comenzó como dibujante con Paquin, en 1946 fue a Elsa Schiaparelli y diseñó el vestuario de la película La Belle et la Bête de Jean Cocteau.

Pierre Cardin, pionero del prêt-à-porter, participó con André Courrèges y Paco Rabanne en la renovación de la alta costura francesa durante la posguerra. Pasó por algunas de las firmas más respetadas de la moda en la primera mitad del siglo XX. Junto a Christian Dior, Cardin presumió siempre de haber participado en la creación del traje de chaqueta que se convertiría en el emblema de la firma. "Le admiraba", dijo de Dior. "Él me hizo comprender lo que es la elegancia". Permaneció junto a Dior durante tres años, escribiendo "historia de la moda" con el llamado New Look.

En 1950 creó su propia marca que bautizó con su nombre y participó en la revolución de la industria de la moda que tuvo lugar en la segunda mitad del siglo XX.

Para Pierre Cardin, ser el primero fue una de las señas de identidad. En los años 60 se hizo un nombre con su moda experimental, futurista. Dejó a un lado la alta costura para dedicarse a prendas confeccionadas más accesibles. Fue el momento en el que la ropa a medida dio paso a las producciones en cadena, el llamado prêt-à-porter o "listo para llevar". Esta audacia lo acercó a un público más amplio, pero también le valió la ira e incomprensión de algunos colegas.

El diseñador también fue el primero en lanzar una línea masculina y puso su nombre a numerosos productos.

"Siempre he tenido el futuro en mi cabeza, siempre he diseñado para gente joven", dijo el modisto que vistió con traje negro y cuello Mao a The Beatles.