hechosdehoy.com
Tendencias y Estilo

TIEMPO EN PAREJA

Babymoon, una moda con éxito antes de la llegada del bebé



Meghan Markle, Ashley Graham o Khloe Kardashian son algunos de los rostros conocidos que han decidido realizar este tipo de viajes en pareja.



Hechos de Hoy / C. R. C.  / Actualizado 1 septiembre 2020

El embarazo es una etapa muy especial, no solamente en la vida de la mujer, sino en la relación de pareja. Se viven muchas emociones y sorpresas juntos. Durante nueves meses se espera con ansia la llegada del bebé que cambiará por completo toda la dinámica de la casa.

Babymoon es la última tendencia para las parejas embarazadas. Consiste en unas últimas vacaciones solo para dos ya que una vez nazca el bebé, todo será completamente distinto. 

El término "babymoon" no es más que un juego de palabras del famoso "honeymoon", la luna de miel que toman los recién casados posterior a la celebración de su boda. Por lo tanto, un babymoon es una luna de miel que toma la pareja antes de la llegada del bebé.

Aunque esto suele hacerse en el primer embarazo, que es cuando más se siente el cambio en la pareja por la llegada de un bebé, también puede hacerse en embarazos posteriores. La idea, es que ambos tengan una oportunidad para pasar tiempo juntos, antes de todos los grandes cambios que se avecinan.

Se trata de pasar tiempo juntos, de disfrutar de la compañía del otro y de tener la oportunidad de dialogar y compartir sin distracciones todo aquello que les ilusiona, motiva e incluso pone nerviosos acerca del nacimiento de su bebé.

En este caso, cada pareja puede elegir el destino y la duración de su babymoon, pero generalmente se buscan destinos relajantes o románticos. Los expertos recomiendan decantarse por destinos que no estén muy lejos y, por tanto, evitar largos trayectos en coche. 

Algunas de las ideas y actividades que pueden realizar en pareja durante su babymoon son tener cenas románticas, recibir masajes en pareja (siempre revisando que el sitio cuente con certificado), anotarse a rutas gastronómicas, realizar caminatas en la playa, hacer compras para el bebé o visitar sitios y monumentos importantes del lugar que visiten.

Aunque no hay un trimestre específico en el que se recomiende hacerlo, lo cierto es que muchos recomiendan hacerlo durante el segundo trimestre, es decir, entre la semana 12 y la 28, pues los riesgos y molestias del primero ya han terminado y las incomodidades del tercero aún no se presentan.