hechosdehoy.com
Editoriales

CAMBIO RADICAL

Iván Redondo y Pedro Sánchez ante un vuelco estratégico en el PP



Una gran expectación y seguimiento en el Partido Popular Europeo (PPE) ante la rectificación de fondo de Pablo Casado de romper puentes con la extrema derecha y resituar al partido en una opción de centro derecha.



Hechos de Hoy / Actualizado 19 agosto 2020

Atención a las consecuencias, significado e impacto de la destitución de Cayetana Álvarez de Toledo (nombramiento impuesto por el expresidente de Gobierno, José María Aznar) como portavoz del Grupo Parlamentario del Partido Popular en el Congreso de los Diputados:

1. Cayetana, pese a su obvia preparación y altura intelectual, mantuvo un discurso liberal-radical, lejos de la posición de centro derecha del PP, rivalizando e incluso superando las posiciones de la extrema derecha (Vox) en la Cámara.

2. A subrayar que en el momento de conocer su cese, Cayetana tildó al secretario general del PP y a su presidente de actuar como "una secta". Podría dejar su escaño e incluso darse de baja en el partido. Su salida no ha sido inteligente ni educada. Optó por el portazo.

3. Atención al impacto que le han causado a Pablo Casado los resultados electorales en Galicia (mayoría absoluta para el ala moderada del partido) y derrota dolorosa en el País Vasco (para el ala radical en alianza con Ciudadanos que solo benefició a Inés Arrimadas).



4. Por primera vez Pablo Casado está atento a las sensibilidades del Partido de los Empresarios (que lideran los CEOs de Inditex y Bankia) y que abogan por el cese de la radicalización en la vida política y proponen un debate sosegado, amplio, abierto, generoso y eficaz ante los gravísimos desafíos económicos de la COVID-19.



5. La elección de Cuca Gamarra (sorayista) es la opción de una mujer pegada a los papeles, el trabajo serio, la discrepancia razonada, y la búsqueda de los intereses generales, los pactos y los consensos.

6: Muy significativa, en decisión de enorme importancia, la elección de José Luis Martínez Almeida como portavoz nacional del partido. Es decir, una única voz que represente en todo momento el criterio razonado del partido en tiempos de continuas convulsiones que exigen tener un criterio de forma urgente ante la presión de las redes sociales.

En los cambios y la rectificación general de Pablo Casado es una decsión de profundo significado. Martínez Almeida, de 45 años, ha sido elogiado por Felipe González por su sagacidad política, rapidez en la toma de decisiones, y capacidad de aunar criterios de diferentes sensibilidades.

7. En el plano estratégico, Pablo Casado, en el dilema de dimitir o rectificar, rompe con el ex presidente del Partido Popular, José Maria Aznar, y su lobby particular, la Fundación FAES, que catapultó y exigió el nombramiento de Cayetana.

8. El giro más importante de estos cambios, que se estaban perfilando, apuntan a un nuevo escenario político en España que observan con atención la Comisión Europea y Alemania en particular. Sin romper la coalición de PSOE y Podemos, se podría formar en España una mayoria legislativa de Pacto de Estado o Gran Acuerdo Nacional de 224 diputados formada por PSOE (120), PP (88), Ciudadanos (10) y PNV (6)

9. El PSOE, en este escenario, observa (con cierto distanciamiento y precaución), la imputación de Podemos por corrupción y las causas abiertas que implican a Pablo Iglesias.
 
10. El PP por su parte comprende la dureza de la expulsión exigida por La Moncloa de Juan Carlos I del Palacio de La Zarzuela. Mantiene su posición de apoyo a la Corona como el escenario crucial de la reconciliación tras la guerra civil y no duda que el rey emérito volverá de inmediato a España si es imputado en la madeja de venganzas y acusaciones urdidas por Corinna y un comisario corrupto y aún poderoso desde prisión.

11. Ante estos escenarios emerge definitivamente la figura y personalidad de Cuca Gamarra, de 45 años, con una proyección de largo alcance que podría incluso llevarla a medio plazo a ser la candidata del Partido Popular y primera mujer que aspira a llegar a La Moncloa.