hechosdehoy.com
Editoriales

IGLESIAS Y CORINNA

Una campaña de acoso al régimen de 1978 que Sánchez no cortó de raíz



Sólo Felipe González ha respondido a calumnias, bulos e insultos por no estar en el Palacio Real, defendió el rol clave del rey emérito, y destapó la campaña que ha sido lanzada contra el régimen de 1978.



Hechos de Hoy  / Actualizado 3 agosto 2020

Situación muy dolorosa para el Rey Felipe VI y su madre, la reina Sofía, que permanecará en el Palacio de La Zarzuela. Un gran impacto nacional e internacional de la salida de España de Juan Carlos I.

De nuevo la herencia maldita del rey nacido en el exilio y escogiendo el mismo camino para no dañar a su hijo y al edificio de la Monarquía Parlamentaria que es el gran legado de la reconstrucción política y económica, la reconciliación y el retorno de nuevo de España a Europa como una de las potencias continentales.

Muy importantes y reveladoras - y realmente premonitorias- las recientes declaraciones del expresidente del Gobierno, Felipe González, a Xabier Fortes López en Los desayunos de TVE. Precisamente en el último programa de un formato que llegó a su fin.

De entrada, Felipe González señaló que no estuvo en el acto solemne del Palacio Real por motivos de salud. Respondió así a la campaña de calumnias, bulos e insultos lanzadas contra él en las redes sociales, especialmente Twitter. La más dolorosa incluso la que se lanzó desde sectores afines a Podemos acusando a Felipe González de haberse convertido en cómplice de la extrema derecha de Vox, única fuerza que decidió no acudir al acto del Palacio Real de homenaje a todas las víctimas de la terrible pandemia de la COVID-19.

Felipe González respondió de una vez a todas las insidias. En su comparecencia por videoconferencia reveló que lleva desde el mes de marzo confinado por la COVID-19 en su residencia de Guadalupe (Extremadura) por motivos de salud. Fue la razón de su ausencia.

Pero reveló además por qué hay estos ataques contra él y también contra la figura de Juan Carlos I.  Felipe González salió en su defesa apelando a su papel clave en la historia reciente y a la presunción de inocencia. Enmarcó además los "ataques" al rey emérito en una "campaña" contra el "régimen del 78".

 "El rey Juan Carlos I tuvo un comportamiento constitucional antes de la Constitución", subrayó señalando que hay que "respetar la presunción de inocencia" antes de "dar credibilidad" a lo que diga "una señora" (en referencia a Corinna a quien no citó de forma expresa).

"Hizo un enorme servicio al país. Hizo servicios fantásticos a España en situaciones muy complejas", insistió. 

Sin mencionarlos directamente, se refirió además a la difusión de las informaciones del comisario Villarejo. Afirmó que no se puede dar credibilidad a un "policía corrupto" solo en unas ocasiones y en otras no.

"Cuando alguno da credibilidad a lo que diga un policía corrupto o una señora tal, ligada a otro, que la de también cuando se refiere a ellos, no vaya a ser que valga la información que den en una dirección y no valga en otra", afirmó Felipe González, que alertaba sobre los peligros de dar por buena toda la información que se va conociendo sobre el rey emérito.

González cree que el legado histórico de Juan Carlos I no lo van a "borrar estas circunstancias". Se refirió así a la investigación al monarca por las supuestas comisiones cobradas por la adjudicación del AVE a La Meca a empresas españolas en 2011. A su juicio, todo esto se enmarca en una "campaña" que afecta "al régimen del 78".

Felipe González no dudó en ensalzar la figura del rey emérito y el trabajo que realizó durante el periodo en el que él era presidente del Gobierno. "Hizo servicios fantásticos en multitud de ocasiones, cuando se le requirió", sentenció.