hechosdehoy.com
Comunidad de blogueros

FRAUDE A LO BESTIA

Gonzalo, El Penco, las incógnitas sobre el candidato de Danilo



El escenario ante las decisivas elecciones del 5 de julio en República Dominicana podría estar experimentando un vuelco no previsto. Sin la presión de Estados Unidos, y bajo la COVID-19, Palacio Nacional juega sus cartas.



Melvin Mañón / Actualizado 9 junio 2020

Fraude a lo bestia (Lo van a intentar).

Cerradas las puertas para el fraude electrónico, Danilo Medina se apresta a una nueva aventura para el cinco de julio 2020. Todo sea dicho y hecho en aras de conservar la impunidad que lo ha protegido hasta ahora.

La llegada al país de la COVID-19 y los miedos y medidas que desató ofrecieron una oportunidad sobre la que se lanzó voraz el Sr. Medina. Posponer las elecciones del 16 de mayo al 5 de julio le dio tiempo y aire para lanzar la mas agresiva campaña clientelista que hayamos visto jamás.

Volando en aviones inadecuados, pero propios, trajeron de China unos miles de mascarillas y equipamiento auxiliar para proteger de la epidemia mientras el gobierno se declaraba incapacitado para comprarlos o gestionaba su adquisicion a sobreprecio escandaloso. Han invertido miles de millones de pesos llevando, después del toque de queda, pan, salami y arroz a miles de hogares. Han violado todas las leyes y normas de seguridad llenando de gratis cilindros de gas en plena calle.

Han censado y registrado a decenas de miles de hogares para beneficiarlos a nombre del Penco (*) con subsidios de emergencia que pagan con nuestro dinero. Han usado, con sin igual descaro,  el Plan Social de la Presidencia y la flotilla de vehículos del Estado para hacer campaña. Han dilapidado billones sin registro ni control en propaganda radial, televisiva y vallas.

Han montado un ejército de mercenarios para ir, casa por casa, comprando votos, consciencia y todo lo que estê a la venta porque ellos saben que solamente comprandolos tendrán votos para el Penco.  Al amparo de un artilugio financiero se apropiaron de 40 mil millones de los fondos de pensiones de los trabajadores y siguiendo su estilo han publicado decenas de encuestas falsas para crear la percepción, igualmente falsa pero políticamente util, de que el Penco ha crecido, está empatando o incluso se ha ido arriba en dichas encuestas.

La torpeza y pusilanimidad de candidatos opositores alienta la desfachatez del gobierno y de la JCE. El Penco no está en el imaginario de poder de los dominicanos. Cada voto a su favor es un voto comprado. Danilo Medina sostiene ese proyecto con nuestro dinero mientras el propio PLD se desangra, sin cesar,  en las juramentaciones de sus miembros en la Fuerza del Pueblo con Leonel Fernández.

El humor de esta sociedad se decantó por el cambio y el cambio va -por las buenas- el 5 de julio o a la mala poco después, pero va. Y sépase que, esta nueva realidad dominicana, se aplicará con igual o mayor rigor a las nuevas autoridades que estarían recibiendo un mandato condicionado a la calidad de su desempeño. Es probable que el poder, empeñado en campaña sucia, usando fallecidos para crear cuentas falsas de Internet, no haya leido el humor de este nuevo país. Al final, nosotros estamos abocados a un ajuste de cuentas múltiple y nada ni nadie evitará que se consume.

El ajuste será muy duro, solamente falta ver si será también sangriento. Danilo Medina ha perpetrado todas estas  atrocidades con el beneplácito de la Junta Central Electoral cuya infame conducta pasará a la historia y cuyos miembros, en su  momento, serán juzgados con severidad cuando este país, rotos todos los diques de contencción, haya de enfrentarse a las consecuencias de semejante proceder.

Es verdad que en cualquier otro país del mundo, incluyendo los africanos mas notorios, todos estos hechos hubieran desatado ya profundas e irreversibles reacciones. Es verdad también que cualquier resultado que emane de esa campaña es ilegítimo.  Acorralado por la inevitabilidad de ser perseguido y juzgado cuando esté fuera del poder y un nuevo gobierno se enfrente a la debacle del erario público, una deuda impagable, un país ingobernable le pasará la cuenta a todos.

Es verdad, finalmente, que Danilo Medina entiende que, inemerso el mundo en la pandemia, pocos observadores vendrán y poco será lo que hagan; además no habrá tiempo para impugnaciones ni reclamos. Por eso es tan importante que todas estas ilegalidades fueran documentadas y transmitidas al exterior aunque se sabe que no es el mejor momento para que les hagan caso. Y otra cosa, acosado el gobierno de los Estados Unidos por sus  propios problemas internos, no estará mirando para acá el 5 de julio y que, por todo lo sabido y dicho antes, Danilo tiene una oportunidad de intentar salirse con la suya.

Visto el dislocamiento de fuerzas y recursos asi como las limitaciones del poder existentes, lo van a intentar. No se si limitado a las candidaturas senatoriales para controlar la justicia  o van a ir a por todo, pero de que van a intentarlo no tengo duda alguna.  Si pueden será fraude a lo bestia y mientras mas exitoso sea para ellos este 5 de julio mas trágico resultará para todos pero también mas purificador.

Pueden tener éxito temporal mientras el miedo a mas de lo mismo con el Penco sustituye la frescura de una esperanza reverdecida de cambio. Eso puede ocurrir pero, si así fuera, el miedo - consumada la trama del 5 de julio- no tardará en convertirse en rencor  y, de lo mas profundo de este pueblo surgirá, con la fuerza del desengaño y el  odio desatado, un reclamo de justicia que hasta ahora solo se ha enarbolado con música, entusiasmo y algarabía pero sin sangre.

"Los sabios aprenden de los errores de otros, los listos aprenden de sus propios errores y los necios no aprenden de ninguno de los dos”. Alea Jacta Est para los que sepan leerlo en latín. “A tomar po’l culo” en la España de hoy.
 
 
PS: Este artículo estaba escrito cuando al atardecer del día 5 de junio vi publicado el decreto 208-20 que designa a 7 nuevos  gobernadores provinciales supuestamente  por renuncia. Aquí nunca antes han renunciado 7 gobernadores y menos a cuatro semanas de elecciones nacionales. Estoy convencido de que esas “renuncias” forman parte de un plan relacionado con lo que usted acaba de leer pero aun no puedo precisar los términos de la relación.
 



(*) El presidente Danilo Medina utilizó la expresión "un penco de candidato" para referirse favorablemente a Gonzalo Castillo, candidato por el Partido de la Liberación Dominicana.

Según el Diccionario del español dominicano, un penco se refiere a algo o alguien grande, o que tiene características insuperables, como uso extendido en la región sur del país. Sin embargo, en la región del Cibao, la voz penco se utiliza en forma despectiva para referirse a una bestia (caballo, mula o burro) flaca o haragana 
 

- 52.1 % a Abinader, 34.5 % a Gonzalo y 8.2 % a Leonel. La encuesta de Mercado & Cuantificaciones se realizó entre el 2 y 4 de junio. En este sondeo, el candidato presidencial del Partido Revolucionario Moderno (PRM), Luis Abinader, mantiene una ventaja sobre el candidato del Partido de la Liberación Dominicana (PLD), Gonzalo Castillo, y de la Fuerza del Pueblo, Leonel Fernández.