hechosdehoy.com
España

CONSEJO DE MINISTROS

Iglesias contra Calviño, la lucha de poder bajo el fragor del cacerolazo



Insólita lucha de poder y situación límite ante la maniobra de Iglesias para dañar el acercamiento de Sánchez y Arrimadas y favorecer el regreso a la mayoría de la investidura con Bildu y ERC.



Hechos de Hoy / José Vidal / Actualizado 22 mayo 2020

Tormenta formidable en La Moncloa como nunca se vivió bajo la democracia. Las caceroladas, de Venezuela a España, un fenómeno de protesta que crece contra el grupo bolivariano de Pablo Iglesias y su golpe en el Consejo de Ministros.

1. El pacto con EH Bildu ha abierto fisuras en el Gobierno y confundido al Partido Socialista Obrero Español (PSOE).

2. Nadia Calviño logró rectificar el acuerdo calificándolo de absurdo y contraproducente.

3. Podemos se desmarcó de la rectificación de Ferraz y reivindicó lo firmado con EH Bildu.

4. Barones socialistas han expresado su malestar por el acercamiento al partido de Arnaldo Otegi.



Antonio Garamendi, sobre el acuerdo con Bildu, confesó que "me escribieron pensando que era un bulo hasta que nos dimos cuenta de que era verdad". El presidente de la CEOE (Confederación Española de Organizaciones Empresariales) señaló en el programa La Brújula, de la Cadena Onda Cero, que el pacto entre el Gobierno y Bildu es una "irresponsabilidad" y genera una "inseguridad jurídica brutal".

Además, ha agradecido la intervención de Nadia Calviño al respecto. "Agradezco las palabras de la vicepresidenta y las entiendo", señaló.



Antonio Garamendi habló con claridad en La Brújula sobre el acuerdo del Gobierno con Bildu para la derogación de la reforma laboral. "Es una irresponsabilidad tremenda, porque en estos momentos hay cuatro millones de personas en ERTE, tenemos que ver cómo sacamos adelante la economía y poner esas cosas sobre la mesa genera una inseguridad jurídica brutal".

En este sentido, Garamendi ha afirmado que agradece las palabras de Nadia Calviño. "Entiendo las palabras de la vicepresidenta. Lo que pasa es que yo trato con un Gobierno, no con dos", ha dicho, a lo que ha añadido que le ha gustado el término "contribuyentes": "Por fin se nos llama contribuyentes, por lo que tenemos derecho a exigir".

Por ello, ha insistido en que desea tener la seguridad sobre qué quiere el Gobierno: "Si las cartas ya están marcadas, yo no me voy a sentar en la mesa. Sería muy bueno saber lo que se quiere, pero saberlo de verdad. No sabemos si es blanco, amarillo, naranja, qué tono tiene esto. Nos deja en un momento de incredulidad, porque no sabemos qué significa".

El presidente de la CEOE también ha comentado que no es "serio" lanzar este mensaje en un momento tan "delicado": "Tenemos que pensar cómo vamos a poner en marcha el país". Además, ha defendido la reforma laboral: "La han puesto en valor en Europa, deberíamos de pensar que ha valido para algo. Los ERTE son un hijo de esa reforma laboral, que es lo que sostiene a las empresas y da cobertura social a los trabajadores".

Por último, ha dicho que el pacto entre Gobierno y Bildu ha conseguido "unidad empresarial" para enfadar a todo el sector, y ha asegurado que se enteró de la noticia por los medios de comunicación: "Nos enteramos por los medios. Pensábamos que era un bulo hasta que nos dimos de que era verdad".