hechosdehoy.com
Editoriales

GRAVES DAÑOS

¿Un veto de Illa y Sánchez a la Comunidad de Madrid y la Fase 1?



Al contrario de otros escenarios de Europa y América -como es el caso de Bogotá-, el Gobierno central en España no confía en los líderes regionales y locales en el necesario avance de la reapertura económica.



Hechos de Hoy / Actualizado 15 mayo 2020

Un día se sabrá la verdad y se escribirá. Pero ya se puede avanzar que sería muy grave la existencia de un veto político a la Comunidad de Madrid y a la capital de España para impedir su avance en la normalización y la reapertura de su vida económica.

En su cuenta de Twitter, la presidenta de la Comunidad de Madrid desveló el trasfondo del momento político:

"El Ministerio de Sanidad no parece estar dispuesto a que Madrid pase a la Fase 1, pero no da razones técnicas. Nos emplazan a otra reunión mañana (viernes 15). Madrid cumple todos los criterios: ha aumentado su capacidad de camas y PCR, menor índice contagios..."



A destacar las siguientes cuestiones:

1. La Comunidad de Madrid cumple todos los criterios porque ha aumentado su capacidad de camas y de pruebas PCR (Reacción en Cadena de la Polimerasa) para la detección del coronavirus además de tener un menor índice de contagios.

2. En la última semana la media diaria de nuevos positivos en COVID-19 ha sido de 150 cuando esta cifra llegó a alcanzar los 3.300 casos confirmados al día.

3. Descenso del 86% en el número de pacientes hospitalizados respecto al pico de la pandemia y de un 73% en la cifra de ingresos en UCI (Unidad de Cuidados Intensivos). También la caída en un 93,82% en la espera en Urgencias.

4. La Comunidad de Madrid ha comprado 500 toneladas de material para tener un stock de equipos de protección individual de 45 días.

5. El Gobierno de la Comunidad de Madrid ha contratado a 685 profesionales para reforzar los ambulatorios y 400 técnicos que rastrearán los contactos estrechos de las personas que den positivo en el test.

6. Se han dado pasos decisivos para tener más asegurado y funcionando el sistema de Atención Primaria para que todo caso sospechoso pueda ser diagnosticado.

7. La Comunidad de Madrid dispone en la actualidad de 1.350 camas UCI y 17.000 camas en planta. Cuenta además, ante un posible repunte, con un plan de elasticidad en los hospitales públicos y privados que permitiría triplicar la capacidad de Urgencias y de camas UCI y duplicar la hospitalización.

8. La Comunidad de Madrid es una de las tres regiones con más pacientes curados por 100.000 habitantes, con una tasa de 603,28. Supera al Principado de Asturias, con 102,2; Islas Baleares con 129,8; Extremadura con 232,4; Aragón con 263,1; Cantabria, con 363,1; y Navarra con 519,7, todas ellas en Fase 1.

9. En la primera oleada del Estudio Serológico sobre el COVID-19 que está haciendo el Ministerio de Sanidad, las provincias de Cuenca (13,5) y Guadalajara (10,9), ambas en Fase 1, tienen una tasa de contagio mayor o similar a la de la Comunidad de Madrid (11,3).

10. A subrayar por último, en la tasa de letalidad, que provincias y comunidades que ya han comenzado el proceso de reapertura (desescalada) como Navarra, Zaragoza, Guipúzcoa, Álava, Asturias, Vizcaya, Teruel, Cáceres y La Rioja, superan a la Comunidad de Madrid.

De manera acertada, en la cadena La Sexta, Xavier Sardà, destacó que "cada día cae un avión en España". Aludió así a la brutalidad de los datos de muertes. La presidenta de la Comunidad de Madrid y el alcalde de Madrid han mostrado desde el primer momento empatía, humanidad, respeto y solidaridad ante una tragedia devastadora.

El Rey visitó de forma inmediata el Hospital Ifema, prueba formidable de la movilización regional. El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, no encontró hueco en su agenda para visitar uno de los hitos de respuesta a la pandemia, construido con la solidaridad de las empresas y el esfuerzo de las Fuerzas Armadas en la Operación Balmis.

La Comunidad de Madrid no ha planteado pasar a la Fase 1 como cuestión menor sino de necesidad económica. Hay una enome movilización ciudadana de coraje cívico y colaboración para evitar el derrumbe de la economía de Madrid. Es una cuestión que está en juego en esta brutal pandemia que ha tenido desde el comienzo las dos caras de la lucha por la vida y la supervivencia económica.