hechosdehoy.com
Comunidad de blogueros

EL PACTO CON ERC Y BILDU

De Zapatero a Sánchez, la maldición que pesa sobre la sede de Ferraz 70



De la polémica sobre al Falcon y la búsqueda de la imagen de John Fitzgerald Kennedy a prodigiosas exhibiciones en el escenario político. Pedro Sánchez insiste en su pacto con Podemos, ERC y Bildu.



Juan Araluce Letamendía / Actualizado 17 diciembre 2019

El ascensor de mi oficina tiene una pantallita que, mientras subes o bajas, te proporciona una información que a mí me resulta muy útil: además de decirte el tiempo que va hacer ese día y los posteriores, te da titulares de noticias de actualidad de un diario digital, que alterna con frases y consejos de personajes célebres y te cuenta curiosidades realmente muy instructivas. 

Así he aprendido que la jirafa es el único mamífero que no tiene cuerdas vocales, por lo que es completamente muda; o que la lengua de una ballena pesa como un elefante adulto.  Basándonos en los valiosos conocimientos que nos proporciona la pantallita del ascensor estamos confeccionando mi sobrino José y yo una enciclopedia de curiosidades con el fin de dejar un importante legado cultural a las próximas generaciones.

Esta mañana cuando subía a mi oficina, la ascensoril pantalla recogía, dejando a un lado las curiosidades, un escueto titular de noticia: “Por qué España debe invertir en salud mental”. 

Todavía no he tenido tiempo de acudir al digital para saber el contenido de la noticia, pero me ha dejado pensativo y luego, repasando los hechos de la actualidad política, he tomado conciencia de cuánta razón tiene el titular: si nuestro país hubiera invertido lo necesario en salud mental quizá hubiéramos evitado que afloraran presidentes de gobiernos socialistas tan asombrosos como Zapatero y Sánchez.

Yo no sé si Zapatero rompía billetes o no –que es la piedra de toque para distinguir la verdadera enajenación de la aparente locura, según estableció Jaime Campmany- pero cuando anunció que se iba a contar nubes, después de dejar España como un erial, Occidente respiró aliviado.  Cuando pensábamos que semejante personaje había sido una anécdota irrepetible en la historia política de España, va y ¡aparece Pedro Sánchez!

Hasta hace poco pensaba que su perfil psicológico era el de un zascandil narcisista y tarambana al que su país le traía al pairo con tal de subirse al Falcon disfrazado de John Fitzgerald Kennedy.  Pero a medida que pasa el tiempo y contemplo atónito sus prodigiosas exhibiciones en el escenario político me inclino a pensar que realmente pesa una maldición sobre el edificio de la calle Ferraz que afecta a la salud mental de cualquier cosa que pueda salir de allí.

Oigo a Sánchez y me acuerdo de la paradoja Epiménides: “Dices que mientes y dices la verdad, ¿mientes o dices la verdad?” Así estamos.  Lo malo es que nos va a volver locos a todos.
 

Juan  Araluce Letamendía es presidente del Consejo Editorial de Hechos de Hoy (part of MEDIA WORLD, la alianza de Periodismo de Calidad).