hechosdehoy.com
Comunidad de blogueros

PODER FEMENINO

Espléndidas Jennifer López y Constance Wu como Estafadoras de Wall Street



La nueva película de Lorene Scafaria, cuenta cómo un grupo de strippers logró estafar durante meses a altos ejecutivos. Un film que sorprende, sobre todo, por sus actuaciones.



Rick Blaine / Actualizado 9 noviembre 2019

fjrigjwwe9r1_articulos:cuerpo
En 2008 ocurrió lo que probablemente es la mayor crisis financiera en la historia de Estados Unidos, y por qué no, del mundo. Esto significó el cierre de muchas de las tiendas de Nueva York. Aunque hay muchas cintas en el mercado sobre la crisis, Lorene Scafaria ha arriesgado con una historia sorprendente.

Lorene Scafaria, poniendo toda la carne en el asador, ha brindado su mejor obra hasta la fecha. Se trata de Estafadoras de Wall Street. La película se inspira en un artículo de Jessica Pressler publicado en 2015 en el New York Magazine.



La historia sigue a Destiny (Constance Wu), una mujer que debe trabajar en un centro nocturno para ayudar económicamente a su madre, pero su inexperiencia le cobra factura hasta que conoce a Ramona (Jennifer López), la estrella del lugar, que rápidamente la apoya y le aconseja para conseguir más dinero en su trabajo.

Pero tras el colapso financiero, el lugar sufre ante la baja afluencia de clientes, la mayoría trabajadores de Wall Street de todos los niveles, por lo que las chicas deciden emprender una idea de Ramona, estafar a ricos ejecutivos drogándolos y alcoholizándolos, hasta que algo falla y todo se les complica.

Estafadoras de Wall Street cuenta a sus espaldas con un gran reparto. Como protagonista está una gran Jennifer López.  Le acompaña de Constance Wu, Julia Stiles o Lili Reinhart, entre otras, y con cameos como los de Cardi B o Usher, que si bien se quedan como algo anecdótico en el computo global de la historia, es importante reseñar su aparición. 

Es una adaptación muy agradable, con escenas eróticas sin llegar a ser grotescas, y con un cast impresionante. Jennifer Lopez logra hacer el mejor papel en su carrera pero sin llegar a aspirar por un Oscar.

Scafaria le da forma a una película sólida y efectiva, con un ritmo constante convirtiendo el antro donde sucede la mayor parte de la acción en un universo donde nada es lo que parece.