hechosdehoy.com
Comunidad de blogueros

RELACIONES HUMANAS

Las redes sociales y cómo afectan a la amistad



Todos conocemos a alguien que se ha enganchado en una pelea con algún amigo por alguna publicación. Estudia estas prácticas que probablemente realices en tus perfiles y que pueden afectar tus relaciones.



Andrés Gananci / Actualizado 3 noviembre 2019

fjrigjwwe9r1_articulos:cuerpo
En sus inicios las redes sociales fueron creadas para conectar a las personas entre sí. A través de estas plataformas los usuarios podían comunicarse y estrechar aun más los lazos que previamente las unían. Pero los usuarios no se conformaron con eso, sino que empezaron a hacer nuevas amistades y crear nuevas relaciones con gente que no conocían personalmente, lo que profundizó un poco más el efecto de esa conexión que se buscaba al inicio.

Hoy en día la conexión entre los usuarios sigue siendo muy importante, pero ahora hay muchísimas más funciones que se ha agregado a estas plataformas y que han tomado mucha fuerza desde sus inicios. Entre ellas destacan el uso corporativo y la manera en que las RRSS han hecho un increíble trabajo al impulsar personas, pequeños y medianos negocios.

Si tienes una empresa y todavía no has visto resultados positivos en la gestión de tus cuentas en RRSS, te invito a echarle un vistazo a este artículo de Gananci para que aprendas estrategias que puedes llevar a cabo en tus redes sociales para hacerlas más exitosas.

Actualmente millones de empresas de todos los tamaños están presentes en las redes sociales. Pero el volumen más fuerte es el de los usuarios naturales. Según el estudio Digital en 2018, llevado a cabo y publicado por Hootsuite y We Are Social, más de 3 billones de personas están activas mensualmente en este tipo de plataformas que cada vez tienen más importancia a distintos niveles.

Sin embargo, no todo es miel sobre hojuelas en estos sitios web. A veces los mismos en vez de conectar a las personas (que es una de las razones para su existencia), las separan. Quizá sabes de lo que estamos hablando. Todos conocemos a alguien que se ha enganchado en una pelea con algún amigo a través de las redes sociales por alguna publicación, por algún roce, entre otros.

Pero ¿por qué ocurre esto? Mira las siguientes prácticas que probablemente estás haciendo a en tus perfiles de redes sociales y están afectando tus relaciones:

- Compartiendo material sensible o reaccionando exageradamente a estos. Todos tenemos opiniones y es muy normal compartirla en las redes sociales. Además, hay que tomar en cuenta que hay algunos temas que son mucho más sensibles que otros.

El llamado no es a que te autocensures por completo para evitar enojar a otras personas. Es imposible complacer a todo el mundo, por ello no tienes ni que intentarlo. Lo que sí debes tomar en cuenta es que no puedes pretender publicar contenido sensible y que no tenga ningún tipo de consecuencia.

Entonces, sé responsable de la información, imágenes, videos y textos que compartes. En caso de que alguien tenga una opinión diferente a la tuya no quiere decir que sea una mala persona. Sopesa si esas opiniones encontradas son más importantes que la relación que ustedes dos tienen antes de engancharse en una discusión que quizá ni valga la pena.

- Siendo hostil a través de las RRSS. Está comprobado que las redes sociales y las funciones de estas empoderan a los usuarios. A través de un dispositivo móvil o un ordenador las personas no sienten como que están dando la cara porque es más fácil bloquear o silenciar al otro en vez de enfrentar las consecuencias de sus comentarios.

Este comportamiento está disociado de la realidad, debido a que no solo se hace con extraños, sino también con personas con las que tenemos relaciones de amistad, familiares, laborales o de cualquier otro tipo, lo que las afecta negativamente.

La recomendación es que antes de teclear cualquier comentario que cruce la línea de la amabilidad o hasta ofensivo, pienses si serías capaz de decírselo al remitente si lo tuvieras al frente. Si tu respuesta es negativa, elige ser íntegro en vez de esconderte en la suerte de valentía que otorga estar detrás de una pantalla.

- Falta de atención: a pesar de que las redes sociales nos conecten, en muchas ocasiones también nos separan. A través de la Encuesta Global al consumidor móvil se pudo saber que una persona promedio mantiene contacto con su celular unas 47 veces al día.

Esta cifra deja ver entre líneas que en muchas ocasiones podemos estar perdiéndonos de lo que ocurre a nuestro alrededor -incluso de la compañía de otras personas- por estar pegados a nuestros dispositivos móviles, lo que no es nada recomendable porque afecta negativamente las relaciones.

Si te sientes identificado con esto, puedes estar teniendo algún nivel de adicción a tu teléfono, pero puede ser controlado si tienes la disposición de hacerlo. Cada vez que estés con alguien préstale atención conscientemente y evita ese impulso de querer revisar tu móvil a cada momento. Si crees que es demasiado difícil y que quizá no seas capaz, mira estas claves de Gananci que te ayudarán a tener éxito en cualquier tema que te propongas.

- Tolerancia cero: algo que se le dificulta a muchas personas cuando están navegando en este tipo de plataformas es permitir que cada quien tenga sus propias opiniones, y al verlas, es casi automática que quieran refutar o corregir al otro.

No es necesario caer en ese desgastante juego. Si ves algo en una red social que no te agrada ¿Por qué no lo dejas pasar permitiéndole al otro el ejercicio de la libre expresión? La tolerancia no se trata solamente de respetar los pensamientos de los demás, sino también evitar el hecho de querer modificarlos.

Cuando entres a las RRSS siempre hazlo con la tolerancia en mente. Cada vez que la ignoramos estas plataformas se vuelven cada vez más peligrosas para las relaciones humanas.