hechosdehoy.com
Internacional

AMADO Y ODIADO

La muerte de Jacques Chirac, punto final a la historia del gaullismo



Su mentor político, Georges Pompidou, le llevó al Elíseo como su secretario privado y allí permaneció como presidente durante 12 años. Antes luchó en Argelia y tuvo su papel en el mayo del 68. Francia le despide con sentimientos encontrados.



Hechos de Hoy / UN / A. Knüppel / Actualizado 26 septiembre 2019

Luto oficial en Francia donde el presidente Emmanuel Macron anuló su agenda para dirigirse a la nación y despedir a uno de sus predecesores. El expresidente francés Jacques Chirac falleció este jueves a los 86 años de edad. Su sucesor en El Elíseo, Nicholas Sarkozy, declaró que con la muerte del expresidente "desaparece parte de mi vida".

Jacques Chirac, hijo de un banquero nacido en Paris el 29 de noviembre de 1932, fue presidente de Francia entre 1995 y 2007 y alcalde de París durante 18 años. Entre 1974 y 1976 fue primer ministro con Valery Giscard d'Estaing, cargo que volvió a desempeñar entre 1986 y 1988 en el gobierno de cohabitación con François Mitterand. Llevaba cinco años totalmente retirado de la vida pública por sus problemas de salud.



Chirac fue el último presidente que conoció la II guerra mundial, que luchó en la guerra de Argelia y que tuvo un papel en la revuelta de mayo del 68. El político conservador tuvo que gobernar en cohabitación con un gobierno socialista, y en las elecciones de 2002 se enfrentó al ultraderechista Jean-Marie Le Pen en la segunda vuelta ganando con un 82,1%, un resultado que le hizo entrar en la historia de Francia. Durante su segundo mandato en El Elíseo, en 2005, sufrió un accidente vascular cerebral.

Pero a Chirac también se le recuerda por las pruebas nucleares realizadas en Mururoa, en la Polinesia francesa, en 1995 con el argumento de "evitar la guerra". Unas pruebas a las que puso fin un año después tras enormes protestas en todo el mundo. En 2003 se opuso a la invasión de Irak, lo que le granjeó apoyos a nivel nacional e internacional, sobre todo por parte de los países árabes.



En diciembre de 2011, Chirac se convirtió en el primer expresidente francés en ser condenado a dos años de cárcel por malversación de dinero público y abuso de confianza durante su etapa como alcalde de París. No tuvo que cumplir la pena. A sus entonces 79 años ya se rumoreaba que sufría de demencia senil o incluso Alzheimer.

Estaba casado con Bernadette, una primera dama siempre a la sombra del presidente. Fueron padres de dos hijas, Laurence, fallecida en 2016 a causa de una anorexia nerviosa, y Claude, que llegó a ser consejera política de su padre.

Los franceses despiden a Jacques Chirac con sentimientos encontrados acerca de un hombre muy consciente de su poder, jovial y afable, incluso encantador, pero también terriblemente desconfiado y despiadado.