hechosdehoy.com
Comunidad de blogueros

JUEGOS DE LUCES

Adiós al mago de la fotografía de modelos en blanco y negro



El retratista alemán Peter Lindbergh, que falleció a los 74 años de edad, unió moda y fotografía y consiguió hacer arte. Consiguió capturar a Blanca Li, Penélope Cruz, Antonio Banderas o Marta Ortega.



Carmen Rodríguez Campos / Actualizado 4 septiembre 2019

fjrigjwwe9r1_articulos:cuerpo
Triste adiós en el mundo de la moda. Peter Lindbergh, conocido por sus imágenes en el mundo de la moda en blanco y negro, falleció a los 74 años de edad. Junto a una imagen del fotógrafo alemán que hace referencia al vacío, su cuenta de Instagram anunció su muerte. 

“Considerado un pionero en su arte, sabía cómo redefinir la fotografía de moda contemporánea y sus estándares de belleza al sublimar a mujeres de todas las edades”, dijo el comunicado, que no dio más detalles sobre el lugar o las circunstancias de su muerte.



Peter Lindbergh se le consideraba un artista de la fotografía. Se le recuerda por descubrir a las top models de los noventa, tras retratarlas a todas juntas en la portada del Vogue británico de 1990. “Tienes que intentar visualizar cómo será la década que viene, me dijo la directora, Liz Tilberis, y creí que nadie podría hacer aquello con una sola modelo”, contaba Lindbergh.

Comenzó a trabajar en la revista Stern junto a Helmut Newton o Guy Bourdin, pero pronto decidió desmarcarse y emprender su andadura profesional. Él fue el responsable de que la frescura, las caras lavadas y las poses naturales estuvieran por fin representadas. Casi siempre prefería el blanco y negro porque, según contaba en una entrevista, “cuando un rostro está cerca de la perfección, retratar en color le resta mérito”.

A partir de ahí, sus retratos en blanco y negro, en el contexto de paisajes industriales, se habían convertido en la marca registrada del fotógrafo, que había contribuido a la aparición del fenómeno de la supermodelos en los años 90 fotografiando a Naomi Campbell, Cindy Crawford, Claudia Schiffer o Kate Moss.

Esther Cañadas fue una de sus modelos preferidas y juntos realizaron trabajos que todavía siguen enamorando. Como la producción para Vogue Italia en 1998 con la española caminando por un paisaje lunar junto a Mark Vanderloo, imágenes con una textura especial y una crudeza realista intensa.

Fue uno de los fotógrafos de cabecera de Vogue, también en la edición de España. En 2010, por ejemplo, retrató su visión de Andalucía, pero además ha conseguido capturar a Blanca Li, Penélope Cruz (considerada de sus musas), Antonio Banderas o Marta Ortega.

Suyas son también las fotografías del número de septiembre del Vogue británico, editado por Meghan Markle, y que gira en torno a los perfiles de distintas mujeres que están cambiando el mundo. Al fotógrafo le sobreviven su mujer Petra y sus cuatro hijos.