hechosdehoy.com
Comunidad de blogueros

GRAN INTERPRETACIÓN

Impactante Nicole Kidman en "Destroyer. Una mujer herida"



Magistral y única en su mejor interpretación hasta la fecha. Reseñable también es el papel que borda Sebastian Stan en este thriller policiaco que toca la obsesión de una policía obsesionada con un caso.



Rick Blaine / Actualizado 23 febrero 2019

fjrigjwwe9r1_articulos:cuerpo
Destroyer: una mujer herida, no cuenta una historia extraordinaria ni la trata de una forma especialmente llamativa, pero remueve por dentro con este thriller diferente y notable. 



Se desarrolla en dos tiempos, el pasado y la actualidad. Usa los flashbacks con habilidad y hace cómplice al espectador, dándole a medida que avanza la trama, información sobre un trágico pasado, que solo conocen sus protagonistas.  

Interpretación más que notable, magistral, de Nicole Kidman, probablemente en el mejor trabajo de su carrera hasta ahora, tanto por los dos looks tan diferenciados (pasado y presente), como por su gestualidad, su voz (recomiendo ver el film en versión original subtitulada), su gran esfuerzo físico y gestual. 

Karyn Kusama, reconocida por proyectos anteriores como El Hombre en el Castillo o Jennifer´s body, presenta una historia cruda donde las lentes de la redención se superponen a los crímenes. Aunque la protagonista del film es una agente policial que ha cometido errores en el pasado, lo cual se pueden ver en otras películas, el tono de los actos y la escenografía transmite un mensaje gélido y distintivo.

Este no es otro que el de una mujer que lucha por encaminar hacia la libertad a quienes ama, porque todo está perdido, y de las cenizas que ella ha contribuido a crear, únicamente merece la pena salvar el futuro de una ciudad tan enferma y sucia como sus antiguas debilidades.

Sin embargo, si por algo destaca Destroyer, es gracias a Nicole Kidman. Siempre impecable en todos sus papeles, en este se sumerge bajo una capa tanto de maquillaje como de mediocridad moral, avaricias y castigos hasta el punto de no reconocerla en pantalla. Da lo mejor de sí misma y encarna a un personaje sin equilibrio interno, frívolo y fuerte, contradictorio y determinante, cobarde y como no herido.

También hace un buen trabajo Sebastian Stan. Sensible, honorable y valiente, el agente que acompaña a Erin en sus inicios profesionales, es un hombre de corazón incondicional.