hechosdehoy.com
Tendencias y Estilo

ESCAPADAS DE OTOÑO

Motivos por los que ir a disfrutar de Madrid desde Málaga



Madrid tiene mucho que ofrecer durante todo el año, pero septiembre y octubre son especiales. A lo largo de esas semanas todo en la ciudad parece confabularse para que locales y visitantes disfruten de un estupendo cierre de verano.



Hechos de Hoy / UN / Actualizado 24 septiembre 2018

fjrigjwwe9r1_articulos:cuerpo
Si bien Madrid tiene mucho que ofrecer durante todo el año, los meses de septiembre y octubre son especiales. A lo largo de esas semanas todo en la ciudad parece confabular para que locales y visitantes disfruten de un estupendo cierre de verano. Por esta razón, quienes aún no han agotado sus vacaciones, aprovechan para disfrutar de unos últimos días de descanso.

El otoño todavía no se asoma. Pero los días de mayor calor ya han pasado y la ciudad coge un aire cálido y amable. Esto atrae a malagueños y turistas de otras latitudes que habiendo agotado los días de playa, buscan unos últimos días en la ciudad.

Además del plácido clima, durante los meses de septiembre y octubre se pueden apreciar otros aspectos que garantizan unas vacaciones agradables. Pues, Madrid se llena nuevamente de madrileños que vuelven de sus vacaciones, a la vez que se vacía del resto de turistas.

Dado que es el inicio de la temporada baja, los servicios ofrecen un mejor rendimiento. Además, no será preciso hacer largas colas para visitar los sitios de interés. En este sentido, Madrid ofrece una variada oferta cultural, musicales, museos y entretenimiento durante septiembre y octubre.

Por otra parte, un viaje Málaga-Madrid durante esta época del año es una opción muy económica. En especial si emplean servicios Virail que permiten comparar las mejores opciones de transporte de Málaga a Madrid. Así, tanto si opta por viajar en tren, autobús, avión o coches compartidos, es posible hacerlo a precios accesibles.

Los motivos para ir a disfrutar de Madrid desde Málaga sobran, proponiendo una excelente opción para cerrar la temporada vacacional. Ya sea por el clima, la oferta cultural o las ofertas en transporte, esta es una oportunidad que no debe dejarse pasar.

Clima cálido y acogedor

Madrid es conocida por su clima seco de inviernos fríos y no muy lluviosos, mientras los veranos son realmente muy calurosos. Sin embargo, durante estos dos meses el calor del verano ya ha bajado bastante y el frío del otoño que comienza no es excesivo.

Para quienes no soportan muy bien el calor, visitar Madrid en los meses de julio o agosto puede ser un plan complicado. Pues, a lo largo del verano las temperaturas difícilmente bajan de los 35 - 40 grados, incluso en horas de la noche.

Sin embargo, en septiembre las temperaturas caen considerablemente, brindando medias de 23 grados y mínimas de 19°. Además, el clima se torna un poco más húmedo pero con pocas probabilidades de lluvia.

Así, si se decide ir de Málaga a Madrid en esta época, se debe llegar en la maleta ropa para toda ocasión. Ropa ligera para las horas de la mañana cuando el sol caliente, y prendas de manga larga para la tarde noche.

Además, puede ser necesario algo de protector solar para las pieles más sensibles, aunque ya no en factores demasiado altos. También se aconseja llevar un par de gafas para sobrellevar el sol de las mañanas.

Menor afluencia de turistas

La mayor cantidad de turistas acuden a la capital en el mes de agosto. Esto se debe a que durante este mes muchos se encuentran de vacaciones y aprovechan para visitar Madrid. Por esta razón, es la época en la cual los museos y catedrales madrileñas se colman de turistas formando largas filas para su ingreso.

Es tal la afluencia de personas en verano que incluso calles y aceras se ven atestadas de turistas. Esto dificulta caminar por la ciudad, visitar las tiendas e incluso los parques se perciben repletos de visitantes. Por ello, septiembre y octubre son meses ideales para ir a Madrid. Ya sin las grandes masas de turistas, es posible visitar los diferentes lugares de interés tranquilamente y sin hacer cola.

El otoño es ideal para recorrer los lugares más icónicos de la ciudad. Entre los lugares que ningún visitante se puede perder destacan el Paseo del Arte con sus 23 paradas obligatorias. Justo al lado, el parque El Retiro, donde se puede realizar un encantador paseo disfrutando del buen clima.

El distrito centro, donde están los barrios de La Latina y Chueca, ofrecen ocio y buena gastronomía, ideales para una tarde entre amigos. Los locales del barrio de Malasaña son otra gran opción. También es posible disfrutar de mercados como El Rastro. Para un recorrido mucho más tranquilo la ciudad cuenta con el Templo de Debod, mirador oficial de Madrid sur.

Además de los tradicionales lugares de interés, durante los meses de septiembre y octubre Madrid dispone de una variada oferta cultural. Exposiciones, ciclos de cine, actividades familiares, danza y teatro, conciertos y música clásica. Las noches son igualmente movidas y llenas de cosas por hacer, locales, fiestas para todos los gustos y restaurantes con variados platos y bebidas.