hechosdehoy.com
España

MANIPULADORA

Prisión provisional sin fianza por el asesinato de Gabriel



A Ana Julia Quezada se le imputa la comisión de delitos de asesinato, de detención ilegal y contra la integridad moral. La acusada declaró por segundo día consecutivo que golpeó al niño con la parte roma de un hacha y que luego lo asfixió.



Hechos de Hoy / Mentxu Rodríguez / Actualizado 15 marzo 2018

El juez decretó prisión incondicional para Ana Julia Quezada como presunta autora de la detención ilegal y el asesinato del niño Gabriel Cruz, después de que la Fiscalía Provincial de Almería lo hubiese solicitado al Juzgado de Instrucción número 5 en la comparecencia celebrada en la mañana del jueves para la adopción de medidas cautelares contra la autora confesa de la muerte del pequeño Gabriel.

El propio letrado de la acusada, Esteban Hernández Thiel, no descarta que se pida prisión permanente revisable contra su cliente, que se encuentra bajo custodia policial acusada por los investigadores de la detención ilegal y asesinato del niño, aunque espera que, en cualquier caso, el proceso sea breve y el sistema, justo con ella.

Según informaron fuentes judiciales, el juez de instrucción 5, Rafael Soriano, ya se encuentra redactando el auto después de que se haya producido la comparecencia de Ana Julia Quezada, quien fue trasladada a los juzgados a las 7 de la mañana desde la Comandancia de la Guardia Civil.

Quezada declaró por segundo día consecutivo ante el juez tras haber reconocido que golpeó al niño con la parte roma de un hacha y que luego lo asfixió. Cabe recordar que fue el miércoles cuando el juez prorrogó la detención de la mujer durante 24 horas tras su declaración, para realizar nuevas pruebas judiciales.

La arrestada volvió a responder a las preguntas del magistrado, en un nuevo interrogatorio en el que también han participado el Ministerio Fiscal y sus abogados. Ana Julia confesó el martes en la Comandancia de Almería que golpeó al niño con la parte roma de un hacha y que luego lo asfixió, tras declarar durante casi dos horas ante los agentes encargados de la investigación, a quienes también les dijo que había cometido el crimen ella sola.

Fue entonces cuando reconoció que durante una discusión con el pequeño el mismo día de su desaparición, Gabriel la agredió y ella respondió propinándole un fuerte golpe. La autopsia muestra signos de que el pequeño murió por estrangulamiento.