hechosdehoy.com
Comunidad de blogueros

LA OTRA GUERRA

La metáfora carcelaria de Jason Hall brilla en el "Deber cumplido"



El responsable de "El francotirador" dirige a Miles Teller, Haley Bennett, Joe Coleg y Beulah Koale en un relato que retrata el trauma que sufren los soldados al volver a casa.



Rick Blaine / Actualizado 15 febrero 2018

fjrigjwwe9r1_articulos:cuerpo


Jason Hall
dirige una ópera prima notable. Una película que dialoga a la perfección con El francotirador o Billy Lynn debido a su temática, aunque no es tan ambiciosa como ellas en términos de espectacularidad visual. Cabe recordar que Hall estuvo nominado al Oscar por el guión de la cinta de Eastwood donde además trabajó como productor ejecutivo e intérprete.

Tomando como punto de partida la reputada novela basada en hechos reales Thank You for Your Service de David Finkel, que adapta al formato de guión él mismo, la película nos presenta a tres soldados estadounidenses que tratan de reintegrarse en sus familias tras regresar de Irak.

En Deber cumplido (Thank You For Your Service) se presenta a Adam Schumann (Miles Teller), un sargento condecorado que vuelve a su hogar en Kansas en el que le esperan su esposa Saskia (Haley Bennett) y sus dos hijos pequeños, mientras que sus compañeros Billy Waller (Joe Cole) y Tausolo Aieti (Beulah Koale) tienen que lidiar con sus propios demonios y problemas personales.

Ahí es donde les asaltan los recuerdos de las situaciones extremas que han vivido y presentan enormes dificultades para encontrar y mantener un trabajo, por no señalar las barreras para acceder a la ayuda psicológica que tanto necesitan.

El estrés postraumático, el sentimiento de culpa, los pensamientos suicidas y el resorte de estar de forma permanente en alerta, son algunos de los problemas que comparten con otros muchos veteranos.

Tuvieron la suerte de regresar enteros por fuera, pero algunas heridas no son tan patentes al no manifestarse en el plano físico y ahora reciben el desdén de un burocrático sistema que los deshumaniza y desprotege. Podría decirse que esta es una película reivindicativa. Se habla del suicidio de los militares. 

Es una epidemia silenciosa en Estados Unidos. En la época actual, mueren más militares por su propia mano, es decir, suicidándose, que caídos en la lucha. El síndrome de estrés postraumático es el trastorno más frecuente de los veteranos, que les impulsa a acudir al Departamento de Asuntos Veteranos, que se encuentra desbordado, no teniendo el sistema medios suficientes para atender a todos los afectados, por lo que muchos se están organizando por su cuenta, creando grupos de apoyo e informando a la gente.

Si hay que señalar una fortaleza, más allá de su evidente y oportuno mensaje, es la impecable interpretación de Miles Teller, que consigue trasladar al espectador a la perfección los sentimientos de su personaje: la necesidad de cerrar heridas, salir adelante y pasar página. El reparto está protagonizado por Miles Teller, Haley Bennett, Amy Schumer, Joe Cole, Keisha Castle-Hughes y Brad Beyer.