hechosdehoy.com
Comunidad de blogueros

CRIMINAL HOYO 17

Juego firme de Rafa Cabrera Bello y los líderes Louis Oosthuizen y Kyle Stanley



No se esperaba mucho del canario. Pero eso es no conocerlo. No se rinde, ni a las tendencias. El silencio de Rafa Cabrera Bello es seria opción para ganar The Players.



José Ángel Domínguez Calatayud / Actualizado 13 mayo 2017

fjrigjwwe9r1_articulos:cuerpo
Tengo en mi Club algunos colegas de golf a quienes les gusta jugar en otros campos. No hacen caso de aquel veterano que no cesaba de amonestarnos: “Salir de aquí es para perder”. Claro que no se refería a perder el partido, sino a perder calidad de recorrido: tees de salida, fairways y greenes de mi Club nada tienen que envidiar a otros campos.

Pero nada, ni siquiera escuchan a los atletas que nos visitan y alaban el campo. “¡Vaya campazo!; es de lo mejores de Europa” me decía un exfutbolista de la 1ª División y hándicap 1 con quien jugué un partido. Ellos, mis colegas peregrinos, buscan y buscan lugares recónditos, nuevos retos y todo ese tipo de cosas de las que aprendí a huir como de mi tía Alicia.

El caso para estos amigos míos es encontrar ofertas donde poder hacer unos hoyos – no siempre 18 – y luego comer estilo homenaje medieval. La comida llega a ser más relevante que el golf.

De ellos me he acordado al leer la oferta del TPC Sawgrass para este verano. Ponderen ustedes toda una propuesta de lo más atractiva, si son hándicap bajo: 3 Noches en el Marriot Golf Resort & Spa; 1 vuelta por el recorrido de ThePlayers; 1 vuelta por en el recorrido Dye’s Valley; Breakfast Diario en la Casa Club del TPC Sawgrass; Bolsa rotulada Recuerdo del Hoyo 17 y Acceso al Cabana Beach Club.

Y todo esto, ¿por cuánto? Pues por la módica cantidad de 319 dólares por persona y día: O sea, si va usted con su pareja de golf y está tres días por esos pagos piérdale el apego a 1914 dólares (1753 euros al cambio de hoy). Más avión y dinero suelto para comer, cenar, bailar y chucherías de recuerdo.

Le pasaré la oferta al responsable de buscar destinos de este grupo de golfistas. Lo que más le va a tentar, que le conozco, es la posibilidad de forrarse pescando bolas: el lago del hoyo 17, asesino de tarjetas estará a tope de bolas nuevecitas de los profesionales. Y no sólo ese hoyo.

Y es que este campo en que se juega The Players es un lujo también deportivamente. Un desafío que afrontan los mejores del  mundo. Y entre ellos ha estado brillante en la segunda jornada Rafa Cabrera Bello.

El canario fue colíder en Casa Club tras terminar su vuelta en el turno de mañana con un -2 en el día y un -5 en el acumulado. En el Top 10 también andaba Jon Rahm que mantenía su -4 después de hacer par en el día: cuatro bogeys, cuatro birdies. También subía puestos Sergio García con su par en la jornada. Pero claro, todo eso era por la mañana. Quedaban los de la tarde, que no eran precisamente mancos.

Enseguida asomaron por allí, por los puestos de cabeza los Louis Oosthuizen, Kyle Stanley y JB Holmes, que a mitad de sus recorridos ya superaban al español que seguía en niveles de Top 5.

Y, cosas del recorrido de Florida, Vijay Singh volvía del pasado. El gigante, natural de las Fidji tiene 54 años y en un recorrido sin errores  en el hoyo 12 se metía en la cabeza, entonces -7, con un putt desde fuera del green. ¿Cómo es posible? Maestría oriental y residencia occidental: Vijay reside en Ponte Vedra y se piensa que es el jugador que más vueltas ha dado al reformado recorrido de TPC Sawgrass.

Pero otros que como él viven por la zona tampoco lograron hoyos triunfales. Por ejemplo, Billy Horschel o Jim Furik que tiró dos bolas al agua en el comebolas-hoyo-17. Un rótulo de la cadena televisiva anunciaba que era la peor segunda jornada en el hoyo de isla desde 2003: ¡más de 25 bolas acabaron en el lago!

Sin embargo dos jugadores supieron interpretar mejor que otros las tres claves del este recorrido jugando el The Players: velocidad de los greens, gestión del agua y paciencia.
Esos dos jugadores fueron el australiano Louis Oosthuizen(-9) y el americano Kyle Stanley (-9). Ellos tuvieron su día y jugarán en puestos de privilegio en el primero de los dos último días.

Nada está escrito mientras haces el camino. Lo escriben tus pisadas, lo dibujan tus pensamientos y lo presienten tus sueños. Y soñar con ganar pueden los españoles: Sergio García puede entre sábado y domingo enjugar los nueve golpes que le separan de la cabeza.

Pero mejor lo tienen los que están entre los diez mejores. Jon Rahm (-4) es capaz de todo lo mejor cuando le empuja un corazón enfriado por la cabeza. Y Rafa Cabrera Bello (-5) estaba a un paso de apresar a los líderes.
El sábado más. Y mejor.