hechosdehoy.com
Comunidad de blogueros

PREMIOS DE ENSUEÑO

México y España, los puntos fuertes que destacaron en la Berlinale



Everardo González y Esteban Arrangoiz fueron los nombres de los dos mexicanos que triunfaron en el Festival Internacional de Cine de Berlín. Carla Simón deslumbró con "Verano 1993".



Rick Blaine / Actualizado 20 febrero 2017

fjrigjwwe9r1_articulos:cuerpo
España tuvo un gran hueco durante la Berlinale. La cinta española Verano 1993, de Carla Simón, se hizo con el Premio del Público, un galardón que dejó un gran sabor de boca por el excelente trabajo que realizó la española, llenando  las salas de Berlín durante todos estos días.

El filme trata de una niña de seis años que, tras el fallecimiento de su madre, afronta el primer verano con su familia adoptiva. Simón creó su obra a partir de un guión escrito y desarrollado por ella misma durante el III Laboratorio de Escritura de Guión Cinematográfico de la Fundación SGAE, en el año 2015.

La idea para el filme surgió después de haber rodado un corto de dos niños, hermanos, que se enfrentan a la muerte de su abuela, según explicó la cineasta, tras la presentación de la cinta en la Berlinale.

La sección Generation está destinada a los espectadores más jóvenes y en ella concurrían más de 60 películas de unos 40 países. Aunque es su primer largometraje en la Berlinale, Simón conocía ya ese festival, pues participó hace dos años en el taller de guión que organiza el Berlinale Talents, espacio dedicado a los talentos emergentes del cine.

Everardo González y Esteban Arrangoiz, son los nombres de los dos mexicanos que triunfaron en la edición 67 del Festival Internacional de Cine de Berlín.

El primero obtuvo el premio Amnistía Internacional, por La libertad del diablo, y el segundo ganó un Oso de Plata por su cortometraje “Ensueño en la pradera”. Durante su discurso de agradecimiento, Arrangoiz advirtió que la violencia se está grabando en el imaginario de los niños, ya que es común verse en los noticiarios, e incluso en las novelas.

En La libertad del diablo, González retrata el dolor y miedo "de quienes fueron violentados" y de quienes cometieron algún tipo de violencia. El documental fue producido por Inna Payán y Roberto Garza y comenzó a gestarse como proyecto desde 2012.