hechosdehoy.com
Comunidad de blogueros

EXTREMO REALISMO

La ira de Raúl Arévalo y Mel Gibson divide a la crítica en el Festival de Venecia



Antonio de la Torre y Luis Callejo, de "Tarde para la ira", colaboraron para lograr el éxito de la cinta que compite en la sección Horizontes de la Mostra. "Hacksaw Ridge" provocó reacciones encontradas.



Rick Blaine / Actualizado 5 septiembre 2016

fjrigjwwe9r1_articulos:cuerpo
Han pasado ya diez años desde que Mel Gibson presentase Apocalypto, y ahora el también actor volvió a la dirección con Hacksaw Ridge, la historia de un soldado que, sin armas e inspirado por su fe, asistió a sus compañeros heridos en el “infierno” de la II Guerra Mundial. En el Festival de Venecia, donde la cinta fue presentada fuera de competición, el actor y director que aunque odia las guerras, dice que conviene “honrar a quienes se sacrifican” en ellas. 

Gibson volvió a ponerse detrás de la cámara para narrar en Hacksaw Ridge la historia real de Desmond Doss, el primer objetor de conciencia del ejército de Estados Unidos en ser condecorado por salvar a 75 compañeros heridos en la sangrienta batalla de Okinawa de la II Guerra Mundial.

Doss se embarcó en el conflicto con el propósito de ejercer como médico de campaña y lo hizo completamente desarmado, ya que en su infancia juró a Dios que nunca tocaría un arma al sufrir en su propio hogar la violencia de su padre, un veterano de guerra atormentado por sus recuerdos.

Gibson aseguró que su figura le inspiró debido a que el protagonista “estaba desarmado, solo tenía su fe y sus convicciones” en los momentos más complicados, rodeado de destrucción. “Estas son las historias que debemos narrar, las de estos héroes”, consideró. 



En el apartado español, la única película que estuvo presente en Venecia fue Tarde para la ira, cinta que recibió una acogida satisfactoria en el festival de cine. A Raúl Arévalo le han conseguido sacar alguna que otra sonrisa tras las buenas críticas de la prensa internacional en su debut en la dirección.

Se trata de un thriller intenso con dos grandes actores, Antonio de la Torre y Luis Callejo, en una historia de venganza con la que compite en la sección Horizontes de la Mostra. La película es la única representación española en esta edición del festival, y ha dejado buen sabor de boca entre los asistentes al pase.

"No me sorprende que estemos aquí porque creo que tenemos una de las mejores películas del año", dijo De la Torre en una rueda de prensa sobre un proyecto que comenzó hace más de ocho años cuando Arévalo escuchó una conversación en el bar de su padre. Una charla en la que algunos clientes se planteaban qué hacer si su familia sufriera un violento ataque.

A partir de ahí, Arévalo empezó a construir una historia de la que nunca pensó que llegaría a Venecia o a Toronto, festival al que acudirá la próxima semana. "No pensé en ningún momento en el resultado. Es precioso estar aquí, pero no pensaba en ningún resultado. Quería que nos gustase a nosotros. No pensaba en que gustara a un crítico concreto. La hice para el público, no para ganar un premio", explicó Arévalo.