hechosdehoy.com
Comunidad de blogueros

HISTORIAS SIN FIN

El villano Daniel Radcliffe con la magia de Mark Ruffalo, y el influjo de Wolfgang Petersen



Woody Harrelson, Jesse Eisenberg, Dave Franco y Morgan Freeman en "Ahora me ves 2", Giuseppe Tornatore con Jeremy Irons, Terence Davies, y éxito de Barret Oliver y Noah Hathaway.



Rick Blaine / Actualizado 22 julio 2016

fjrigjwwe9r1_articulos:cuerpo
En el año 2013, el francés Louis Leterrier volvía a hacerse cargo de una nueva super producción tras El increíble Hulk (2008) y Clash of the Titans (2010), esta vez con Ahora me ves, una historia sobre cuatro magos callejeros que se dedican a robar bancos, intentando hacer justicia con sus propios trucos e ilusiones. En esta oportunidad, Leterrier asume la producción para dejar a Jon M. Chu, director acostumbrado a los conciertos y musicales continuar con la segunda parte.

Ahora me ves 2 nos sitúa un año después de lo sucedido en la primera entrega. Esta vez, los cuatro jinetes vuelven a preparar un nuevo espectáculo, sin embargo, se ven enfrentados a Walter Tressler (Daniel Radcliffe), quien pretende llevarlos ante la justicia para vengar el encarcelamiento de su padre, Arthur Tressler (Michael Caine).

La película mantiene el espíritu y estilo de su antecesora. Con un ritmo vertiginoso, una imponente banda sonora y un excesivo uso del CGI, Ahora me ves 2 repite la fórmula y nos propone casi dos horas de distracción pura y dura con una serie de nuevos personajes, magias e ilusiones, a cual más sorprendente.

Esta vez sin Isla Fisher debido a su embarazo y con Lizzy Caplan como sustituta, repiten roles Mark Ruffalo, Jesse Eisenberg, Woody Harrelson, Dave Franco, Morgan Freeman y Michael Caine, todos ya dueños de sus personajes; y se incorpora Daniel Radcliffe como un villano aprendiz equívoco y genio de la informática.



La correspondencia es una cinta que narra la historia de una joven universitaria que trabaja como doble de acción en programas de televisión y películas, inmersa en peligrosas situaciones que juegan con la muerte del personaje que interpreta.

A primera vista podría parecer una obsesión impulsada por su apetito temerario, pero en realidad es la manera en la que la joven se autoengaña para sublimar una horrible sensación de culpa: la que le genera el considerarse la responsable del trágico destino de su verdadero amor. Su profesor de astrofísica será el que la ayudará a ganar el equilibrio que ha perdido en su vida. Jeremy Irons, Olga Kurylenko, Shauna Macdonald, Darren Whitfield, Simon Meacock y Jerry Kwarteng son sus protagonistas.



Los dramas románticos de época suelen revestirse de tantos elementos de redundancia, de exaltación de las emociones, que a menudo se acercan más a la teatralidad que al pasado. Terence Davies, fiel a su obsesión por los pequeños detalles, a su ritmo pausado, consigue con Sunset song precisamente lo contrario, que ni las actuaciones ni la fotografía ni la banda sonora eclipsen su objetivo de adaptar la novela de Lewis Grassic Gibbon de la manera más fidedigna posible.

Se trata de un retrato de una época en la que la mujer debía asumir el papel de buena hija, buena esposa y buena madre. Eso se traducía en agachar la cabeza ante el autoritarismo y la violencia del padre, los deseos carnales del marido y los caprichos del hijo. La mujer como una mera sirvienta en un cosmos de domino machista, esa realidad que las grandes cintas de época suelen obviar. Peter Mullan, Agyness Deyn y Kevin Guthrie son sus protagonistas.



Si hay algo que casi siempre está presente en la filmografía de Julie Delpy, más que el amor, es la convivencia en pareja, algo que de una u otra manera aparece en la mayor parte de los films que ha dirigido o escrito. Hasta el momento, siempre había incluido buenas dosis de retórica, costumbrismo y acidez. En esta ocasión, su apuesta ha sido la comedia sin más, ya que realiza en film, donde más allá de cualquier mensaje, Delpy busca entretener y divertir.

El inicio de la película es brillante, con diálogos audaces, graciosos, para luego dejar paso a una historia más almibarada, con un psicópata de fondo que le da ese puntito de originalidad. Que aunque se ve con agrado, se resuelve de una manera poco brillante, aunque eso si, se compensa con un epílogo, que nos lleva a un deja vu ingenioso.

La historia se centra en el sur de Francia, donde Violette, una sofisticada parisina, conoce durante sus vacaciones a Jean-René, un freak informático. Contra todo pronóstico se enamoran. Pero los problemas empiezan cuando Jean-René se traslada a París y conoce a Lolo, el muy posesivo hijo de 19 años de Violette, que está decidido a librarse de él cueste lo que cueste.  Julie Delpy, Dany Boon, Vincent Lacoste, Karin Viard, Georges Corraface, Christophe Vandevelde y Julie Tristant son sus protagonistas.



De ritmo trepidante, personajes entrañables y secuencias de indudable impacto y emoción, La historia interminable es la madre indiscutible de las películas fantásticas que tan en boga están. Lo que la hace especial es que desde el primer minuto conecta con el espectador y lo atrapa en la aventura de Atreyu, Bastian, La Emperatriz Infantil, Ártax, Fuyur, Morgk y los demás. Poco importa que los efectos especiales sean ridículos, o que los animales no sean más que pedazos de trapo.

Se trata de una adaptación de la extraordinaria obra de Michael Ende, que se queda muy corta en la historia del libro, que hubiera requerido un proyecto monumental como lo hizo el Señor de los Anillos. Pero a pesar de abarcar solo un fragmento de la obra, la realización muestra mucho arte, desplegando maravillosos efectos especiales y cuidada fotografía y ambientación, además de una excelente banda sonora y buenas actuaciones.

A destacar también el tema The Neverending Story interpretado por Limahl, y la extraña partitura musical que combina melodías sinfónicas adecuadas para acompañar el espíritu aventurero del relato y otras composiciones musicales más comerciales y modernas. Barret Oliver, Noah Hathaway, Moses Gunn, Tami Stronach, Patricia Hayes, Sydney Bromley y Thomas Hill son sus protagonistas. 


- Ver en Hechos de Hoy"Ice Age: El gran cataclismo", sombrío Anthony Hopkins, tenso Gabriel Ripstein y Peter Strickland