hechosdehoy.com
Comunidad de blogueros

TREMENDO ESMERO

Buen carisma de Ryan Gosling, optimismo de Dexter Fletcher y tenso Jeremy Saulnier



"Dos buenos tipos" de Shane Black con Russell Crowe, la avalancha de tópicos de Taron Egerton, altibajos de Edoardo Maria Falcone, y "Green Room" con Patrick Stewart.



Rick Blaine / Actualizado 10 junio 2016

fjrigjwwe9r1_articulos:cuerpo
Dos buenos tipos es una comedia detectivesca realizada por el inclasificable director Shane Black y protagonizada por Russell Crowe y Ryan Gosling. La secuela espiritual de Kiss Kiss Bang Bang retrotrae a Los Ángeles de finales de los 70 y  presenta una  película de acción, intriga y toneladas de diversión.

La historia comienza con el aparente suicidio de la actriz porno Misty Mountains. Sin embargo, algo esconde la industria ya que lo que parece ser un incidente aislado terminará por convertirse en un embrollo de dimensiones bíblicas.

El punto fuerte son, sin duda, los personajes. Por un lado, el detective privado desmañado y sin olfato de Gosling, que está estelar, y el más astuto y rudo de Crowe, forman una pareja con gran química. Estos, además, están rodeados por un estupendo elenco de secundarios; mención especial para Angourie Rice, que demuestra tener un futuro prometedor.

Shane Black ha vuelto a sacar lo mejor de sí mismo, creando a una estupenda pareja de protagonistas y dirigiendo brillantemente la película para sacar lo mejor de los actores que los interpretan.

De igual modo que en Arma letal creaba un equilibrio entre Mel Gibson y Danny Glover, o incluso en El último gran héroe hacía lo propio entre Arnold Schwarzenegger y Austin O’Brian, para Dos buenos tipos crea otra dupla que dejará huella. Ryan Gosling, Russell Crowe, Matt Bomer, Kim Basinger, Yvonne Zima, Keith David, Margaret Qualley, Beau Knapp, Angourie Rice, Daisy Tahan, Abbie Dunn, Michael Beasley y Joanne Spracklen son sus protagonistas.



Dexter Fletcher llega a los cines con un biopic deportivo rodado en tono de comedia y de superación. Basada en la vida real de un saltador de esquí de los años ochenta, que desde niño soñaba con ser deportista olímpico y ante la falta de talento para ser atleta, decide probar como saltador de esquí. Una disciplina completamente olvidada en Gran Bretaña y que el resucita.

Eddie el Águila está rodada en clave de superación, ante las trabas que le ponen desde el comité olímpico británico y las dificultades económicas que supone el reto de puntuar para clasificarse para las olimpiadas de Calgary 88.

Está muy bien interpretada, tanto por Taron Egerton como por Hugh Jackman que se mete en la piel de un antiguo campeón de saltos que perdió su carrera deportiva arruinado por el alcohol y otros excesos. Ahora se convierte en entrenador de Eddie, en parte por casualidad, en parte por el cariño que toma al joven.



Si Dios quiere, de Edoardo Maria Falcone, es una comedia dramática basada en un prestigioso cardiólogo ateo y bastante apático, que tras descubrir que su hijo quiere ser sacerdote, siente como todo su mundo se desmorona e intenta enderezarlo.

Sin duda, una comedia a la italiana de las que funcionan a la perfección, ya que cuenta con todos los componentes necesarios para hacer reír en bastantes ocasiones a los espectadores. Además, se reserva en su interior algún detalle inesperado que pondrá la guinda a una cinta notable. Marco Giallini, Alessandro Gassman, Laura Morante, Ilaria Spada, Edoardo Pesce, Enrico Oetiker y Carlo De Ruggeri son sus protagonistas.



La anterior película de Jeremy Saulnier, Blue Ruin, era espectacular porque a pesar de contar una venganza todo estaba muy contenido. Consiguió lo impensable, una película cuyo protagonista realmente no quiere venganza por lo que no fue de extrañar que recibiera grandes críticas tanto por parte del público como de la prensa especializada.

Ahora en Green Room, a un grupo de música punk le sale un bolo para un público un tanto especial, una fiesta neonazi. No las tienen todas consigo pero deciden aceptar el trabajo, tras un concierto con un inicio algo tenso parece que todo ha salido bien.

Cuando están a punto de abandonar el lugar presencian una brutal escena de violencia. Ahora han quedado atrapados en un lugar perdido en medio de la nada junto a un centenar de neonazis exhaltados. ¿Hasta donde están dispuestos a llegar para salir de esta situación?

Posiblemente una de las mejores películas de género y de las que más darán que hablar. Al menos por sus duras escenas de muerte que abundan en todo el metraje y ese gore tan bien trabajado. Patrick Stewart, Anton Yelchin, Imogen Poots, Alia Shawkat, Mark Webber, Taylor Tunes, Joe Cole y Brent Werzner son sus protagonistas.



Las mil y una noches: Vol.2, El desolado es la segunda parte de esta trilogía falsa. O Desolado dista mucho de O Inquieto en cuanto a forma, ya que aquí si se sigue una línea que no falsea en ningún momento, como si se hiciera en la uno donde hay una parte documental y otra donde el director Miguel Gomes juega con su equipo en una forma del cine dentro del cine.

Eso sí, en contenido no varía, ya que se sigue el retrato de la sociedad portuguesa sumida en crisis de hace algunos años, con el mayor ingenio posible, ya que son narrados por Sherazade (Crista Alfaiate) el personaje del texto original de Las mil y una noches.

La película cuenta con tres historias centrales que a su vez se van dividiendo en más ramificaciones. El film sigue con una idea más trágica y nefasta. Esto se ejemplifica a la perfección con el relato central, puesto que se realiza un supuesto juicio, que resulta ser un desfile de personajes y donde una enorme cantidad de crímenes se encuentran conectados. Gomes y compañía sueltan un repertorio que pareciera un homenaje a lo grotesco y lo surrealista, en una de las secuencias más divertidas de las seis horas completas de metraje.

La conexión entre los crímenes da una idea de cómo estos problemas pueden abordar todas las esferas de la sociedad, cuestión que por ende termina carcomiendo su buen funcionamiento. A tal punto que la Jueza (Luísa Cruz) termina por sentir náuseas al darse cuenta de la inesperada situación y del montón de estupideces de dichas fechorías. Crista Alfaiate, João Pedro Bénard, Isabel Muñoz Cardoso, Margarida Carpinteiro y Chico Chapas son sus protagonistas. 


- Ver en Hechos de Hoy:  Vin Diesel recluta a Nina Dobrev y Neymar para el proyecto XXX3