hechosdehoy.com
Comunidad de blogueros

SORPRESA EN CHINA

Russell Knox (-20) vence a los pronósticos y gana el HSBC



Sergio García (-14) terminó 11º en el campo de Sheshan, un campo que se le da bien. Con sólo dos torneos escala al puesto 31 de la Fedex Cup.



José Ángel Domínguez Calatayud / Actualizado 8 noviembre 2015

fjrigjwwe9r1_articulos:cuerpo
Pero la temporada no ha hecho más que empezar. “Los gitanos no quieren a sus hijos con buenos principios”, dicen en mi Club y en otros lugares. La frase es ignominiosa, pues seguro que los gitanos lo que quieren de sus hijos es que sean buena gente, y con principios, aunque éstos no sean los principios payos. Y conociendo algunos payos no me extraña. Y si se trata de algunos payos famosos y mediáticos, me extraña menos. ¿Qué principios queremos? Pues cada uno que piense en los que prefiere y en cómo se plasman en sus actos.
 
Mientras me ataba los zapatos de golf junto a la cabina del starter, va mi prima Margarita y me dice que
.- En eso de los principios tú, no tienes problema: son algo que se anuda en el cerebro.
 De verdad, no se qué quiere decir: ¿qué tendrán que ver los cordones de mis zapatos, perfectamente anudados con el cerebro?
 
Yo del principio que quería escribir es del de la temporada de golf. Y de la alegría que debe tener Sergio García al estar arriba nada más empezar. Eso le da un plus de ánimo. Es lo que les sucede a los equipos de fútbol en las primeras jornadas: si son capaces de arrancar fuerte, pueden sufrir después derrotas que no hacen mella ni en su ánimo, ni, al final, en sus posibilidades de permanecer en los mejores puestos.
 
Pero para comienzo de cohetes el ganador de éste World Golf Championship HSBC Champions, Russell Knox. De hecho, si se encuentran con él díganle que les compre un cupón del 11 del 11 de la ONCE.
 
El escocés no estaba entre los convocados al torneo, porque por su clasificación previa no tenía derecho. Sí figuraba, eso sí, como primero en lista de espera. Pues resulta que se produce una baja inesperada y le convocan. Viaja, se viste, coge los palos, se pone al trabajo y hace cuatro grandes resultados en cada uno de los cuatro días (67-65-68-68), para acabar ganando en el Sheshan International Golf Club.
 
Claro, que con esos resultados no todo es suerte. La suerte para él fue sólo poder entrar a jugar. El resto es esfuerzo, swing, atención y acierto. Pero él estaba allí para poder entrar.
 
Podría decirse que incluso llegó 8 años tarde a la entrada si tenemos en cuenta que se hizo profesional el año 2007, y que éste el primer torneo que gana de proyección internacional: el HSBC forma parte simultáneamente de los calendarios del Circuito Europeo y del PGA Tour. Russel Knox, que cumplirá 31 años el próximo junio, ocupa el número 85º del ranking Mundial y, por tanto, no es conocido por el público. De hecho es la primera vez que lo gana un jugador que nunca había jugado un Campeonato del Mundo.
 
Pero hay días en que todo se junta para que salgan la cosas bien: ese día se ha repetido cada jornada de este fin de semana. Así, Roo, como le llamaban de chico (@rooknox es su usuario en Twitter) se lleva esta alegría – y 1.264.450 euros – además del derecho a jugar los torneos de los principales circuitos.
 
También se llevarán una alegría sus padres y su hermana Diane, Dj en Glasgow. Todo parece indicar que la suerte en golf, como la inspiración en arte, es mejor que le coja a uno trabajando. Y después de todo ese tiempo de profesional sin premio esto es un modo de suerte.
 
¿Lo es? La prensa especializada y los expertos no contaban con Russell Knox para nada: las palabras más empleadas para dar la noticia son “sorpresa” e “inesperada”. Quizás, a la vista de los periódicos de la mañana con tanto asombro sobre su merecido triunfo lo habrá pasado bomba. Sobre todo si había leído alguna vez a un teólogo de apellido igual que el suyo. Ronald Knox dejó escrito que “sólo el hombre tiene dignidad; por tanto, sólo el hombre puede ser divertido”.