hechosdehoy.com
Comunidad de blogueros

CON SELLO PROPIO

Buena pluma de David Ayer con Brad Pitt, Paddington, Patrice Leconte y Alejandro González Iñárritu



Logan Lerman, Shia LaBeouf y Jon Bernthal en "Corazones de acero", Paul King viste de villana a Nicole Kidman, "Luna en Brasil" de Bruno Barreto, Rebecca Hall y Michael Keaton.



Rick Blaine / Actualizado 9 enero 2015

fjrigjwwe9r1_articulos:cuerpo
En 1966 el director Ingmar Bergman, presentaba al mundo Persona, su obra más personal, un relato que indagaba en la identidad y el reconocimiento. Casi cincuenta años después y bajo la batuta de Alejandro González Iñárritu, se presenta la que quizá sea una de las películas más esperadas y que más expectación puede crear este fin de semana es Birdman o (la inesperada virtud de la ignorancia).

La historia trata de la carrera de un actor y de cómo ésta se ha desmoronado. El actor recuerda con anhelo los años en los que interpretó papeles de extraordinario éxito como el de un superhéroe, que hoy por hoy sigue siendo un referente. Ahora desea más que nunca volver de nuevo a su carrera, subido en los escenarios de Broadway, mientras que lucha por recuperarse a sí mismo, como persona, y también recuperar a sus seres más queridos, su familia.

La cinta, de dos horas de duración, fue rodada bajo el concepto de varios planos secuencia (tomas sin cortes durante un tiempo considerable), característica que representó un reto para el realizador. "Estaba aterrado, pero pensé que si después de tantos años no hacía algo que me aterrara, significaría que estaba muerto", expresó.

La cinta compite como Mejor Película, Michael Keaton aspira a convertirse en el Mejor Actor de la ceremonia, así como Edward Norton y Emma Stone competirán por ser Mejor Actor y Actriz de Reparto, respectivamente en los London Critics´ Circle Film Awards, al competir en siete categorías.



Quizá una que unifique a todos los públicos sea la cinta dirigida por Paul King y basada en el relato homónimo de Michael Bond, un clásico de la literatura infantil inglesa. Bajo el nombre de Paddington, la película ya ha cosechado positivas críticas que además se han visto reflejada en la recaudación de la taquilla por Europa (tanto en Francia como Alemania).

La trama se centra en la historia de oso (pardo) nacido y crecido en las selvas del Perú junto a su tía Lucy, osa profundamente marcada por su encuentro pasado con un explorador inglés que la llenó de fantasías sobre la vida en Londres, una ciudad que se presenta como el lugar donde se espera una vida mejor y más cómoda.

Estas ideas llegaran a fraguarse en el sobrino Paddington. Tras la destrucción de su hogar al producirse un terremoto, Paddington se lanzará a la aventura y viajará a Inglaterra en busca de un lugar mejor. Sin duda una de las películas más esperadas para los más pequeños que supone un debut fresco y brillante en el cine.



Desde Estados Unidos llega Corazones de Acero, una película dirigida por David Ayer que demuestra una vez más ser un director con pulso y ser capaz de dirigir perfectamente a todos sus actores. La historia se adentra en los albores de la Segunda Guerra Mundial acompañando a una tripulación compuesta por cinco valientes soldados de un frio tanque de acero estadounidense, cuyo objetivo es introducirse a través de costas europeas.

Uno de ellos será Brad Pitt, que tratará de sobrevivir con sus camaradas a los últimos días del conflicto bélico que sacudió a toda Europa. Una carrera contrarreloj por mantener el puesto y salir vivos de aquel infierno, con el único consuelo de un final inminente. Su único apoyo será la confianza en el grupo de hombres que le acompañan, sin ellos sobrevivir podría ser imposible.

El espectador se posiciona del lado del personaje de Logan Lerman, un joven que es asociado a un grupo de cuatro soldados que controlan un tanque y que tienen cierta experiencia en los horrores de la guerra. La 2º Guerra Mundial causó una cifra incalculable de víctimas, pérdidas materiales y morales al ser humano algo que a lo largo de los años se ha visto múltiples veces en los cines.



Stonehearst Asylum (Eliza Graves) es otra de las películas que se estrenan este fin de semana. Desde Estados Unidos y bajo la batuta de Brad Anderson se ofrece la adaptación del relato de Edgar Allan Poe titulado El sistema del Dr. Tarr y el profesor Fether. En ella se utilizan todo tipo de triquiñuelas para sumergir al espectador en la psique humana. En ella un joven médico formado en Harvard (Sturgess) empieza a trabajar en un manicomio, donde se producen toda clase de irregularidades.

Allí conoce a una joven (Beckinsale) de la que se enamora. Las razones de la reclusión de esta paciente no coinciden con las que figuran en su historial. Para poner en pie StoneHearst Asylum, el director reunió a un elenco de lo más interesante que incluye a Kate Beckinsale en el papel protagonista compartiendo cartel junto a Michael Caine, Ben Kingsley y Jim Sturgess.



Para los que quieran emocionarse llega Quédate conmigo, una cinta de Michael McGowan que cuenta la historia de una pareja de ancianos octogenarios que acaban enfrentándose a las autoridades de New Brunswick.

Craig Morrison (James Cromwell), es un hombre mayor que decide construir en su terreno bastante extenso una nueva casa, ya que en la que habita con su esposa Irene (Geneviève Bujold) se les complica a causa de una caída sufrida por su esposa, y por el cada vez más deteriorado estado de salud en que se encuentra la esposa.



Desde Brasil llega toda una sorpresa ambientada en los años cincuenta. Bajo la batuta de Bruno Barreto se narra la historia de amor entre Elizabeth Bishop, gran poeta norteamericana que ganó el Premio Pulitzer, y Lota Macedo Soares, una arquitecta brasileña que diseñó y supervisó la construcción del Flamengo Park.

Bishop, una mujer emocionalmente frágil e insegura, se irá haciendo más fuerte gracias a la benéfica influencia de Lota. Se produce así una historia real entre la poetisa americana Elizabeth Bishop ganadora de premio Pulitzer, una mujer que rebosa delicadeza, fragilidad y ternura, contrastando con el derroche de energía y magnetismo que desprende la arquitecta brasileña Lota Macedo Soares, una mujer con mucha influencia en su país por trabajos tan importantes como el Parque del Flamengo.



Después de probar suerte con la animación en Le magasin des suicides, Patrice Leconte vuelve al cine de imagen real con una de las películas proyectadas en el pasado Festival de Venecia y que ha tenido el honor de inaugurar el Festival de Gijón este año.

En ella, un joven licenciado de origen humilde se convierte en secretario de un anciano, dueño de una fábrica de acero. El estado de salud del patrón está deteriorado y le obliga a quedarse en casa, por lo que el joven tiene que empezar a ocuparse de sus tareas.

La esposa del patrón es una mujer de treinta años, hermosa y reservada. El joven se enamora de ella, pero sin atreverse a revelarle sus sentimientos sólo se dedica a observarla en el interior de la casa, en silencio y sin hacer ningún tipo de movimiento que pueda poner en peligro su estancia y trabajo con el patrón.

Un día, deciden enviar al joven a México, con el fin de supervisar las minas de hierro allí. Este anuncio provoca el malestar de la mujer, donde expone sus sentimientos secretos por el joven. La presencia del patrón enfermo impide el amor, por lo que hacen una promesa: cuando el joven regrese en dos años, estarán juntos.