hechosdehoy.com
Comunidad de blogueros

Y ¿ARDE PARÍS?

Jaidee Thongchai vuelca la pizarra en Malmö y gana en el desempate



Al termino de los 72 hoyos regulares del Nordea Masters PGA Sweden National, tres empataban a -16: Jaidee Thongchai, Stephen Gallacher y Dubuisson. Stenson se había derrumbado al quinto lugar.



José Ángel Domínguez Calatayud / Actualizado 1 junio 2014

fjrigjwwe9r1_articulos:cuerpo
Al termino de los 72 hoyo regulares del Nordea Masters PGA Sweden National, tres jugadores empataban a -16: Jaidee Thongchai (-7 en el día), Stephen Gallacher (-4) y Dubuisson (-5). Stenson se había derrumbado al quinto lugar. El partido regular de Thongchai no ha sido regular, ha sido excepcional: con un solo bogey, ha hecho seis birdies y un eagle. Iba enchufado. Empezó la jornada sin que nadie contase con él, pues iba -9, a cuatro golpes de la cabeza compartida por Henrik Stenson, que jugaba en su casa, y el inglés Eddie Pepperell con -13.

Tiene sus ventajas que no cuenten con uno. Pasa en la vida. A mi mismo me ha sorprendido el trato benévolo – iba a decir cariñoso, pero eso sería una hipérbole – con que el otro día me trato mi tía Margarita cuando le arreglé el mechero Dupont que emplea para encenderse sus John Player Special.

 .- Vaya, sobrino, que ingenioso. ¡Y yo que pensaba que sólo servías para acompañante de golf…!
.- Gracias, tía: me alegro de tu aprecio.
Lo cierto es que metido en medio de la clasificación Jaidee Thongchai no contaba más que como compañero de golf. Los ojos estaban puestos en los héroes locales Robert Karlsson, que entregó la mejor tarjeta de la tarde (-9 en el día) batiendo el récord del campo, y Henrik Stenson, nº 2 del mundo, gran favorito en el partido estelar y líder durante casi toda la jornada.

Pero el jugador aborigen del Reino de la hospitalidad (antiguo Siam), ya estaba -3 al terminar la primera vuelta. Siempre hay que desconfiar de la hospitalidad de quien hace tantos birdies. Y los de cabeza a lo suyo, sin enterarse. Y para que acabasen de enterarse Jaidee Thongchai metió un larguísimo putt en el hoyo 11 (par 5) y logró un eagle que sonó como el gong de la cena en mi casa.

El estruendo despertó a los líderes presuntos, que luchaban con desigual acierto con los greenes, rápidos y con menos rozamiento que el cristal, incapaces de parar en el approach y de dejar una caída limpia de la bola.
 
Hubo triple empate al final de los 72 hoyos. Hundido Eddie Pepperell, que si iba mal, fue a peor tirando al agua sus posibilidades y la bola con su segundo golpe en el hoyo 18, terminó -13 con un bogey de amargo sabor. Hace unas semanas, también le fue arrebatada la sonrisa y la victoria en los últimos hoyos. Una pena, pero este joven necesitado de una dosis de confianza en sí mismo. A lo mejor, le bastaría un partido en mi Club con algún sénior de ese grupo tan llenos de buen humor.
 
Si el inglés terminó hundido, Álvaro Quirós sólo tocado: al cumplir la primera vuelta era el único jugador de los veintinueve primeros que iba por encima del par en el día, a causa de un solo birdie y dos boggeys. Se rehízo el andaluz de tupida barba negra y cambió el signo de su tarjeta (-1 en el día) para terminar -13, 6º empatado.

Por un lado sabe a poco. Por otro debería ser un buen cimiento para crecer en los próximos días. También en el top 10 acabó Rafael Cabrera Bello (-12), 9º empatado. De hecho el comportamiento del conjunto español estuvo bien, con otros dos españoles en el Top 25: Eduardo de la Riva 21º con -7 y Jorge Campillo (-6) 25º empatado. Sí: todos queremos más, pero estar el último día entre los veinticinco primeros es para felicitarse: tendemos a olvidar que en la línea de salida había 156 jugadores con ganas de comerse ese pequeño mundo de la estepa sueca.
 
Si la presencia española mereció reconocimiento, a los franceses hay que hacerles la ola y un monumento. Les ha pasado en unos meses lo que a Jaidee Thongchai en un día. Al empezar la temporada – y más en los meses inmediatamente anteriores - pocas personas sabían el nombre de un sólo profesional francés. Ahora son gente que impone respeto y están ahí con un descaro y un sentimiento de equipo nacional para ser tenidos en cuenta.

En ese Top 25 de Malmö la quinta parte y la representación más numerosa era gala: Raphaël Jacquelin, y Alexander Levy en el puesto 25º empatados; Romain Wattel y Julien Quesne en el puesto 11º también empatados, y 2º en la clasificación Victor Dubuisson que con el escocés Stephen Gallacher perdió en el playoff la posibilidad de ganar el torneo, ganado por Jaidee Thongchai.
 
A esa posición en Suecia podemos añadir la victoria el pasado 27 de abril del Volvo China Open a manos de un jugador apodado por los suyos “El Toro”, así en español, es decir, Alexander Levy. También, que con su casi victoria de hoy Victor Dubuisson encabeza la lista europea para Ryder Cup, desplazando al segundo lugar al danés Bjorn Björn. ¿Arde París? No, lo que arde son las calderas de producir buen golf de Francia. Permaneceremos atentos a los próximos movimientos: en cuatro días Austria y en once el US Open.