hechosdehoy.com
Comunidad de blogueros

LA NUEVA CONSTITUCIÓN

Catar y Arabia Saudí, pendientes de los planes del general Al Sisi en Egipto



Primer paso en Egipto en la hoja de ruta del Ejército de una Constitución, aprobada de forma mayoritaria, que abre los escenarios de elecciones presidenciales y parlamentarias.



Lola Paredes / Actualizado 18 enero 2014

fjrigjwwe9r1_articulos:cuerpo

Nasser, Sadat, Mubarak, experimento Morsi....¿y luego Al Sisi?  Las casas de apuestas británicas, donde todo se escruta, indagan sobre su estrella. Hay que decir que también lo hacen los servicios de inteligencia en Oriente Medio y en Occidente.

El general Abdel Fatah Al Sisi vio culminado la primera parte de sus planes políticos para Egipto, que los militares secundaron aunque con recelos. Al Sisi ha tenido que superar también la incertidumbre que mantenían Arabia Saudí y Catar, preocupados por Egipto y divididos frontalmente sobre las estrategias en la guerra civil siria, asunto abordado por Hechos de Hoy.

Es una incógnita, que el secretario de Estado, John Kerry, ha tratado con cuidado en sus contactos en Oriente Medio, la posición que adoptará Irán a medida que avance el proceso de deshielo de sus relaciones con Estados Unidos. Kerry, que aparece como el Kissinger de Obama en Oriente Medio, desea que Irán medie en los procesos calientes en Oriente Medio, revive su total hostilidad a Israel, colabore en la estabilización de Líbano, y entre en la búsqueda de soluciones en Siria. Son planes quizás irreales o especulativos en exceso, pero en todo caso ambiciosos asombrando a los interlocutores de Kerry.

En este reordenamiento de la primavera árabe que provocó una revolución en Egipto con la caída primero de Hosni Mubarak, seguida de convulsiones y baños de sangre, y después la de Mohamed Morsi, todavía más cruenta, surge la Figura de Al Sisi. Sus compañeros de armas en El Cairo ya le han avisado que si se zambulle en una carrera poítica no podrá dar marcha atrás. Es decir, que se arriesga y abre una etapa en su vida que le puede dar satisfacciones, derrotas pero en todo caso soledad política, y nunca regreso a las salas de armas con sus antiguos compañeros.

En la primera etapa de los planes de Al Sisi, quien ha prometido a Washington juego limpio, se cumplieron sus expectativas. Un 98,1% de los egipcios dieron su apoyo a una nueva Constitución aunque la participación alcanzó sólo el 38,6% del electorado. hay que añadir que la participación superó el 32,9 por ciento registrada en el referéndum anterior que respaldó la Constitución redactada por los islamistas en 2012. Esta votación se convierte por tanto en el último paso que esperaba Al Sisi para confirmar su estrategia, observada con cautela por sus vecinos porque El cairo sigue siendo la gran capital árabe.