Este website utiliza cookies propias y de terceros. Alguna de estas cookies sirven para realizar analíticas de visitas, otras para gestionar la publicidad y otras son necesarias para el correcto funcionamiento del sitio. Si continúa navegando o pulsa en aceptar, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies?
Síguenos
Miércoles, 20 de febrero de 2019. Madrid: 17:42 h
hechosdehoy.com

Síguenos:  Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter RSS

  Buscar
Suscríbete gratis
Especiales Tecnología  Redes   |   Tecnología personal   Especiales Ocio y Cultura  Viajes   |   Videojuegos   |   Madrid-Toledo-Barcelona + AVE
Especiales Salud  Innovación farmacéutica   |   Investigación médica   |   Psicología   |   Los retos del Alzheimer
Especiales Enfoques  Empresas y negocios   |   Golf   |   Recetas   |   Relatos
  Comunidad de blogueros
Dos lecciones que dejan las Midterms 2018 de Estados Unidos
Si en Estados Unidos existieran múltiples partidos opuestos al Partido Republicano, ninguno hubiera ganado. (Foto: @realDonaldTrump)

Dos lecciones que dejan las Midterms 2018 de Estados Unidos

El triunfo del Partido Demócrata en la Cámara de Representantes revela la importancia de un bipartidismo fuerte para la alternabilidad en los sistemas políticos presidenciales.

MUJERES Y PARTIDOS
 / Actualizado 14 noviembre 2018 Ampliar el textoReducir el textoImprimir este artículoCorregir este artículoEnviar a un amigo
Las elecciones de medio término celebradas en los Estados Unidos el pasado martes 6 de noviembre dejan por lo menos dos lecciones importantes para la política dominicana. La primera es la importancia de la participación de las mujeres de clase media en la política, y la segunda, la relevancia de los partidos grandes electoramente competitivos para la democracia.

Primero sobre las mujeres. Con motivo de la inauguración de la presidencia de Donald Trump, diversos grupos de mujeres, sobre todo de clase media, se lanzaron a las calles a protestar. Las manifestaciones fueron inmensas a través de diferentes ciudades de los Estados Unidos, y esas protestas sirvieron para denunciar el machismo que se respiró durante la campaña de 2016, y para enviar la señal de que muchas mujeres estarían vigilantes y activas en defensa de sus derechos.

En las manifestaciones había mujeres de todas las edades, de diferentes razas y etnias, de diferentes organizaciones sociales, pero, sobre todo, muchas mujeres urbanas de capas medias. En su composición, era el mismo segmento social que desde la década de 1960 viene luchando por ampliar y consolidar los derechos de las mujeres a la educación, al trabajo, a la salud, a la participación política, a la dignidad humana.

Aunque muchos de esos derechos se toman hoy como un hecho, no ha sido siempre así; y ni siquiera actualmente. Las mujeres han ingresado masivamente al sistema escolar y se destacan de manera extraordinaria, pero en el trabajo siguen enfrentando fuertes limitaciones para el ascenso, y el movimiento #MeToo ha demostrado la magnitud del acoso sexual. En la política ni decir, las mujeres siguen siendo muy excluidas.

El punto es que la combinación del machismo en la discursiva política y el movimiento #MeToo han producido una movilización social y electoral de muchas mujeres de capas medias, que ha tenido como resultado la elección de más mujeres a la Cámara de Representantes, sobre todo, del Partido Demócrata.

En la República Dominicana, hasta la fecha, la movilización social y la participación política de las mujeres de clase media es ínfima. A pesar de la incorporación de muchas mujeres al mercado laboral, las mujeres dominicanas siguen confinadas a los espacios domésticos y religiosos, aunque tengan un empleo. Su estatus privilegiado de clase media les ha impedido ver que la sociedad dominicana será más democrática cuando se incorporen de manera más efectiva al espacio público; y eso implica la capacidad de protesta y participación política.

Segundo sobre los partidos grandes. El triunfo del Partido Demócrata en la Cámara de Representantes revela la importancia de un bipartidismo fuerte para la alternabilidad en los sistemas políticos presidenciales, como es el caso de los Estados Unidos y la República Dominicana.

Mientras en los Estados Unidos hay dos partidos grandes que se disputan constantemente el poder político, en la República Dominicana proliferan los partidos pequeños (27 registrados en la Junta Central Electoral); y fuera del PLD, ninguno es electoralmente competitivo en la actualidad. Se han dividido o nunca han crecido.

Si en los Estados Unidos existieran múltiples partidos opuestos al Partido Republicano, ninguno hubiera ganado en la Cámara de Representantes a solo dos años de la victoria de Donald Trump, y en medio de una economía próspera.

En la República Dominicana no logran entender que el sistema presidencial está diseñado para que existan pocos partidos electoralmente competitivos. Si no, un partido se hace dominante como ocurre ahora con el PLD, que se beneficia de la fragmentación y dispersión de la oposición.
 

- (*) Artículo originalmente publicado en el periódico Hoy de República Dominicana.

Rosario Espinal es socióloga y politóloga.

Compartir en Facebook Compartir en Twitter Compartir en Google Compartir en Yahoo Compartir en Google Reader

Volver arribaVolver arriba


 Comentarios

Recuerde que las sugerencias pueden ser importantes para otros lectores.
Comentar
Comentario
Título (obligatorio)
Nombre (obligatorio)
E-mail (obligatorio)
Por favor rellene el siguiente campo con las letras y números que aparecen en la imagen inferior
     
Acepto la cláusula de privacidad
Normas de uso:

Esta es la opinión de los internautas, no de HechosdeHoy.com

No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes (tanto españolas como internacionales) o que sean injuriantes.

Reservado el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tono y de tema.
Noticias relacionadas:

Leonel Fernández cambió de opinión sobre las primarias abiertas

Predican la paz, pero compiten y se atacan entre ellas

Jair Bolsonaro, con un 59% de intención de voto, un avance al que se teme

Los factores cruciales, en manos de Danilo Medina e Hipólito Mejía

Publicidad
Publicidad
Rosario Espinal
Ventanas en el espacio
BARRILES SIN FONDO

Partidos e iglesias se llevan gran tajada de los recursos públicos

RULETA RUSA

República Dominicana lidera las estadísticas de accidentes de coches

Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Lo más Leído
EL MÁS FRECUENTE

La combinación de inmunoterapia y cirugía en el tumor cerebral maligno

CHAMPIONS EN LYON

Ni Messi, ni Suárez, ni Dembelé, al FC Barcelona le falla el gol

ORDEN DIRECTA

Guaidó identifica a los jefes de las fronteras y les urge lealtad

Publicidad
Lo más compartido


CARIBE CANDENTE

Danilo Medina no quiere ser el 18 de la lista negra en América Latina



NO HAY FECHA

Meizu Note 9, la sorpresa de la cámara, el precio y el procesador

Síguenos Síguenos en tu Smartphone Síguenos en Twitter Síguenos en Facebook
Blogs on fire
NUEVA TRILOGÍA

La espeluznante relación entre Juego de Tronos y Star Wars

TRAMA POLICIAL

La Sala, la serie española de HBO con toques de Hannibal Lecter

BOMBAZO

Malú y Albert Rivera, la pareja sorpresa; y una ruptura muy fea

HH Visual Las imágenes más vistas Lo más leído Los últimos blogs
Archivo general
FEBRERO 2019
El PLD se ha convertido en el guardián del poder de los hombres
Partidos e iglesias se llevan gran tajada de los recursos públicos
República Dominicana lidera las estadísticas de accidentes de coches
ENERO 2019
Juan Guaidó y Nicolas Maduro, horas críticas en el drama de Venezuela
Corrupción y criminalidad: nada cambia aunque los jefes sean otros
De la Marcha Verde a la indignación que crece en Santo Domingo
Las iglesias evangélicas ganan terreno, la católica pierde
2019: Catastrofismo no, la autoflagelación no lleva a mejorar
...ver posts de otros meses
 
Publicidad
© 2019 Media, Marketing & Web S.L. Publicación controlada por Google Analytics Publicidad  |  Aviso Legal  |  Política de privacidad  |  Política de cookies