Comunidad de blogueros
Especiales tecnología
Especiales ocio y cultura
Especiales salud
Especiales enfoques
PUBLICIDAD
Editoriales
Puñetazo en la mesa de Yolanda Díaz después del de Arnaldo Otegi. (Foto: @Yolandíaz)
SEGUNDA VOLADURA

Se abre la crisis de poder de Yolanda Díaz con Nadia Calviño

Segunda voladura del 40º Congreso del PSOE. Pedro Sánchez ya no puede seguir de pie y se tiene que sentar en una silla. O se es socialdemócrata (la apuesta del centro) o socialista radical (la apuesta socialcomunista).

El primer puñetazo sobre la mesa lo dio Arnaldo Otegi exigiendo a Pedro Sánchez que sea fiel (en todas sus consecuencias) al pacto que cerró con Pablo Iglesias de PSOE, Bildu y Podemos.

El segundo puñetazo lo ha dado Yolanda Díaz. No admite que Nadia Calviño sea la primera vicepresidenta. Tampoco acepta que esté al frente de todas las decsiones económicas. Y por último exige ser ella la interlocutora en Bruselas.

Los órdagos de Arnaldo Otegi y Yolanda Díaz son las mayores cargas de profundidad contra contra el submarino de la coalición socialcomunista que opta por navegar en aguas profundas (una hoja de ruta con los principios de que todo sea corto y difuso) en lugar de emerger a la superficie de una vez con total transparencia sobre sus actos.

Pedro Sánchez debe saber que si opta por ser un socialdemócrata, el camino es el de los pactos con el Partido Popular buscando moderación, consenso y verdadera gobernanza. Si quiere ser socialista radical, la vía es la hasta ahora elegida de pactos con Bildu (el partido que quiere destronar al PNV en el País Vasco); aceptar las imposiciones de Esquerra Republicana (un referéndum sobre Cataluña); y ser fiel a Podemos (Unidas Podemos), partido de izquierda radical, neocomuniusta y anticapitalista.

La ministra de Trabajo y Asuntos Sociales, Yolanda Díaz (vicepresidenta segunda), ya ha advertido que no admite injerencias de Nadia Calviño (vicepresidenta primera) reclamando pilotar en solitario el objetivo de derogar la reforma laboral de Mariano Rajoy. Ha apuntado además a Nadia Calviño no como compañera en la mesa del Consejo de Ministros sino como rival e incluso enemiga de la coalición socialcomunista.

Ya es un choque de trenes total.

Yolanda Díaz exige derogar la reforma laboral con todas sus consecuencias. Fue el pacto de Pedro Sánchez con Pablo Iglesias:

"Derogaremos la reforma laboral. Recuperaremos los derechos laborales arrebatados por la reforma laboral de 2012".

Nadia Calviño ha rechazado hablar de derogación. Tampoco quiere un lenguaje de reformas ni de contrarreformas.

Atención a una cuestión extremadamente delicada. 

Será la Comisión Europea quien evalúe la reforma laboral del Gobierno de Pedro Sánchez porque es la llave para inyectar los fondos de recuperación.
ARTÍCULOS RELACIONADOS
  • SELLO SOCIALISTA RADICAL

    El Pollo Carvajal, la mina de oro de Zapatero y la trampa a Díaz y Sánchez

  • EL ÚLTIMO INSULTO

    Sin reacción de Sánchez ante al ataque despiadado de Puigdemont a España

OTROS ARTÍCULOS DE Editoriales
  • BRUSELAS EXPECTANTE

    Pedro Sánchez y Yolanda Díaz, un pulso en Moncloa con todo en juego

  • LOS RETOS DEL PP

    La frontera de 176 diputados en el Congreso y 19 en el Parlamento de Cataluña

  • CRISIS DE DIGNIDAD

    Puigdemont, la burla a España tras quedar de nuevo en libertad

  • NUEVOS INTERROGANTES

    Carles Puigdemont, ¿el final de la larga escapada en la isla de Cerdeña?

  • PSG INSOSTENIBLE

    Tebas contra la humillación de Nasser y Catar a la UEFA y los principios europeos

Este website utiliza cookies propias y de terceros. Si continúa navegando o pulsa aceptar, consideramos que acepta su uso. Política de cookies