Este website utiliza cookies propias y de terceros. Alguna de estas cookies sirven para realizar analíticas de visitas, otras para gestionar la publicidad y otras son necesarias para el correcto funcionamiento del sitio. Si continúa navegando o pulsa en aceptar, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies?
Síguenos
Sábado, 28 de mayo de 2016. Madrid: 09:54 h
hechosdehoy.com

Síguenos:  Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter RSS

  Buscar
Suscríbete gratis
Especiales Tecnología  Redes   |   Tecnología personal   Especiales Ocio y Cultura  Viajes   |   Videojuegos   |   Madrid-Toledo-Barcelona + AVE
Especiales Salud  Innovación farmacéutica   |   Investigación médica   |   Psicología   |   Los retos del Alzheimer
Especiales Enfoques  Empresas y negocios   |   Golf   |   Recetas   |   Relatos
  Comunidad de blogueros

Río Azul y un olor a campo cubano que ya no volveríamos a encontrar

Casi todavía de madrugada, la neblina, alta y densa, le servía de mediadora al río Cauto para que abandonara la Sierra Maestra y se entregara a la llanura.

DE SANTIAGO A LA HABANA
 / Actualizado 4 diciembre 2011 Ampliar el textoReducir el textoImprimir este artículoCorregir este artículoEnviar a un amigo
Salimos de Santiago de Cuba a las 5 de la mañana. Queríamos llegar a La Habana antes de que la noche nos diera alcance. Esta vez sí le hice caso a los consejos de José Manuel Fernández Pequeño. Seguimos por el rastro inconcluso de la autopista hasta Palma Soriano.

En las ruinas del ingenio Dos Ríos, tomamos la Carretera Central. Antes de llegar a Bayamo ya era día claro. Gracias a eso pudimos ver un acto simple, pero imborrable. La neblina, alta y densa, le servía de mediadora al río Cauto para que abandonara la Sierra Maestra y se entregara a la llanura.

La primera parada la hicimos en Las Tunas. Mientras desayunábamos, le hablé a Diana de Eduardo Lozano, un viejo amigo de la Escuela de Arte de Cubanacán. Lozano es de Las Tunas, pero vive en Valencia desde hace 10 años. Allá sigue pintando las hierbas y la naturaleza muerta de su provincia.

Poco antes de abandonar la Carretera Central, casi en la frontera de Ciego de Ávila con Sancti Spíritus, nos detuvimos en el Parador de Río Azul. “It´s Miller time!”, era la manera que tenía Diana para anunciar el mediodía y decretar un alto. Masas de puerco fritas, cervezas y un olor a campo cubano que ya no volveríamos a encontrar.

Llegamos a La Habana a media tarde. No quise compartir el timón en todo el viaje. Cuando era niño, mi padre se vanagloriaba de haber manejado solo desde La Habana hasta Santiago. Más de 30 años después, por fin hice el viaje de regreso de Serafín. Esa noche no pudimos salir, estábamos molidos.

Nos sentamos a mirar caer la tarde. Cuando el mar se tragó toda la luz que le quedaba a La Habana, perdimos de vista a los pescadores que flotaban en el Golfo. Allí los dejamos, inmóviles, como la ciudad que tenían a sus espaldas.

Compartir en Facebook Compartir en Twitter Compartir en Google Compartir en Yahoo Compartir en Google Reader

Volver arribaVolver arriba


 Comentarios

Recuerde que las sugerencias pueden ser importantes para otros lectores.
Comentar
Comentario
Título (obligatorio)
Nombre (obligatorio)
E-mail (obligatorio)
Por favor rellene el siguiente campo con las letras y números que aparecen en la imagen inferior
     
Acepto la cláusula de privacidad
Normas de uso:

Esta es la opinión de los internautas, no de HechosdeHoy.com

No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes (tanto españolas como internacionales) o que sean injuriantes.

Reservado el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tono y de tema.
De Santiago a La Habana, acompañados de intensas sensaciones. (Foto: CV)
Publicidad
Publicidad
Camilo Venegas
El Fogonero
Sobre líderes de la Iglesia Católica en República Dominicana y Cuba A(SIMETRÍA)

Sobre líderes de la Iglesia Católica en República Dominicana y Cuba

Imaginemos cómo será Santo Domingo sin Roberto Salcedo TRAS 12 AÑOS

Imaginemos cómo será Santo Domingo sin Roberto Salcedo

Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Lo más Leído
El cara a cara del Motorola Moto G4 2016 y Motorola Moto G 2015 ¿QUIÉN SUPERA A QUIÉN?

El cara a cara del Motorola Moto G4 2016 y Motorola Moto G 2015

Obama, primer presidente de Estados Unidos en visitar Hiroshima SIN ARMAS NUCLEARES

Obama, primer presidente de Estados Unidos en visitar Hiroshima

Francisco, cauto ante el duro ataque a Macri de Hebe de Bonafini EL MITIN DE ROMA

Francisco, cauto ante el duro ataque a Macri de Hebe de Bonafini

Publicidad
Lo más compartido
Helena Bonham Carter, Lenny Kravitz, John Wayne, príncipe Federico, y disculpas

MOMENTOS ESTELARES

Helena Bonham Carter, Lenny Kravitz, John Wayne, príncipe Federico, y disculpas

La sorpresa de Samsung con el escáner de iris del Samsung Galaxy Note 6

¿QUÉ SE SABE?

La sorpresa de Samsung con el escáner de iris del Samsung Galaxy Note 6

Síguenos Síguenos en tu Smartphone Síguenos en Twitter Síguenos en Facebook
Blogs on fire
Ramón Alós con el genial homenaje Segundo de Chomón, y Francisco Espada RECREACIONES HISTÓRICAS

Ramón Alós con el genial homenaje Segundo de Chomón, y Francisco Espada

Mia Wasikowska como Alicia con Lewis Carrol, Salvador del Solar y radiante Arnaud Desplechin DIGNAS DE APLAUDIR

Mia Wasikowska como Alicia con Lewis Carrol, Salvador del Solar y radiante Arnaud Desplechin

Una forma muy española de servir judías blancas o garbanzos EN PRIMAVERA O VERANO

Una forma muy española de servir judías blancas o garbanzos

HH Visual Las imágenes más vistas Lo más leído Los últimos blogs
Archivo general
MAYO 2016
Sobre líderes de la Iglesia Católica en República Dominicana y Cuba
Imaginemos cómo será Santo Domingo sin Roberto Salcedo
Mientras soñamos con el día en que todos los cubanos puedan hacerlo
La confianza en la sombra de los árboles al filo de los 50 años
Con Bladimir Zamora aprendí que la cubanía te hace rico, te salva
Mi homenaje a Sergio Vitier solo podré escucharlo yo
ABRIL 2016
El día que decidí convertirme en cazador de emociones
¡Paquito, Paquito, síguelo si puedes, allá tú!
El día en que me convierta en abono, mas abono enamorado
Venimos de un mundo raro donde se rebobinaba el casete con un lápiz
El mes que viví en los libros de Svetlana Alexeiévich
La enajenación del hombre nuevo en Cuba que se disculpa insultando
...ver posts de otros meses
 
Publicidad
Faq/Enlaces Mapa web El Tiempo en el Mundo El Tiempo en España El Tiempo en República Dominicana El Tiempo en EE.UU. Callejero Internacional El tráfico en España Traductor Diccionario
Publicidad
© 2016 Media, Marketing & Web S.L. Publicación controlada por Google Analytics Publicidad  |  Aviso Legal  |  Política de privacidad