Este website utiliza cookies propias y de terceros. Alguna de estas cookies sirven para realizar analíticas de visitas, otras para gestionar la publicidad y otras son necesarias para el correcto funcionamiento del sitio. Si continúa navegando o pulsa en aceptar, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies?
Síguenos
Martes, 25 de julio de 2017. Madrid: 10:51 h
hechosdehoy.com

Síguenos:  Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter RSS

  Buscar
Suscríbete gratis
Especiales Tecnología  Redes   |   Tecnología personal   Especiales Ocio y Cultura  Viajes   |   Videojuegos   |   Madrid-Toledo-Barcelona + AVE
Especiales Salud  Innovación farmacéutica   |   Investigación médica   |   Psicología   |   Los retos del Alzheimer
Especiales Enfoques  Empresas y negocios   |   Golf   |   Recetas   |   Relatos
  Comunidad de blogueros

Responso en sol mayor; ahora que ya estás fuera del tiempo

Sé que te hubiera gustado despedirte, pero no has sabido o no has podido. Como todo el mundo, creías que este momento no llegaría nunca, que eso era cosa de los demás.

UN PRIVILEGIO
 / Actualizado 12 marzo 2016 Ampliar el textoReducir el textoImprimir este artículoCorregir este artículoEnviar a un amigo
Sé que te hubiera gustado despedirte, pero no has sabido o no has podido. Como todo el mundo, creías que este momento no llegaría nunca, que eso era cosa de los demás. De tus hermanos menores, que ya se fueron hace años, o de tus amigos o de tus amores. Pero nunca de ti.

El mecanismo defensivo, inducido por el instinto de conservación, también actuaba en ti, hasta el último aliento de lucidez. Muchas veces pienso que cuando se vive tanto como tú has vivido, la sensación de soledad, de ser “el último de Filipinas” que está ya de más en este mundo, tiene que ser tan potente, como para desear dejarlo de una vez y quedarse dormido definitivamente. Pero no funciona así, salvo excepciones. Querías vivir pese a todo. Y no sólo porque no acababas de tener claro lo que viene después. No sólo por eso, que también.

A lo mejor debo ser yo quien se despida de ti, aunque no me escuches ya en este mundo. Pero sé que me escucharás, ahora que tu espíritu ha regresado al origen. Y comprenderás que lo que llamamos vida aquí no es más que una chispa en el binomio espacio-tiempo, que cierra un círculo que se reencuentra con su origen y así hasta el infinito.

En medio de todo esto queda probablemente lo que has hecho en tu vida, lo que has amado y lo que has construido. Creo que todos dejamos algo que no se diluye con la muerte. Ese algo puede tener mayor o menor dimensión, pero en todo caso es como un mensaje que permanece adherido a nuestra mente mientras estamos aquí y quién sabe si pervive luego, como pervive una obra de arte.

Es como una composición musical, que se perpetúa en nuestro cerebro y seguimos oyendo aunque nadie la interprete. En tu caso seguiré oyendo tu voz fuerte y rotunda, oiré sin desmayo la fuerza de tu personalidad, de tu voluntad indomable, de tus grandes aciertos y tus grandes errores, de tu carácter cerebral y romántico a la vez. Escucharé la música de una vida llena de contradicciones y llena de grandeza.

Dentro de la pequeña historia humana de nuestra familia ocupas ya un sitial destacado. Dentro de la otra historia, la de la empresa que fundó tu abuelo y la del país en que naciste y trabajaste, también has dejado la huella de tu protagonismo indiscutible.

Ahora que estás ya fuera del tiempo, me gustaría recomendarte que escucharas a Bach. Pero no en un CD o en una sala de conciertos. No. A Bach en persona, al maestro de maestros dirigiendo su Concierto de Brandemburgo nº 3 en sol mayor.

La muerte debería permitirte este privilegio.

Irías al Café Zimmermann en la Katharinenstrasse nº 14 de Leipzig, en una lluviosa tarde de 1730. Allí, sentado con una taza de manzanilla en una sala del “Kaffeehaus” más famoso entonces de Alemania, verías al “Collegium Musicum” dirigido por Bach y oyendo su música quizá comprenderías que el arte supera siempre a la muerte y nos acerca al goce casi absoluto.

Te veo allí sentado, en el Café Zimmermann, escuchando aquella música y entonces espero que por fin hayas encontrado el sentido del misterio que tanto habías buscado.



Compartir en Facebook Compartir en Twitter Compartir en Google Compartir en Yahoo Compartir en Google Reader

Volver arribaVolver arriba


 Comentarios

Recuerde que las sugerencias pueden ser importantes para otros lectores.
Comentar
Comentario
Título (obligatorio)
Nombre (obligatorio)
E-mail (obligatorio)
Por favor rellene el siguiente campo con las letras y números que aparecen en la imagen inferior
     
Acepto la cláusula de privacidad
Normas de uso:

Esta es la opinión de los internautas, no de HechosdeHoy.com

No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes (tanto españolas como internacionales) o que sean injuriantes.

Reservado el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tono y de tema.
Todos dejamos algo que no se diluye con la muerte. (Foto: Pixabay)
Noticias relacionadas:

España, la investidura de Platón y las ondas gravitatorias

Refugiados: Un desarraigo físico, pero sobre todo un terrible desgarro del alma

Lo proclamo alto y claro ¡Yo no soy Charlie! No soy ni quiero ser así

¿Qué es una pregunta? La RAE se queda corta

Publicidad
Publicidad
Germán Loewe
A Vuelapluma
EL GÉNESIS

Miguel Ángel y Joseph Haydn, La Creación recreada

ERA UN SUEÑO, PROBABLEMENTE

Versos de antaño para gentes de hoy (Sátira trenzada entre rimas de Lope)

Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Lo más Leído
200 MEDIDAS

Un pacto histórico para proteger a las mujeres y sus hijos de la violencia machista

LA GRAN PANTALLA

Honor Note 9 se copia descaradamente del Samsung Galaxy S8

VUELVE EL RUMOR

Prisas de Julio Igesias por cerrar sus memorias y vender en Indian Creek

Publicidad
Lo más compartido


OBSESIÓN POR LA CARNE

Todo sobre el asado, genial comedia de la idiosincrasia argentina



NUNCA CAMINARÁS SOLO

Antes de la ronda final Jordan Spieth (-11) lidera con autoridad The Open

Síguenos Síguenos en tu Smartphone Síguenos en Twitter Síguenos en Facebook
Blogs on fire
PARA CUALQUIER OCASIÓN

Crujientes croquetas de espinacas y pescado, siempre apetecibles

MOMENTOS ESTELARES

Jorge Javier Vázquez, Ernesto Alterio, Canetti, Santiago y Galicia

LUNES VARIADO

Antena 3 acierta, Sobera vs Mejide, Santiago Segura y Sálvame

HH Visual Las imágenes más vistas Lo más leído Los últimos blogs
Archivo general
JULIO 2017
Miguel Ángel y Joseph Haydn, La Creación recreada
JUNIO 2017
Versos de antaño para gentes de hoy (Sátira trenzada entre rimas de Lope)
...ver posts de otros meses
 
Publicidad
Faq/Enlaces Mapa web El Tiempo en el Mundo El Tiempo en España El Tiempo en República Dominicana El Tiempo en EE.UU. Callejero Internacional El tráfico en España Traductor Diccionario
Publicidad
© 2017 Media, Marketing & Web S.L. Publicación controlada por Google Analytics Publicidad  |  Aviso Legal  |  Política de privacidad  |  Política de cookies