Este website utiliza cookies propias y de terceros. Alguna de estas cookies sirven para realizar analíticas de visitas, otras para gestionar la publicidad y otras son necesarias para el correcto funcionamiento del sitio. Si continúa navegando o pulsa en aceptar, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies?
Síguenos
Jueves, 19 de enero de 2017. Madrid: 13:59 h
hechosdehoy.com

Síguenos:  Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter RSS

  Buscar
Suscríbete gratis
Especiales Tecnología  Redes   |   Tecnología personal   Especiales Ocio y Cultura  Viajes   |   Videojuegos   |   Madrid-Toledo-Barcelona + AVE
Especiales Salud  Innovación farmacéutica   |   Investigación médica   |   Psicología   |   Los retos del Alzheimer
Especiales Enfoques  Empresas y negocios   |   Golf   |   Recetas   |   Relatos
  Comunidad de blogueros
Qué será de Cuba tras la muerte de Fidel es una incógnita
El acto de despedida a Fidel Castro en La Habana. (Foto: FB/EPN)

Qué será de Cuba tras la muerte de Fidel sigue siendo una incógnita

Cómo resolver la sucesión presidencial es algo para lo cual no hay aprendizaje en Cuba. Extirpar el caudillismo no es tarea fácil. Fidel ha sido la marca de la Revolución; Raúl la extiende pero no la eterniza.

EL GRAN DESAFÍO
 / Actualizado 30 noviembre 2016 Ampliar el textoReducir el textoImprimir este artículoCorregir este artículoEnviar a un amigo
 Relacionado con:
El éxito de un sistema social no es un hombre, ni una mujer, ni un símbolo, por más llamativos que sean. Es la capacidad de acomodar toda una sociedad en sus problemas, sus triunfos, su diversidad. Ningún país escapa a este dilema, ningún gobierno es inmune a estos desafíos, ninguna sociedad puede obviar la complejidad.



Se puede alabar a Fidel Castro por haber desafiado por décadas el imperialismo yanqui. Por haber impulsado la educación y la salud como derechos generalizados en Cuba. Por su persistencia en los objetivos asumidos. Por la solidaridad con causas comunes en diversas partes del mundo. Y la lista es más larga.

Se puede criticar a Fidel por la feroz oposición a los disidentes. Por su excentricismo con largos monólogos discursivos. Por no haber impulsado un proceso productivo capaz de generar fuentes de trabajo para que los cubanos no terminaran casi todos siendo empleados del gobierno. Y la lista es más larga.

Pero de ahora en adelante, Fidel será una figura de la historia, aunque el paso a los libros de historia en la psiquis cubana tome más tiempo.

La historia no tiene que absolverlo porque todo lo que hizo, bueno o malo, lo hizo con absoluta conciencia y claridad de objetivos. Sus éxitos y fracasos son producto de lo que cada quien quiera ver, y según se enfatice un aspecto u otro entre sus múltiples acciones a través de una larga vida. La absolución no es para él. Es para quienes sientan ambivalencia hacia su récord político, controversial como es.

Fue un político implacable, como sucede con todos los políticos que transcienden en la historia, porque la política es una lucha de poder feroz hecha mitología, con buenos y malos, opresores y oprimidos, victimarios y víctimas.

Murió el cuerpo de Fidel, pero queda el cuerpo vivo de la sociedad cubana. Probablemente no sucederá nada transcendental de momento. Fidel se alejó del poder en la ancianidad para que el régimen siguiera después de su muerte. Raúl Castro lo custodiará. Eso permite que esta primera transición no se sienta como transición sino como continuidad.

Pero al igual que Fidel, Raúl no es eterno. Y por más que se haya preparado una casta política para dirigir el país, Fidel Castro fue un caudillo, que sólo podía traspasar temporalmente el poder a su hermano. Después de Raúl no hay herederos políticos seguros, y negociar la repartición del poder en las máximas alturas será muy complejo.

Cómo resolver eventualmente la sucesión presidencial es algo para lo cual no hay aprendizaje en Cuba. Extirpar el caudillismo no es tarea fácil ni rápida. Fidel ha sido la marca de la Revolución; Raúl la extiende pero no la eterniza.

Una sociedad sin disidencia y oposición es hueca, no importa cuánto se prolongue en el tiempo ni cuánto se haya eliminado el analfabetismo. La libertad de expresión y organización es un derecho humano. No es el único, pero tampoco es una trivialidad ni un mal invento burgués.

Justificar la represión por el desafío constante del imperialismo puede movilizar a unos y tranquilizar a otros, pero no adquiere categoría de principio.

Hacia adelante, el gran desafío de Cuba es cómo preservar las conquistas sociales de la Revolución, y a la vez, enmendar las tantas heridas que ha dejado este proceso. Al momento no hay buenas referencias a seguir. La revolución rusa, china, y nicaragüense muestran una alta concentración de poder en la cúpula política, sea personalista o partidista, y un híbrido con economía capitalista de híper-explotación.

Qué será de Cuba sigue siendo una incógnita.
 

- Ver también, Enrique Peña Nieto a favor de una Cuba abierta tras Fidel Castro (Hechos de Hoy)

Compartir en Facebook Compartir en Twitter Compartir en Google Compartir en Yahoo Compartir en Google Reader

Volver arribaVolver arriba


 Comentarios

Recuerde que las sugerencias pueden ser importantes para otros lectores.
Comentar
Comentario
Título (obligatorio)
Nombre (obligatorio)
E-mail (obligatorio)
Por favor rellene el siguiente campo con las letras y números que aparecen en la imagen inferior
     
Acepto la cláusula de privacidad
Normas de uso:

Esta es la opinión de los internautas, no de HechosdeHoy.com

No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes (tanto españolas como internacionales) o que sean injuriantes.

Reservado el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tono y de tema.
Noticias relacionadas:

El PRM empantanado por la falta de unidad de Luis Abinader e Hipólito Mejía

El 42% ha reaccionado con miedo a la victoria de Donald Trump

Hillary y Bill, los Clinton. Ni Bush, ni Ford, ni Rockefeller, ni Kennedy

Venezuela, el eterno retorno del subdesarrollo sin salida airosa

Publicidad
Publicidad
Rosario Espinal
Ventanas en el espacio
INDIGNACIÓN EN EL CARIBE

Caso Odebrecht, sacudida sin precedentes en República Dominicana

REPÚBLICA DOMINICANA

¿Ley de Partidos? Comiencen por la electoral, es mejor algo que nada

Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Lo más Leído
FUROR EN CHINA

Éxito absoluto del Nokia 6 que pulverizó las ventas en solo un minuto

EN CINCO MINUTOS

El test de orina que determina si nuestra alimentación es saludable

DESPEDIDA FINAL

Barack Obama defiende a la prensa y advierte que no se callará

Publicidad
Lo más compartido


MOMENTOS ESTELARES

Michelle Obama, Daniel Diges, Arbeloa, Jim Carrey, y normal, light y zero



BAILOTEO EN LA PLAYA

El viaje al carnaval de Panamá que me salvó la vida

Síguenos Síguenos en tu Smartphone Síguenos en Twitter Síguenos en Facebook
Blogs on fire
SUBE Y BAJA

Mi casa es la tuya con Bisbal, y Jennifer Lawrence, frente a El final del camino

INDIGNACIÓN EN EL CARIBE

Caso Odebrecht, sacudida sin precedentes en República Dominicana

UN LUJO

Manzana y orejones en un postre para los que saben lo que es bueno

HH Visual Las imágenes más vistas Lo más leído Los últimos blogs
Archivo general
ENERO 2017
Caso Odebrecht, sacudida sin precedentes en República Dominicana
¿Ley de Partidos? Comiencen por la electoral, es mejor algo que nada
Corrupción gubernamental, crimen organizado y delincuencia callejera
DICIEMBRE 2016
El pueblo dominicano se ha acostumbrado a aceptar lo mal hecho
Danilo Medina observa el Código Penal por la penalización total del aborto
Donald Trump, el debate del giro xenófobo del Partido Republicano
El inmenso poder de la derecha en República Dominicana
...ver posts de otros meses
 
Publicidad
Faq/Enlaces Mapa web El Tiempo en el Mundo El Tiempo en España El Tiempo en República Dominicana El Tiempo en EE.UU. Callejero Internacional El tráfico en España Traductor Diccionario
Publicidad
© 2017 Media, Marketing & Web S.L. Publicación controlada por Google Analytics Publicidad  |  Aviso Legal  |  Política de privacidad