Publicidad
 
Este website utiliza cookies propias y de terceros. Alguna de estas cookies sirven para realizar analíticas de visitas, otras para gestionar la publicidad y otras son necesarias para el correcto funcionamiento del sitio. Si continúa navegando o pulsa en aceptar, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies?
Síguenos
Sábado, 28 de marzo de 2015. Madrid: 17:01 h
hechosdehoy.com

Síguenos:  Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter RSS

  Buscar
Suscríbete gratis
Especiales Tecnología  Redes   |   Tecnología personal   Especiales Ocio y Cultura  Viajes   |   Videojuegos   |   Madrid-Toledo-Barcelona + AVE
Especiales Salud  Innovación farmacéutica   |   Investigación médica   |   Psicología   |   Los retos del Alzheimer
Especiales Enfoques  Empresas y negocios   |   Golf   |   Recetas   |   Relatos
  Comunidad de blogueros

Navidad, la certeza de que tras las semanas más oscuras volverán los días luminosos

Tiempo para estar unidos con quienes nos hicieron felices y que ahora, bajo una enfermedad cruel, perdieron hasta la capacidad de añorar esos instantes llenos de ternura y risas.

DEDICADO A QUIENES NO PUEDEN RECORDAR
Ana Romaz / Actualizado 22 diciembre 2012 Ampliar el textoReducir el textoImprimir este artículoCorregir este artículoEnviar a un amigo
Siempre he sido una de esas personas que cuando ve los primeros síntomas de que se acerca la Navidad va perdiendo años a medida que se aproximan las fiestas. Me gustan estos días y mi memoria está llena de muchos momentos entrañables: de los enormes nacimientos que nos montaba el abuelo, con todos los materiales que a partir de octubre nos iba pidiendo a la pandilla de nietos. "Chicos, necesito musgo y piedrecitas pequeñas, ¡ah! Y un par de troncos para hacer árboles".
 
¡Como nos esforzábamos por localizar todo lo que nos iba pidiendo! ¡Y como disfrutábamos el día de la “apertura de la puerta”! Porque nos montaba el belén en una habitación reservada para ello, nadie entraba allí mientras duraban los trabajos y el domingo anterior a Nochebuena todos los nietos asistíamos asombrados al espectáculo que nos esperaba detrás de la puerta.

¿Cómo olvidar el río que corría, el molino que giraba y las hogueras de los pastores que chisporroteaban bajo un cielo estrellado de papel?.

Crecimos los nietos y él se fue poniendo mayor, un buen año ya no hubo nacimiento…pero la semilla que plantó en todos nosotros, y antes de eso en sus propios hijos, germinó. Ya todos estamos “creciditos” y aún así, es oír un villancico, oler unas castañas asadas o descubrir una pieza nueva para el árbol de Navidad y volver a recuperar, en un instante, toda la magia que había detrás de aquella puerta.

Luego llegó el momento de organizar los calendarios, nos íbamos emparejando y había que planificar “donde nos toca este año”. Un año en Nochebuena y el siguiente en Navidad con la familia de cada uno. Cambió el ritual, pero se mantuvieron la ilusión, las ganas de festejar, de reunirnos. Y la casa de encuentro dejó de ser la de los abuelos y pasó a ser la de nuestros padres.
Seguíamos las tradiciones: "¡Que no falte el cordero al horno ni el buen marisco!...y el tío Julio que se ocupe de preparar la “cascaruja”. Y los Reyes mantenían su fecha de llegada: el día 5. Había que estar en la casa familiar el 6, sobre las 12, y abrir los regalos buscados con mimo, en ocasiones semanas antes, guardados en los fondos de los armarios, -¡tiene que ser sorpresa!-.

Empezaron a nacer los peques de la familia y hubo adaptaciones. Los Reyes Magos fueron sustituidos por Santa Claus,- que llega el 24 y permite que los niños tengan más tiempo para jugar antes de volver al cole-. Aunque nunca se fueron del todo sus Majestades, siempre había algo inesperado la mañana de Reyes… y sobre todo ¡que no se te olvide el agua para los camellos…y unas galletas, que vendrán con hambre!.

El belén compartió espacio y protagonismo con el árbol de Navidad. Nos íbamos “internacionalizando” y tradiciones de otras tierras se fundían con las nuestras. Fue la época de ver las fiestas a través de los ojos de nuestros hijos, de instaurar nuevos rituales: la cabalgata de Reyes y el chocolate de después, la tarde de merienda con los abuelos para que nosotros, los padres, pudiéramos ir de compras, y los niños convertidos en mensajeros de Santa, encargados de entregar los regalos, disfrutando de su papel de repartidores.

Para entonces los villancicos a coro habían sido desplazados por CDs navideños…aunque, ¡eso sí!, seguidos con entusiasmo (¡a veces hasta afinábamos!) por todos.

Si miro hacia atrás, -y en estos días en que se notan tanto las ausencias no puedo dejar de hacerlo-, veo los días de Navidad de mi vida como una secuencia de luces brillantes y cálidas; de momentos en los que el milagro de la Paz parecía posible; de instantes llenos de ternura, de solidaridad, de risas; de días de celebración del afecto, de la familia.

Independientemente de las creencias personales para mi la Navidad es el recordatorio de que después de las semanas más oscuras del año volverán los días luminosos. Es la promesa de un año nuevo lleno de expectativas, proyectos y sueños. Y sigo queriendo creer que, al menos en estas fechas, un trocito de cada uno de nosotros se vuelve mejor persona…¡Ojala el efecto nos dure mucho tiempo!

Os deseo a todos unas fiestas llenas de luz fuera y, sobre todo, dentro de cada uno. Y que 2013 no os traiga nada a lo que no podáis encontrar algo positivo. ¡Feliz Navidad!

Compartir en Facebook Compartir en Twitter Compartir en Google Compartir en Yahoo Compartir en Google Reader

Volver arribaVolver arriba


 Comentarios

Recuerde que las sugerencias pueden ser importantes para otros lectores.
Comentar
Comentario
Título (obligatorio)
Nombre (obligatorio)
E-mail (obligatorio)
Por favor rellene el siguiente campo con las letras y números que aparecen en la imagen inferior
     
Acepto la cláusula de privacidad
Normas de uso:

Esta es la opinión de los internautas, no de HechosdeHoy.com

No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes (tanto españolas como internacionales) o que sean injuriantes.

Reservado el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tono y de tema.
Con la llegada del árbol de Navidad nos fuimos internacionalizando. ( Ilustración: Eva Fajardo)
Publicidad
Publicidad
Ana Romaz
Neuronas Off-Line
Navidad: todo cambió cuando el Alzheimer se llevó a mi madre REFLEXIONES

Navidad: todo cambió cuando el Alzheimer se llevó a mi madre

El extraño mecanismo que hace que no recuerdes a tu mujer pero sí que la quieras ALZHEIMER, UNA ENFERMEDAD ARTERA

El extraño mecanismo que hace que no recuerdes a tu mujer pero sí que la quieras

Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Lo más Leído
Kristen Stewart carga contra Robert Pattinson tras conocer su crisis con FKA Twigs ¿HABRÁ BODA?

Kristen Stewart carga contra Robert Pattinson tras conocer su crisis con FKA Twigs

La estafa de WhatsApp con las llamadas de voz, un error en el que muchos caen APROVECHANDO EL TIRÓN

La estafa de WhatsApp con las llamadas de voz, un error en el que muchos caen

Aguasantas triunfó en Twitter ante la indignación por el triunfo de Belén Esteban LA OTRA GANADORA

Aguasantas triunfó en Twitter ante la indignación por el triunfo de Belén Esteban

Publicidad
Lo más compartido
Día del Clima, Pedrojota Ramírez, Larry Page, Keira Knightley y Amparo Larrañaga

MOMENTOS ESTELARES

Día del Clima, Pedrojota Ramírez, Larry Page, Keira Knightley y Amparo Larrañaga

Vanuatu, uno de los mejores destinos de Oceanía, pese al paso del ciclón Pam

UN VIAJE INOLVIDABLE

Vanuatu, uno de los mejores destinos de Oceanía, pese al paso del ciclón Pam

Síguenos Síguenos en tu Smartphone Síguenos en Twitter Síguenos en Facebook
Blogs on fire
JJ teme por Belén Esteban y las miserias de Jesús y Olvido vs Morata y José Mota PENA Y MIEDO

JJ teme por Belén Esteban y las miserias de Jesús y Olvido vs Morata y José Mota

Pesca en Entrepeñas, Buendía y Bolarque, un trío de embalses ganador EL TRAMO ALTO

Pesca en Entrepeñas, Buendía y Bolarque, un trío de embalses ganador

La estafa de Will Smith en "Focus", la brillante "Cenicienta" de Kenneth Branagh y Edward Snowden VUELVE LA MAGIA

La estafa de Will Smith en "Focus", la brillante "Cenicienta" de Kenneth Branagh y Edward Snowden

HH Visual Las imágenes más vistas Lo más leído Los últimos blogs
Archivo general
...ver posts de otros meses
 
Publicidad
Faq/Enlaces Mapa web El Tiempo en el Mundo El Tiempo en España El Tiempo en República Dominicana El Tiempo en EE.UU. Callejero Internacional El tráfico en España Traductor Diccionario
Publicidad
© 2015 Media, Marketing & Web S.L. Publicación controlada por Google Analytics Publicidad  |  Aviso Legal  |  Política de privacidad