Este website utiliza cookies propias y de terceros. Alguna de estas cookies sirven para realizar analíticas de visitas, otras para gestionar la publicidad y otras son necesarias para el correcto funcionamiento del sitio. Si continúa navegando o pulsa en aceptar, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies?
Síguenos
Viernes, 24 de febrero de 2017. Madrid: 04:39 h
hechosdehoy.com

Síguenos:  Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter RSS

  Buscar
Suscríbete gratis
Especiales Tecnología  Redes   |   Tecnología personal   Especiales Ocio y Cultura  Viajes   |   Videojuegos   |   Madrid-Toledo-Barcelona + AVE
Especiales Salud  Innovación farmacéutica   |   Investigación médica   |   Psicología   |   Los retos del Alzheimer
Especiales Enfoques  Empresas y negocios   |   Golf   |   Recetas   |   Relatos
  Comunidad de blogueros
¿Y si llegan las vacas flacas a República Dominicana?
Un ambiente de expectación ante el discurso de rendición de cuentas de Danilo Medina. (Foto: Presidencia/PGRD)

¿Y si llegan las vacas flacas a República Dominicana?

Pepe Mujica pasó por el país hace un tiempecito, y el mayor revuelo lo causó cuando dijo que la presión fiscal dominicana era baja. A nadie, excepto al Gobierno, le gustó ese comentario.

MÁS DINERO
 / Actualizado 23 febrero 2017 Ampliar el textoReducir el textoImprimir este artículoCorregir este artículoEnviar a un amigo
 Relacionado con:
El gobierno quiere más dinero. Dicen algunos economistas locales y extranjeros que los impuestos son bajos en República Dominicana como porcentaje del Producto Interno Bruto (PIB). Pero ¡ah! pregúntele al que paga y verá lo que piensa.

Pepe Mujica pasó por el país hace un tiempecito, y el mayor revuelo lo causó cuando dijo que la presión fiscal dominicana era baja. A nadie, excepto al Gobierno, le gustó ese comentario.

Hace cuatro años hubo un gran aumento de impuestos, fue tan grande que ha sido escalonado, año por año. El hoyo fiscal de la campaña electoral de 2012 fue inmenso. Era la primera elección de Danilo Medina, y Leonel Fernández echaba la zapata para una nueva reelección en el 2016. Dos campañas en una.

La culpa de aquellos impuestos recayó sobre Fernández. Hasta frente a las películas de FUNGLODE se sentaron los jóvenes en protesta. A partir de ahí, Fernández no volvió a levantar cabeza y se frustraron sus planes de volver rápido al poder. Medina salió ileso y fue reelecto.

La necesidad de un pacto fiscal está plasmada en la ley llamada Estrategia Nacional de Desarrollo de 2010, pero nadita de nada. Nadie quiere pagar más impuestos.

Si el Gobierno los impone, caería estrepitosamente su aprobación, que ya ha bajado por los escándalos de corrupción. Por eso el Gobierno se contiene, aunque necesita más dinero para sostener el Estado corrupto, clientelar y asistencial dominicano. Casi medio país vive del Gobierno, y casi la otra mitad aspira a tal privilegio.

Ante la creciente deuda externa, el Fondo Monetario Internacional (FMI) tocó la primera alerta, y cuando eso sucede, no tardan en tocar nuevamente.

En realidad, el impuesto al consumo (ITIBS) no aguanta más aumentos, y extenderlo a otros productos es grabar más a los pobres. A la Barrick Gold ya le hicieron pagar más desde el 2013, y el precio del oro bajó después que pasó el ventarrón de la gran recesión.

El Gobierno dice ahora que no establecerá más impuestos hasta que no cobre los que hay. ¡Muy bien! La pregunta es: ¿y quiénes no pagan?

Los principales evasores son los empresarios y los empleados por cuenta propia con ingresos por encima de la cantidad exenta. Cobrarle a esos grupos no es fácil. El Gobierno intenta, sabiendo como sabe que necesita más dinero.

En su afán por evitar una eventual intervención del FMI, el Gobierno también ha comenzado a reducir o eliminar subsidios; y empezó con el poderoso sector transporte; esos que llaman los “dueños del país”. Si la eliminación de subsidios se extiende, vendrán grandes confrontaciones con los empresarios. Todos se creen meritorios de incentivos y privilegios.

El déficit fiscal dominicano y la deuda externa han aumentado en estos años de vacas gordas, cuando la economía ha crecido por encima del 5%, según los datos oficiales. ¿Qué sucederá entonces cuando lleguen los años de vacas flacas, cuando baje el crecimiento económico y las facilidades de endeudamiento externo sean menores?

He planteado en diversas ocasiones que la corrupción es un factor de movilización secundario. Es decir, el encono del pueblo con la corrupción toma impulso cuando hay factores primarios de descontento en el escenario como son las dificultades económicas.

La lucha contra la corrupción y la impunidad que comienza a desarrollarse en el país ante el caso Odebrecht se profundizará si la situación económica se torna más adversa.

De ocurrir eso, habría dos posibles escenarios políticos: un desplome del Gobierno, o que el presidente tome el toro por los cuernos y produzca cambios importantes. Ya veremos.

Compartir en Facebook Compartir en Twitter Compartir en Google Compartir en Yahoo Compartir en Google Reader

Volver arribaVolver arriba


 Comentarios

Recuerde que las sugerencias pueden ser importantes para otros lectores.
Comentar
Comentario
Título (obligatorio)
Nombre (obligatorio)
E-mail (obligatorio)
Por favor rellene el siguiente campo con las letras y números que aparecen en la imagen inferior
     
Acepto la cláusula de privacidad
Normas de uso:

Esta es la opinión de los internautas, no de HechosdeHoy.com

No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes (tanto españolas como internacionales) o que sean injuriantes.

Reservado el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tono y de tema.
Noticias relacionadas:

De la operación Java Lato al gigantesco escándalo de corrupción de Odebrecht

La clase obrera: ¿estúpida o masoquista?, el triunfo de Donald Trump

Legisladores dominicanos, la perversa violación de las mujeres

Vencer la ola de indignación antes de que sea incontrolable

Publicidad
Publicidad
Rosario Espinal
Ventanas en el espacio
CONFESIONES DEL FIN DEL MUNDO

De la operación Java Lato al gigantesco escándalo de corrupción de Odebrecht

EL DEBATE POLÍTICO

La clase obrera: ¿estúpida o masoquista?, el triunfo de Donald Trump

Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Lo más Leído
FUERTES DIFERENCIAS

Luis Videgaray, mensaje de dureza con John Kelly y Rex Tillerson

RESPUESTAS A TRUMP

Mauricio Macri y Mariano Rajoy, una alianza política ante la inestabilidad

VILLARREAL TAMBIÉN CAE

El Athletic de Valverde dice adiós a la Europa League en Chipre

Publicidad
Lo más compartido


MOMENTOS ESTELARES

Pensamiento Scout, Hipólito Mejía, Drew Barrymore y James Blunt 



4,7 MILLONES

Got Talent con máximo, barre la Champions y arranca Proyecto bullying

Síguenos Síguenos en tu Smartphone Síguenos en Twitter Síguenos en Facebook
Blogs on fire
MOMENTOS ESTELARES

Fernando Tejero, Pablo Milanés, Enrique Rojas, Steve Jobs, y "te extraño"

CONTRA EL FRÍO

Alubias pintas con arroz para los amantes de platos de cuchara

SIN HOJALDRE

Delicioso pero sencillo pastel de pollo con cebolla, queso y huevos

HH Visual Las imágenes más vistas Lo más leído Los últimos blogs
Archivo general
FEBRERO 2017
¿Y si llegan las vacas flacas a República Dominicana?
De la operación Java Lato al gigantesco escándalo de corrupción de Odebrecht
La clase obrera: ¿estúpida o masoquista?, el triunfo de Donald Trump
Legisladores dominicanos, la perversa violación de las mujeres
ENERO 2017
Vencer la ola de indignación antes de que sea incontrolable
Caso Odebrecht, sacudida sin precedentes en República Dominicana
¿Ley de Partidos? Comiencen por la electoral, es mejor algo que nada
Corrupción gubernamental, crimen organizado y delincuencia callejera
...ver posts de otros meses
 
Publicidad
Faq/Enlaces Mapa web El Tiempo en el Mundo El Tiempo en España El Tiempo en República Dominicana El Tiempo en EE.UU. Callejero Internacional El tráfico en España Traductor Diccionario
Publicidad
© 2017 Media, Marketing & Web S.L. Publicación controlada por Google Analytics Publicidad  |  Aviso Legal  |  Política de privacidad  |  Política de cookies