Este website utiliza cookies propias y de terceros. Alguna de estas cookies sirven para realizar analíticas de visitas, otras para gestionar la publicidad y otras son necesarias para el correcto funcionamiento del sitio. Si continúa navegando o pulsa en aceptar, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies?
Síguenos
Domingo, 26 de febrero de 2017. Madrid: 01:58 h
hechosdehoy.com

Síguenos:  Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter RSS

  Buscar
Suscríbete gratis
Especiales Tecnología  Redes   |   Tecnología personal   Especiales Ocio y Cultura  Viajes   |   Videojuegos   |   Madrid-Toledo-Barcelona + AVE
Especiales Salud  Innovación farmacéutica   |   Investigación médica   |   Psicología   |   Los retos del Alzheimer
Especiales Enfoques  Empresas y negocios   |   Golf   |   Recetas   |   Relatos
  Comunidad de blogueros
El pueblo dominicano se ha acostumbrado a aceptar lo mal hecho
¿Educación o simplemente alfabetización? (Foto: PGD)

El pueblo dominicano se ha acostumbrado a aceptar lo mal hecho

Si los jóvenes aprenden que para mejorar su situación económica hay que robar, vender droga, pertenecer a una pandilla, y ser cómplices de la Policía mafiosa, es muy difícil incentivar y mejorar la educación.

PISA, PISAN Y PISAN
 / Actualizado 28 diciembre 2016 Ampliar el textoReducir el textoImprimir este artículoCorregir este artículoEnviar a un amigo
 Relacionado con:
Este país vive de pisa en pisa. En las últimas semanas fue la prueba PISA. ¡Alarma nacional! ¡Último lugar! Ciencia, matemáticas, lectura.

¿Y cuándo han sido esas materias importantes en este país? ¿Cuántos centros de investigación científica hay? ¿Cuántas horas de clases se imparten en las escuelas? ¿Cuántas en la primada UASD? ¿Y el negocio de muchas universidades privadas? Títulos y títulos para llenar protocolos.

La República Dominicana se puede quemar en todas las pruebas PISA y no pasará nada. Siempre se dirá que estamos comenzando, que hace poco se invierte el 4%, que los resultados de PISA son una base para mejorar, que ahora se invertirá en la formación de maestros, que pronto se verá el buen resultado.

Estimados lectores, la verdad es que no vislumbro los cambios. ¡Ya sé, me dirán, ¿a qué tanto pesimismo? El país marcha bien, la economía crece, el gobierno es estable, vienen más de cinco millones de turistas al año, llegan remesas y muchos dominicanos de afuera. Todo es algarabía: merengue, puerco asado, mucho ron y cerveza. Coja usted todo lo dao: fundas, cajas. Este es el paraíso; y en Navidad ni hablar.

¿Cuál es entonces el grave problema?

Que por mucho tiempo, por demasiado tiempo, el pueblo dominicano se ha acostumbrado a aceptar lo mal hecho. Se queja, es verdad. Pero la queja no lleva a la acción, no lleva a la corrección, no lleva a la transformación. Es una queja hueca, una queja de lamento, una queja que pronto se convierte en risa de incredulidad o en cinismo.

Para que la educación funcione, para que los estudiantes no abandonen la escuela y aprendan, se necesita mucho más que el 4% del PIB, mucho más que nuevas escuelas, mucho más que diplomados y maestrías para maestros.

Para que la educación mejore se necesita, primero y sobre todo, honestidad. La deshonestidad es lo opuesto a la buena educación.

Si los jóvenes del barrio aprenden temprano que para mejorar su situación económica hay que robar, vender droga, pertenecer a una pandilla, y ser cómplices de la Policía mafiosa, es muy difícil incentivar y mejorar la educación.

Para contar dinero mal ganado no hay que ir a la escuela. Para montarse en un motor y asaltar un transeúnte no hay que ir a la escuela. Para ser motoconchista o cuidador de carro en la calle no hay que ir a la escuela. Para ser guachimán no hay que ir a la escuela. Para arreglar camas en hoteles no hay que ir a la escuela. Para trabajar en la agricultura no hay que ir a la escuela. Para ser frutero no hay que ir a la escuela. Para el trabajo doméstico no hay que ir a la escuela. Y en esos sectores trabajan muchos dominicanos. Para esos trabajos basta el plan de alfabetización.

Para incentivar la población a elevar sus conocimientos y su condición humana a través de la educación, los primeros responsables en dar ejemplo de honestidad son los políticos. Ellos guían la nación.

¡Pero no! Ellos están muy ocupados en lo contrario. Pisan y pisan. Viven en un ajetreo brutal por apropiarse de los recursos del pueblo.

Y son tan desalmados esos del Congreso, que después de votar irresponsablemente a favor de muchos préstamos y ventas de tierras, también votaron para prohibir que una mujer en riesgo de muerte o sexualmente abusada pueda interrumpir un embarazo.

Para seguir haciendo esas barbaridades, los políticos dominicanos necesitan muchos analfabetos, totales o funcionales. Por eso este país sale mal en las pruebas PISA.

Compartir en Facebook Compartir en Twitter Compartir en Google Compartir en Yahoo Compartir en Google Reader

Volver arribaVolver arriba


 Comentarios

Recuerde que las sugerencias pueden ser importantes para otros lectores.
Comentar
Comentario
Título (obligatorio)
Nombre (obligatorio)
E-mail (obligatorio)
Por favor rellene el siguiente campo con las letras y números que aparecen en la imagen inferior
     
Acepto la cláusula de privacidad
Normas de uso:

Esta es la opinión de los internautas, no de HechosdeHoy.com

No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes (tanto españolas como internacionales) o que sean injuriantes.

Reservado el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tono y de tema.
Noticias relacionadas:

Danilo Medina observa el Código Penal por la penalización total del aborto

Donald Trump, el debate del giro xenófobo del Partido Republicano

El inmenso poder de la derecha en República Dominicana

Qué será de Cuba tras la muerte de Fidel sigue siendo una incógnita

Publicidad
Publicidad
Rosario Espinal
Ventanas en el espacio
MÁS DINERO

¿Y si llegan las vacas flacas a República Dominicana?

CONFESIONES DEL FIN DEL MUNDO

De la operación Java Lato al gigantesco escándalo de corrupción de Odebrecht

Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Lo más Leído
LA FIEBRE DE LOS OSCAR

Trump moviliza a Melania y The New York Times responde a la Casa Blanca

LLAMADA A LA UNIDAD

Tom Pérez, hijo de inmigrantes dominicanos, al frente del Partido Demócrata

RESPUESTAS A TRUMP

Mauricio Macri y Mariano Rajoy, una alianza política ante la inestabilidad

Publicidad
Lo más compartido


MOMENTOS ESTELARES

Fernando Tejero, Pablo Milanés, Enrique Rojas, Steve Jobs, y "te extraño"



FUERTES DIFERENCIAS

Luis Videgaray, mensaje de dureza con John Kelly y Rex Tillerson

Síguenos Síguenos en tu Smartphone Síguenos en Twitter Síguenos en Facebook
Blogs on fire
LA MÁS SOLIDARIA

Por qué Rihanna es la mejor artista de todos los tiempos

REENCUADRES Y FRAGMENTOS

ARCO: Una crónica con humor y 25 disparos al arte

RIQUÍSIMO POSTRE

Fresón marinado en licor de naranja y gratinado después al horno

HH Visual Las imágenes más vistas Lo más leído Los últimos blogs
Archivo general
FEBRERO 2017
¿Y si llegan las vacas flacas a República Dominicana?
De la operación Java Lato al gigantesco escándalo de corrupción de Odebrecht
La clase obrera: ¿estúpida o masoquista?, el triunfo de Donald Trump
Legisladores dominicanos, la perversa violación de las mujeres
ENERO 2017
Vencer la ola de indignación antes de que sea incontrolable
Caso Odebrecht, sacudida sin precedentes en República Dominicana
¿Ley de Partidos? Comiencen por la electoral, es mejor algo que nada
Corrupción gubernamental, crimen organizado y delincuencia callejera
...ver posts de otros meses
 
Publicidad
Faq/Enlaces Mapa web El Tiempo en el Mundo El Tiempo en España El Tiempo en República Dominicana El Tiempo en EE.UU. Callejero Internacional El tráfico en España Traductor Diccionario
Publicidad
© 2017 Media, Marketing & Web S.L. Publicación controlada por Google Analytics Publicidad  |  Aviso Legal  |  Política de privacidad  |  Política de cookies