Este website utiliza cookies propias y de terceros. Alguna de estas cookies sirven para realizar analíticas de visitas, otras para gestionar la publicidad y otras son necesarias para el correcto funcionamiento del sitio. Si continúa navegando o pulsa en aceptar, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies?
Síguenos
Jueves, 8 de diciembre de 2016. Madrid: 17:03 h
hechosdehoy.com

Síguenos:  Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter RSS

  Buscar
Suscríbete gratis
Especiales Tecnología  Redes   |   Tecnología personal   Especiales Ocio y Cultura  Viajes   |   Videojuegos   |   Madrid-Toledo-Barcelona + AVE
Especiales Salud  Innovación farmacéutica   |   Investigación médica   |   Psicología   |   Los retos del Alzheimer
Especiales Enfoques  Empresas y negocios   |   Golf   |   Recetas   |   Relatos
  Comunidad de blogueros

El 40% de los pacientes psiquiátricos fue víctima de un "matón" en el colegio

Intentos de suicidio, estados de ansiedad, cuadros depresivos, aislamiento, síntomas neuróticos y sentimiento de desprotección son consecuencias del repulsivo bullying.

TRISTEMENTE DE MODA
 / Actualizado 26 mayo 2012 Ampliar el textoReducir el textoImprimir este artículoCorregir este artículoEnviar a un amigo
Resulta complicado entender esa necesidad imperiosa de agredir o destruir al otro. Cierto es que existen muchas razones por las que un niño, un adolescente o un grupo ataca de tal manera a otra persona. Popularidad, capacidad de dominio, sensación de ser fuertes y superiores, disminuir tensiones o esconder frustraciones personales son algunas de las causas que hacen de alguien un agresor.

El bullying se enmarca dentro de cualquier forma o comportamiento de maltrato psicológico, verbal o físico, normalmente en el ámbito escolar, donde de manera reiterada y continua se arremete contra un compañero.

Los agresores muestran autosuficiencia y seguridad, pero detrás de sus actitudes y acciones se esconde un bajo nivel de autoestima. A su vez, la víctima suele mostrarse insegura, débil, ansiosa y, al igual que el agresor, ambos poseen una baja autoestima. En general, el silencio, la indiferencia o incluso la complicidad del resto de compañeros destacan por encima de la ayuda que se le podría otorgar a la víctima.

Existen casos en los que esa agresividad se expresa en aquello que los propios agresores rechazan de sí mismos. No soportan su propia debilidad y al observarla en el otro, la atacan. Su frustración vital es descargada también contra el compañero. Destacan por su temperamento agresivo e impulsivo, su gran falta de empatía y una baja tolerancia a la frustración.

Las agresiones físicas suelen venir de la mano de los chicos mientras que el maltrato psicológico más sutil y delicado es propiciado por las chicas.

Mediante el ataque, el agresor consigue la intimidación de su víctima, y en su mano adquiere el control que necesita sentir en su vida. Por su parte, la persona receptora de los ataques acaba quedando expuesta física y emocionalmente a las perrerías del matón de turno o del grupo asaltante. Cada agresión suma secuelas psicológicas que van afectando inevitablemente a la víctima. La ansiedad y la angustia ante el hecho de volver al lugar donde se produce el acoso acaba siendo el pan de cada día de estos jóvenes.

Compartir en Facebook Compartir en Twitter Compartir en Google Compartir en Yahoo Compartir en Google Reader

Volver arribaVolver arriba


 Comentarios

Recuerde que las sugerencias pueden ser importantes para otros lectores.
Comentar
Comentario
Título (obligatorio)
Nombre (obligatorio)
E-mail (obligatorio)
Por favor rellene el siguiente campo con las letras y números que aparecen en la imagen inferior
     
Acepto la cláusula de privacidad
Normas de uso:

Esta es la opinión de los internautas, no de HechosdeHoy.com

No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes (tanto españolas como internacionales) o que sean injuriantes.

Reservado el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tono y de tema.
El bullying se enmarca dentro de cualquier forma o comportamiento de maltrato psicológico, verbal o físico. (Foto: salsus)
Pistas en la red:

Más blogs de Ángeles Álvarez

Publicidad
Publicidad
Ángeles Álvarez
Psicología y letras
CONDUCTAS LLAMATIVAS

Acoso escolar. La característica del siglo XXI es la indiferencia ante el dolor

EMOCIONES AUTÉNTICAS

Ansiedad, tristeza, alegría, miedo, pasión: ¿vivirlas o silenciarlas?

Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Lo más Leído
CHAMPIONS GRUPO F

Reus impide el liderato de un Real Madrid de récord ante el Dortmund

GRAN ATRACTIVO

La sorpresa del OnePlus 5 que calienta motores ante el Samsung Galaxy Note 7

ÉXITO DE LA LIGA

Con gigantesco Nzonzi, un Sevilla indestructible frenó al Olympique de Lyon

Publicidad
Lo más compartido


MOMENTOS ESTELARES

Día de la Constitución, Alberto Contador, Alicia Machado y Dulce María



LA SUCESIÓN DE ROSBERG

Fernando Alonso, lealtad a McLaren pese al interés de Mercedes

Síguenos Síguenos en tu Smartphone Síguenos en Twitter Síguenos en Facebook
Blogs on fire
DE RECHUPETE

Deliciosa crema de mandarinas para endulzarte cualquier fiesta

TOQUES BÉLICOS

Mel Gibson en el papel de Desmond Doss, el héroe objetor de conciencia

MOMENTOS ESTELARES

Ian Somerhalder, Kim Bassinger, José María Carrascal e Inmaculada

HH Visual Las imágenes más vistas Lo más leído Los últimos blogs
Archivo general
NOVIEMBRE 2016
Acoso escolar. La característica del siglo XXI es la indiferencia ante el dolor
...ver posts de otros meses
 
Publicidad
Faq/Enlaces Mapa web El Tiempo en el Mundo El Tiempo en España El Tiempo en República Dominicana El Tiempo en EE.UU. Callejero Internacional El tráfico en España Traductor Diccionario
Publicidad
© 2016 Media, Marketing & Web S.L. Publicación controlada por Google Analytics Publicidad  |  Aviso Legal  |  Política de privacidad